Avisar de contenido inadecuado

Esa muñeca a la que diste cuerda

{
}

Esa muñeca a la que diste cuerda

 

Cuánto cariño le tengo a estos poemas. Son muy antiguos, antiquísimos, pero ¡cuánto sentimiento! y ¡qué recuerdos!

Foto Juan Frechina

Para volver a nacer, giras del revés.Del revés las historias se quedan en ayunas, lo soñado se deshoja y las deja desnudas.


Existes, fuiste, serás
Conjugación perfecta
Diabólicamente enredada
en tu nombre.
Razones para olvidarte:
La tristeza del tiempo apagada,
Las arañas que se desnudan en mi mirada.
¿Desvelas el secreto?
-¡No!-chilla el viento
y se corta tu mirada.
Me parecían que tus ojos invisibles
gritaban así.
Me sugerían un beso largo,
eterno,en el mar del cielo.
Abierto de repente mi corazón
ha hervido los recuerdos
se ha helado
y ha gritado: jamás.
Y tu mirada diabólicamente pintada
es un sueño
que abraza despacito,
apenas siento
Cómo pintas tú, que soy yo
que he querido ser tú:
Existes, fuiste, serás.

 


Amor ¿eres tú?
Quizás...
Murmullo de pasos...Tensión...
Deseo...
La puerta movida por el viento.
Las llagas del pasado
hiriendo mi tiempo.
Recuerdo perdida
tus labios rojos.
Y atada a mi deseo
siento frío.
El viento chilla
y ya no te oigo.
Fueron mis labios rojos
los que pintó el espejo
y tú no estás.
Sólo el maldito silencio
me quiere amar.
Y yo soy pura nada.
Sólo quedó el sueño
Y el espejo aguanta
la soledad.
Y ya no sé
cómo saltar
esta ficticia
cadena de días
y noches,
noches
y días
I
N
A
C
C
E
S
I
B
L
E
S

 

Si vinieras ahora lloraría en el cuenco de tus ojos.

Tiraría tu amor.
¿Recuerdas cómo tirabas tu de mi manía de asirme a ti
emborrachada de lágrimas?
Dirías: ¡Sí! ¡Ojos hirviendo de amor!
Ojos hirviendo de dolor ¿ Recuerdas?
Voy a coger todos mis sueños tristes.
(Esos que pintaste tú en mi vida)
Te rociaré de besos- Dices
Ya no podemos. Devuélveme todas las
lágrimas. Son tan tuyas ahora..
Una dos tres,
Cien, doscientas, mil,
Cien mil.

 


¿Por qué callas? Si sueñas, si sonríes
si codicias mis besos y me amas.
¿Por qué callas?
Yo ya sé que tus ojos se dilatan,
anhelan palparme el alma;
tus besos vacilan, se detienen
a mi llegada.
Yo he visto la arruga de tu corazón.
Cómo se esponja...
Tus ojos hondos, hondos
se precipitan
en mi mirada.
Te detienes...
Brincas de alegría. Dudas...
Piensas en mí. Sospechas...
Y yo golpeo tus ojos, confusa
triste
airada al fin.
Si tú me miras....
Si tú me quieres....
Si tú me extrañas...
Di ¿por qué te callas?

 


Estoy corriendo hacia ti desesperadamente

Estoy corriendo hacia ti desesperadamente.
Luchando por olvidarme de él, por romperle los ojos.
Luchando por friccionar el adiós, por volverme a ti: nuevo.
Luchando por desgastar los dementes recuerdos. Mil espumas
de sueños  locos. Tu alma nívea ahoga mi inocencia.
Jamás veleta del vértigo.
Jamás si llegas tu a mi.
Tu si vienes retornarás esa manía
de ser de hiedra,
el bosque que pueble mi alma de hojas.

Te siento
en el más pequeño rincón
de mi persona
Tímido y decidido
a recoger pedacitos de mi.
Eres como esa sombra pálida
que se asusta de mi soledad.
Parece que temes
mi silencio bronco
que te muerte los labios.
Pero tienes ternura
Pero tienes belleza limpia

Y aunque te siento
en el más pequeño rincón
te siento seguro.

{
}
{
}

Deja tu comentario Esa muñeca a la que diste cuerda

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.