Avisar de contenido inadecuado

El universo

{
}

Si no estudias, te lo pierdes: El universo.


 TAGS:undefined

El universo nació hace unos 15.000 millones de años. Según los modelos físicos, surgió a partir de un volumen minúsculo de altísima densidad que estalló en una explosión primigenia (big bang) de inmensas proporciones. Como producto de aquella explosión se formaron la energía y la materia, el espacio y el tiempo. Apenas unos instantes después del big bang se habían constituido ya las primeras partículas elementales, que al combinarse unas con otras dieron lugar a los átomos de hidrógeno, helio y demás elementos que conforman las galaxias, las estrellas, los planetas y los restantes objetos actualmente observables en el cosmos.


El modelo del big bang explica la expansión del universo como si se tratara de la superficie de un globo hinchándose; con el paso del tiempo, todos los puntos de dicha superficie se alejan indefectiblemente unos de otros:


a) Hace 15. 000 millones de años se produjo el denominado big bang, explosión primigenia, con una temperatura y una densidad extraordinariamente elevada.


b) Fracciones de segundo después de la explosión comienzan a separarse las primeras partículas elementales. A partir del plomo ionizado, en el que materia y radiación son indistinguibles, se producen las primeras reacciones nucleares que dan lugar a la constitución de la materia.


c) 1.000 millones de años después del big-bang comienza la aglutinación de la materia cósmica.


d) Entre 2.000 y 3.000 millones de años después del bing bang se forman los quásares, masas intergalácticas de gran densidad, precursoras de las galaxias.


e) 3. 000 millones años después del big bang se condensan las primeras galaxias.


f) Formación de la Vía Láctea, 5.000 millones de años después del big bang.


g) Formación del Sol 10.000 millones de años después del big bang.


h) Aparición de las primeras formas de vida en la Tierra 12.000 millones de años después del big bang.


i) De hace 245 a 66 millones de años se extiende la Era de los dinosaurios, en el Mesozoico.


j) Hace dos millones de años aparece el Homo sapiens.


Las estrellas, como el sol, se agrupan en galaxias de distintos tipos y estructuras. Según su estructura las galaxias se agrupan en cuatro categorías: elípticas, con un núcleo de estrellas de mayor antigüedad atravesado por un disco de astros más jóvenes, polvo y gases; espirales, con un núcleo central del que parten brazos en espiral; espirales barradas, con una barra de estrellas casi rectangular en su parte central; e irregulares, que pueden adoptar en sus diferentes partes formas parciales de algunas de las tres anteriores o carecer por completo de formas estructuradas. Ejemplos: Galaxia espiral NGC 300 del grupo Escultor situada a unos 10.000 millones de años luz de la tierra; Galaxia espiral barrada NGN 1365, a unos 50 millones de años luz; galaxia elíptica M104, llamada del <> a unos 44 millones de años luz.


El Sistema Solar se encuentra dentro de una galaxia espiral conocida como Vía Láctea. Esta galaxia posee un diámetro de unos 100.000 años luz; y el Sol, una de sus miles de millones de estrellas, está situada en uno de los brazos espirales.


Las galaxias del universo tienden a reunirse en grupos muy numerosos ligados por efectos gravitacionales. 200 galaxias situado a unos 5.000 millones de años luz de la Tierra.


Las estrellas que vemos en el firmamento pertenecen a distintas clases. Las más jóvenes son azules y calientes, y las más antiguas aumentan enormemente de tamaño hasta convertirse en gigantes rojas. La mayoría de las estrellas atraviesan por esta evolución desde que nacen, por contracción de la materia interestelar, hasta que mueren para convertirse en una enana blanca o en un agujero negro. El Sol es una estrella amarilla situada en una fase media de su evolución. Existen diversas constelaciones de estrellas que pueden contemplarse tanto desde el hemisferio boreal hasta el austral. Las constelaciones del Zodíaco señalan la trayectoria del sol sobre la bóveda celeste en las distintas épocas del año. Fueron identificadas y nombradas por los astrónomos antiguos que les asignaron nombres y atributos de animales y seres mitológicos.


El cielo boreal es el cielo visible desde el hemisferio norte. Recordemos que los mapas celestes muestran en una superficie plana lo que se puede observar en el cielo y que dependerá de la latitud en que nos hallemos, del mes y de la hora de observación.
El referente del cielo boreal, y centro de su mapa celeste, es la Estrella Polar o Polaris. Se corresponde aproximadamente con el norte geográfico, aunque no será siempre así, pues tanto el eje terrestre como las estrellas se mueven. En 2.012 alcanzará su mínima distancia con el polo norte celeste; después, volverá a alejarse. Polaris pertenece a la constelación de la Osa Menor. Es fácil de situar trazando una línea recta imaginaria desde las dos estrellas más brillantes del Carro (Merak y Dubhe), dentro de la constelación de la Osa Mayor.

Las estrellas más cercanas al centro del mapa se llaman circumpolares, y pueden verse durante todo el año, pero sólo en un hemisferio. Las zonas situadas en los bordes del mapa corresponden al ecuador y sólo se ven en determinados meses. Estas pueden observarse desde ambos hemisferios, pero parecerán estar boca arriba en el cielo boreal y boca abajo en el cielo austral. Otras constelaciones típicas del cielo boreal son Casiopea (con su característica forma de "W"), Leo Menor, Dragón, Cefeo, Jirafa y Triángulo.


El cielo austral, por su parte, no tiene ninguna estrella brillante que coincida con el polo sur celeste. Para situarlo, recurrimos a estrellas indicadoras. La Cruz del Sur apunta siempre al sur celeste. Trazamos una línea recta imaginaria desde la Cruz, y otra desde la unión entre Alfa y Beta Centauri. El punto donde ambas rectas se cruzan es el polo sur celeste.

La Cruz del Sur es la constelación más célebre del hemisferio sur. Junto con Carina y la Falsa Cruz, forma las tres cruces que caracterizan el cielo austral. Es la cruz más pequeña y la más brillante. Se eleva en el horizonte desde finales del invierno. A un costado, una zona oscura resalta aún más su brillo. Es la Nebulosa oscura Saco de Carbón, que oculta las estrellas que hay detrás.
Dos manchas de luz en el cielo son la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes. Son dos galaxias satélite de la Vía Láctea, atraídas y deformadas por su gravedad. La Gran Nube de Magallanes es la galaxia más cercana a la nuestra. En ella, la Nebulosa de La Tarántula puede observarse a simple vista. En la Pequeña Nube, el cúmulo globular de Tucanae es uno de los objetos más alejados que podemos ver a simple vista.
Proxima Centauri, la estrella más próxima al Sol, también pertenece al cielo austral. Se halla a 4,22 años luz, pero sólo es visible con telescopio.

{
}
{
}

Deja tu comentario El universo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.