Avisar de contenido inadecuado

El sustantivo

{
}

El sustantivo

 

El sustantivo o nombre es la   palabra que se refiere a: seres vivos   (niña, Manolo, caballo), objetos (tijeras,   casa, cuchillo), nombres de ideas o   sentimientos (sensatez, alegría, simpatía, belleza).

 

Los nombres se clasifican de esta   manera:

-En primer lugar pueden ser comunes o propios. Los comunes   agrupan a seres y objetos con las mismas características (niño, río, árbol); los propios sirven   para diferenciarlos de otros que pertenezcan a su misma especie: Carlos, Ebro, Valencia. Diferenciamos   los nombres propios de persona (antropónimos), como Ana, Rubén de los nombres de lugares, topónimos:   Valencia, Murcia, Duero, Venecia.

 

Dentro de los nombres comunes diferenciamos: los concretos, es decir, aquellos que pueden ser   percibidos por los sentidos (lámpara,   libro, bolígrafo, balón), de los   abstractos: sinceridad, felicidad, fuerza, dulzura. Además, los   nombres comunes pueden ser contables   (bolígrafo, libro, carpeta) o no contables (azúcar, pan, petróleo). Finalmente los   nombres contables pueden ser individuales   (se refieren a un solo objeto) o colectivos     si hacen referencia a un conjunto: enjambre, arboleda, cordillera.

 

Los nombres son palabras variables,   tienen género  (masculino y femenino) y   número (singular o plural).

Para formar el femenino cambiamos o/e   por a: amigo, a; jefe, a; vendedor, a.   También pueden cambiar toda la   terminación: actor, actriz,   príncipe, princesa, emperador, emperatriz. En otras ocasiones es el artículo el que cambia la   diferencia de género (el pianista, la   pianista).  Finalmente, en algunas   ocasiones, se trata de palabras   diferentes: caballo, yegua, toro,   vaca.

 

Recuerda que algunos sustantivos   que comienzan por a átona son acompañados por el artículo masculino en   singular; en cambio, en plural, aparecen con el artículo femenino: , el aula,   las aulas,el arma, las armas.

 

En cuanto al número, lo habitual es añadir una s, si el sustantivo acaba en vocal átona: beso, besos. En cambio, se añade –es si acaba en consonante o í, ú: color, colores, rubí, rubíes. En otras ocasiones es el artículo   el que marca el número del sustantivo: el   martes, los martes.

 

 

Canción   Verbo de Nash.

             
   

 

   
   

Al     principio fue la palabra
    esa energía que guía tu voz si hablas
    igual que un arma que se activa entre tus labios
    alejándote del lodo y de ese ahogo solitario.
    Somos puzles incompletos
    esqueletos vagando histéricos
    mientras nuestro silencio se expande y hiere
    así el aspecto muere triste y famélico…     
    Dirán que puedes ser tú mismo sin fijarte en otros seres
    y ser viento entre desiertos de cemento..
    tú dices, tú haces, tú creces, tú sientes porque eres.....verbo.
    ¨La prueba de que existes con un grito eterno
    la voz que nace y te hace atravesar el tiempo
    la esencia que te diferencia y te hace brillar
    el arma que une metas y recuerdos, verbo
    demasiado cielo para tan pocas alas ….
    no mas silencio si nos queman
    no mas ojos hacia el suelo que envenenan
    no mas penas de aguas negras en tu venas que ciegan cada mañana
    tú hablas, tú buscas,  tú amas, tú     ganas, porque tú te llamas.....verbo.
    (…) gírate y mira tantos se ahogan y no respiran
    oscilan en precipicios de edificios y ven
    que la inercia y el vicio les dejo tan lejos del Edén
    (…) y recuerda que cada emoción muere cuando se esconde.
    tu luchas, tu vuelas, tu sabes, tu puedes
    tu nombre es la prueba de que existes con un grito eterno
    Tú tienes el más grande poder que nos fue dado
    la palabra que libera afectos encadenados.

   
{
}
{
}

Deja tu comentario El sustantivo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.