Avisar de contenido inadecuado

El Golden Gate

{
}

El Golden Gate entra en coma. Miles de criaturas recorren cada día ese imán gigante, mientras las tentaciones extienden sus tentáculos. Gritan a la montaña “Ábrete, sésamo”, a la espera de poder devolver las monedas que cogieron a modo de garantía. Pero ahora que las calabazas se han convertido en carrozas, descubren que el chip de sus memorias se ha tragado el tiempo y que el tránsfugo corazón no puede reconstruir  las ilusiones que abandonaron en la basura.

{
}
{
}

Deja tu comentario El Golden Gate

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.