Avisar de contenido inadecuado

Dos breves relatos publicados en la nueva edición de Narrativas: Enero-Marzo (2015)

{
}

Nueva publicación en  la revista Narrativas y mi sincero agradecimiento a Carlos Manzano y al equipo de redacción de Narrativas. 

 

Pese a que Baba Yaga

 TAGS:undefined
Pese a que Baba Yaga te ha prohibido que tañas la campana, tú no te has achicado. Eres una cautiva, pero no te importa hostigar a otros moribundos e invitarlos a huir hacia el pantano, antes que den a luz y el numen de sus historias sea devorado. Tu misma has invocado a Fuerza, le has pedido el valor suficiente para transformarte en una valiente amazona y ya no hay vuelta atrás. Lideras la resistencia, aunque no seas la hechicera de la que hablan los dioses. Eso da igual. Has logrado convencerlos para que se desprendan de su existencia pasada, para que se coloquen las máscaras, de modo que nadie pueda reconocerlos mientras huyen de una Nada que muerde el polvo por el que avanzan y va pisándoles los talones.


La Baba Yaga dirige cada uno de los pasos de Nada, ella es quien le muestra a través de sus ojos a dónde nos dirigimos, el látigo de sus palabras restalla y ella sigue avanzando, tiene que alcanzarnos y darnos caza. Debemos transformarnos antes de que el Carro de la mañana delate nuestra posición. Sé que no somos caníbales, pero es la única salida que nos queda: tenemos que desprendernos de lo que hemos sido, antes de llegar al pantano.

 

 Conozco a los tuyos, poderoso espíritu de las aguas.

Conozco a los tuyos, poderoso espíritu de las aguas. Sé que ese peine de  plata que utilizas para desenredar tus cabellos es un arma voraz, un talismán que puede debilitar el músculo de mi conciencia, convertirlo en una gallina clueca. No es necesario que escondas tus pezuñas, estoy aquí porque respeto el arcano, porque quiero que me invites a un pedazo de tarta. Levitad contigo, será todo un honor, será cómo llegar a un Planeta Prohibido y descubrir el agua, los elementos a través de sensores. Invítame a ese sol oscuro, traspasaré la barrera del sonido y te prometo que no desearé volver, que escucharé tu canto, sin taparme los oídos.  No soy como los otros, mi ego no es excepcional, ni poseo conocimientos u leyes que otros no hayan descubierto con anterioridad;  pero aunque sea un pobre inepto, juro que te seré fiel.

Sé que el tiempo es relativo y puesto que lo sé, imagino que no me asistirá un temblor negro ni titubearé cuando me abras la puerta.  El mundo ya no tiene sentido para mí; sólo soy un espectador de mi propio show, un Truman al que le han fragmentado la personalidad, para que no reconozca que su vida es sólo una comedia bufa. Cuando lo descubrí, pensé en la muerte, pensé en enfurecerme con todos aquellos que me habían mentido. Pero ahora sé que eso es una solemne tontería y que sería un incauto si actuase así. Prefiero que corroas mis carnes, que me transformes en un golem sumiso, que  no siente la punzada de la conciencia. Prefiero el encantamiento perpetuo. No debe ser tan difícil tragarse un corazón que uno no siente suyo y esperar esa regeneración que prometes.

  El afuera se hace añicos ya. Espera –grita ese músculo enardecido- ¿estás seguro? Todo ese sufrimiento que has vivido con cuentagotas no puede compararse a vivir en un encantamiento perpetúo. Enmudeces, antes de quitarte el sombrero y besarle los pies; antes de beberte a traición hasta la última gota de su sangre, antes de que tu alma  sea trepanada.


Mari Carmen Moreno Mozo.
De: Eva al desnudo, inédito. 

http://www.revistanarrativas.com/

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Dos breves relatos publicados en la nueva edición de Narrativas: Enero-Marzo (2015)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.