Avisar de contenido inadecuado

Desv(h)elada. Libro de poemas de Celia Maicas Rubert

{
}

Hoy tan solo me llenas tú
con palabras sencillas
aquellas que me susurras.


Celia Maicas Rubert


Por fin he tenido un huequecito para el leer el libro de poemas Desvel(h)ada de Celia Maicas Rubert. Lo más importante, lo que más me ha sorprendido es la afinidad de almas o, lo que es lo mismo, el haberme sentido reflejada en los poemas. No son unos poemas altisonantes, cargados de palabras difíciles o que requieran un esfuerzo sobrehumano de lectura. No. Esa es una opción poética, tan válida como cualquier otra, una opción que, en ocasiones, produce grandes versos. Sin embargo, creo que la poesía auténtica, aquella que es capaz de emocionarnos o provocarnos sensaciones y ese lazo de hermandad común con el poeta, es la poesía que más nos llena, la que es capaz de acercarnos al corazón de quien la ha escrito y desde luego Celia posee ese carisma, una aureola difícil de explicar con palabras. Es como si abriese una puerta intergaláctica o crease un puente, una unión íntima con el lector y en esa unión, en esa afinidad que trasmiten sus poemas reside su fuerza. Un lenguaje cargado con palabras de todos los días, palabras capaces de experimentar una metamorfosis, esa mágica metamorfosis que producen las imágenes, intensas –“amo hasta la locura más rabiosa”, clarividentes –“aunque no me gusten los números siempre nos sale el mismo pues tú y yo somos dos”-, imperecederas –“sin que puedas saber jamás que la bella mariposa es mi amor”-.


La autora realiza una radiografía de sí misma y se “desvela”, se quita los velos (el miedo, la desazón, la duda) y nos roza con sus emociones, unas emociones que implican la propulsión poética: el amor por antonomasia en sus más diversas facetas, la propia vida –esa piedra en el camino-, el solaz de una casa, la madre, las dudas, el propio lenguaje poético… La relectura de los sentimientos, vistos desde diversas perspectivas, nos acercan a unos versos que hasta cuando callan o susurran, emocionan. Y lo hacen precisamente por el ferviente amor a la palabra, por la vitalidad que infieren a sus actos, por el color de las imágenes. En esa máscara desvelada, transparente y lúcida que nos es entregada casi en silencio y sin aspavientos, es donde reside la verdadera poesía, la poesía que desgranan estos versos que nos llegan al alma: “Hoy te regalo mi mundo de sueños secretos/aquellos que nadie dice,/ todo lo que callas/ siempre aquí encontrarás/ en mi paraíso diferente”.
Mari Carmen Moreno

{
}
{
}

Deja tu comentario Desv(h)elada. Libro de poemas de Celia Maicas Rubert

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.