Avisar de contenido inadecuado

Descartes. Comentarios filosóficos solucionados para selectivo.

{
}

A continuación, reflexionando sobre que yo dudaría y que, en consecuencia, mi ser no era omniperfecto, pues claramente comprendía que era una perfección mayor el conocer que el dudar, comencé a indagar de dónde había aprendido a pensar en alguna cosa más perfecta de lo que yo era; conocí con evidencia que debía ser en virtud de alguna naturaleza que realmente fuese más perfecta.

Descartes, R.: Discurso del método.

Este texto es un fragmento del Discurso del método, donde Descartes plantea algunas de las cuestiones más importantes de su método filosófico: la aplicación de la duda, como instrumento metodológico de su sistema y la necesidad de un ser más perfecto que el ser humano, o sea, la existencia de Dios. El autor propone en el texto algunos de los argumentos que le llevan a probar la existencia de Dios a partir del argumento de la perfección y con ello nos muestra una de las ideas fundamentales de su pensamiento.

Los argumentos que constituyen el hilo organizativo del texto se ordenan del siguiente modo:

-Cuando se reflexiona sobre la duda, se advierte que conocer es una actividad intelectual más perfecta y superior que la propia duda metódica.

Reconoce que puede distinguirse la existencia de una perfección, pese a la imperfección del ser humano, cuya naturaleza es imperfecta.

Sin embargo, la posibilidad de pensar en una perfección que supera mi propia imperfección no puede venir de mi mismo, porque yo soy imperfecto, sino de un ser que sea más perfecto que yo.

A partir de esta reflexión sobre la duda y aún admitiendo que el conocimiento positivo (y no meramente el conocimiento negativo y dubitativo, que se mueve en la cuerda floja de la inseguridad) posee una mayor perfección que la duda. El autor aporta un nuevo nivel reflexivo: la posibilidad de cómo un ser imperfecto (que sólo conoce realidades imperfectas) pueda plantearse por sí mismo, la idea de perfección.

Por lo tanto la idea de perfección no puede alcanzarse únicamente desde el nivel de imperfección que caracteriza al ser humano; es más es necesario que se halle una naturaleza perfecta, que sea capaz de servir de referencia a la perfección, o sea, que permita advertir la diferencia existente entre la imperfección de la duda y la perfección del conocimiento positivo. Se trata además de una naturaleza superior, puesto que el ser humano es imperfecto, por eso él no podrá resolver esa casuística. De ahí que sea necesario la existencia de Dios, el ser superior, cuya existencia es cierta: puesto que necesitamos de la existencia de un ser perfecto que se sitúe frente a la radical imperfección humana. Descarte une un argumento epistemológico a la necesidad de plantear la existencia de Dios, mediante una argumentación deductiva.

Explique el significado de los términos “conocer” y “dudar”.

Estos términos hacen referencia a aspectos diferentes de la actividad intelectual. Sabemos que la duda es un procedimiento negativo, que se dedica a cuestionar los fundamentos de conocimientos anteriores y que elimina, purga, todos aquellos elementos considerados contradictorios, mal fundados o erróneos. Incluso nos convence para que borremos todo lo que no es clarividente, todo lo que no ostente el calificativo de evidencia.

El conocimiento, por el contrario, es una actividad intelectual de carácter positivo, que tiene su base en la admisión de verdades evidentes, bien fundadas y ciertas, ante las que no cabe duda alguna. Todos estos conocimientos pasarán a la escala de los argumentos deductivos, hasta formar un sistema. 

Descarte –al principio- aplica el procedimiento de la duda a todo lo que proporcionan los sentidos, la memoria y las tradiciones y así va asociándolos hasta llegar a la primera verdad de la que no se puede dudar nunca y que es la primera certeza o primer elemento de su propio método: que mientras duda – y aunque dude de todo- se halla pensando. Esa es la primera evidencia: “pienso, luego existo”.  Él es una sustancia que piensa, ese es su rasgo esencial, el descubrimiento de sí mismo como ser pensante.

A partir de esa primera evidencia, que es indudable, el autor deduce otras verdades evidentes, en función de las cuales construye su sistema filosófico y el conjunto de lo que considera la totalidad de las ciencias. Para ello empela procedimientos de análisis, división y enumeración, que son las reglas propias del método y semejantes a reglas de deducción matemática. Así analizará la sustancia material y la extensión, la prueba de la existencia de Dios, la relación cuerpo-alma, la realidad de la extensión material y el concepto de universo.

Teoría de las tres sustancias en Descartes

Para Descartes, la sustancia es lo existente, la existencia completa que tiene en sí la causa de su existencia. Existen sustancias finitas y sustancias infinitas: las que no tienen en sí su propia causa y las que la tienen. Cada sustancia se identifica por un atributo, que equivale a su misma esencia y debe ser una idea clara y distinta que además tiene un modo, una forma en la que está dispuesta. Estos conceptos de sustancia, modo y atributo se convertirán en pilares del racionalismo occidental y serán objetos de crítica y sometidos a revisión por los empiristas.

Las sustancias finitas son de dos tipos: el alma y los cuerpos materiales. No tienen en sí mismas la causa de su existencia, además cada una de ellas tiene una esencia propia, un atributo. Según esto, el alma se caracteriza por el pensamiento: es “res cogitans”; por el contrario, el cuerpo se caracteriza por la extensión: es “res extensa”.  El ser humano, que se compone de alma y cuerpo tiene, por tanto, una combinación de pensamiento y de extensión. Ello lo conduce a grandes problemas–pues los dos atributos son diferentes-  que afectan a sus concepciones antropológica o a sus teorías físicas.

Las sustancias finitas –“res cogitans” y “res extensa”-  tienen una gran importancia en el desarrollo de la antropología y de la física cartesiana. En el campo de la física, el autor realiza una aportación imprescindible a esta ciencia a partir de la filosofía. Descartes desarrolla una física de carácter deductivo para lo que aplica argumentos matemáticos nada desdeñables, si tenemos en cuenta que el autor ya había realizado una importante contribución en el campo de la geometría analítica. Según él, el universo se compone de fragmentos de materia. Critica Descartes las antiguas concepciones del átomo, del vacío o de las cualidades secundarias de los cuerpos materiales. El universo sigue –según su criterio- las leyes de la extensión, atributo específico de la materia, y del movimiento. Analizar la extensión, según las leyes matemáticas y del movimiento, equivaldrá también a analizar el universo material.

Junto a los dos tipos de sustancias finitas (las realidades pensantes y las realidades extensas). Descartes reconoce en Dios la sustancia infinita, Dios es la perfección y la garantía de verdad, al tiempo que el fundamento del universo y de las demás sustancias finitas.

{
}
{
}

Comentarios Descartes. Comentarios filosóficos solucionados para selectivo.

Interesante texto, Feliz día.
Besos.

Deja tu comentario Descartes. Comentarios filosóficos solucionados para selectivo.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.