Avisar de contenido inadecuado

Las cuatro edades. Metamorfosis.

{
}

Las cuatro edades

 TAGS:undefined
Fue creada la primera edad, la de oro, sin responsable alguno, por propia iniciativa, sin leyes, cultivaba la lealtad y la rectitud. El castigo y el miedo estaban ausentes y no se entrelazaban palabras amenazadoras en bronce clavado ni la suplicante muchedumbre temía la cara de su juez. Todavía no había penetrado en las aguas cristalinas el pino derribado de sus montes para visitar un mundo extranjero, y los hombres no conocían costa alguna a excepción de las suyas. Todavía no rodeaban las ciudades fosas en precipicio, no existía la trompeta de bronce recto, no los cuernos de bronce curvado, no los cascos, no la espada: sin hacer uso del ejército, los pueblos pasaban la vida en apacible ocio libres de preocupaciones. También la propia tierra, sin daño y sin haber sido tocada por la azada ni herida por arado alguno, ofrecía por sí misma todas las cosas y, satisfechos con los alimentos producidos sin que nadie los forzara, recolectan frutos del madroño y fresas silvestres y frutos de cornejo y también moras que se adhieren a las duras zarzas y bellotas, que habían caído del anchuroso árbol de Júpiter. La primavera era eterna y los apacibles zéfiros acariciaban con tibias brisas las flores nacidas sin semilla; al punto también la tierra sin arar ofrecía cereales y el campo no renovado blanqueaba por las pesadas espigas: fluían ya ríos de leche, ya ríos de néctar y la rubia miel goteaba de la verde encina.


Después de que, una vez enviado Saturno al Tártaro lleno de tinieblas, el mundo estuvo bajo el dominio de Júpiter, llegó la generación de plata, inferior al oro, más valiosa que el rojizo bronce. Júpiter acortó la duración de la antigua primavera y, a través de inviernos y veranos, de variables otoños y corta primavera, dividió el año en cuatro periodos. Entonces por primera vez el aire abrasado por secos calores se inflamó y estuvo colgado el hielo condensado por los vientos; entonces por primera vez entraron en las casas: fueron lazadas con corteza; entonces por primera vez las semillas de Ceres fueron enterradas en largos surcos, y los novillos gimieron oprimidos por el yugo.


Después de ella llegó la tercera generación, la de bronce, más cruel de carácter y más dispuesta a las terribles armas, sin embargo, no manchada de crímenes; de duro hierro es la última. Al punto irrumpió en la época del peor metal toda iniquidad, huyeron el pundonor y la verdad y la lealtad; su lugar lo ocuparon los engaños, las mentiras, las emboscadas y también la violencia y el criminal deseo de poseer. El marinero desplegaba las velas al viento y todavía no los conocía bien y las quillas, que durante mucho tiempo habían permanecido fijas en la cima de los montes, saltaron entre olas desconocidas, y la tierra, antes común como la luz del sol y las brisas, la marcó con una larga linde el precavido agrimensor. Y la rica tierra no sólo recibía la exigencia de las cosechas y los alimentos debidos, sino que se penetró en las entrañas de la tierra, y las riquezas que había escondido y había conducido a las sombras estigias fueron excavadas, acicate de desgracias; y ya habían surgido el dañino hierro y el oro más dañino que el hierro; surge la guerra, que lucha por uno y otro y agita con mano ensangrentada las armas que rechinan. Se vive de lo robado; el huésped no está seguro de su huésped, no el suegro del yerno, también es inusual la armonía de los hermanos. El marido es una amenaza de muerte para su esposa, ella para su marido; las horribles madrastras mezclan amarillentos venenos; el hijo se interesa por los años de su padre antes de tiempo. Yace vencida la piedad y la Virgen Astrea ha abandonado, la última de los dioses, las tierras humedecidas de matanza.


Metamorfosis, Ovidio. Edición de Consuelo Álvarez y Rosa Mª Iglesias. Cátedra, Letras Universales.

{
}
{
}

Deja tu comentario Las cuatro edades. Metamorfosis.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.