Avisar de contenido inadecuado

"La cuarta rueda de la ciencia". Tema, resumen, esquema organizativo y elementos de modalización textual.

{
}

 TAGS:undefined

La cuarta rueda de la ciencia


Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia, sentenció en su día Santiago Ramón y Cajal. Por fortuna, esta realidad histórica deja actualmente paso a otra de signo contrario. España está todavía lejos de ser una potencia científica, pero el número de equipos de investigadores con un proyecto de trabajo puntero y una dotación para financiarlo sigue creciendo. Tomemos, a modo de ejemplo, el caso de Barcelona. Hace veinte años, el tono vital del sector científico era entre nosotros muy bajo. Hace diez años, el tono era ya bien distinto y la investigación había aumentado, al menos en términos cuantitativos, de modo considerable. Hoy ese crecimiento ya no es solo cuantitativo; también es cualitativo, y la suma de los distintos proyectos científicos que se desarrolla aquí con vocación de excelencia le ha valido a Barcelona un significativo progreso en la lista de capitales mundiales de la investigación. Del puesto 65 ha pasado en el último decenio, al 54. 

Estas constataciones podrían llevarnos a pensar que hemos arribado a buen puerto. Pero en el ámbito de la ciencia, como en tantos otros, no se suele llegar a una meta definitiva: siempre hay nuevos desafíos que afrontar, nuevos peldaños que subir, nuevos horizontes a los que acercarse. Ahora que la investigación empieza a ser en Barcelona sinónimo de excelencia, es preciso desarrollar las herramientas necesarias para dar el siguiente paso, que es convertir el nuevo conocimiento, tan trabajosamente labrado, en un producto de uso extendido, capaz de crear riqueza. En nuestros días, los científicos locales que a partir de sus investigaciones patentan un producto con potencial muy amplio tienen dos alternativas. La primera es vender la licencia de su creación a una gran firma internacional, que se ocupará de todo lo relativo a su desarrollo, distribución y comercialización. La segunda es convertirse en empresarios y encargarse por su cuenta y riesgo de la explotación del nuevo producto, desatendiendo, a veces, aunque solo sea temporalmente, su cometido en el laboratorio, que es aquel para el que sin duda están mejor capacitados. Por ello, quienes se inclines por una opción u otra deberían hallar siempre la franca colaboración de la Administración pública, tanto en términos de asesoría como de eliminación de trabas o incompatibilidades. Porque ahora que el carro de la ciencia española ya tiene ruedas- las de su existencia, su cantidad y su calidad- , ha llegado el momento de proporcionarle una cuarta: la que le ayude a generar productos y rentas. Y, de paso, le dé al carro científico una buena velocidad de crucero.


La Vanguardia, 25/01/2011


Tened en cuenta que la coherencia textual es aquella propiedad en la que orientamos las ideas para buscar su unidad de significado. Para analizarla atendemos a dos niveles: la coherencia temática en la que tenemos en cuenta el asunto (aquello de lo que trata el texto de manera muy general), el tema, donde aparece tanto la idea central como la intencionalidad del autor. De ahí que al esbozar el tema se comience con palabras del tipo: elogio, crítica, advertencia, defensa, rechazo, censura, condena, alarma y que no sobrepase las diez palabras plenas. La coherencia estructural atiende al esquema organizativo del texto, la estructura externa, la estructura interna, los argumentos y la tesis. La estructura externa se percibe a simple vista, ya que atiende a la distribución formal del texto. Lo que se analiza es el título, el número de párrafos de los que consta el texto y el pie de página que hace referencia al periódico y la fecha. Si aparece el nombre del autor, este puede aparecer junto al título o bien, a pie de página. En la estructura interna se analizan los elementos propiamente dichos de la coherencia, es decir la organización y progresión de las ideas o distintos elementos de su contenido. Para ello tendremos en cuenta que los enunciados progresan siguiendo un tema o temas comunes que se van retomando a lo largo del texto y que al desarrollarse se produce una aportación de nueva información. Es importante constatar a su vez que los enunciados no se contradicen ni implícita ni explícitamente y finamente que guardan una relación con el mundo real o hipotético que se plantea.
Partiendo de esta base, atenderemos a cuáles son las ideas principales y secundarias del texto, cuál es la tesis, dónde se encuentra y con qué argumentos se justifica. Estos elementos se distribuyen en tres partes: planteamiento, desarrollo del cuerpo argumentativo y conclusión.
Finalmente y una vez esbozada la tesis y los argumentos deberemos completar nuestra exposición remitiendo al lector al tipo de estructura utilizado.

 

Comentario de texto


Nos encontramos ante un texto publicado en La Vanguardia, el 25 de enero de 2011. Es un texto de ámbito periodístico y, en cuanto al género, se trata de una editorial ya que no está firmada por el autor.


El tema que trata el texto es la necesidad del desarrollo del sector científico en España como fuente de ingresos. Este tema se puede explicar mediante isotopías como “ciencia”, “científica”, “sector científico”, “proyectos científicos”, “investigación” y “científicos”.

Además en el texto aparecen subtemas como:


-el progreso científico en Barcelona en el ámbito internacional.
-La relación entre investigación científica y beneficios.
-La necesidad de ayuda pública en el desarrollo científico.


Una síntesis textual podría ser la siguiente: A partir de una cita de Santiago Ramón y Cajal se introduce el tema sobre el desarrollo de la ciencia en España acompañado del caso concreto de Barcelona para después llegar a la conclusión de que ya es hora de que este sector dé el siguiente paso que es obtener beneficios económicos que puedan autofinanciar la investigación científica.


La estructura externa presenta un título resaltado en negrita, con un pie de página y dos párrafos, el segundo más amplio que el primero. La forma verbal predominante es el presente (falta, tomemos, hace, suele…) como corresponde a un tema de actualidad; y el modo de la prosa es narrativo como indica la presencia de abundantes verbos con carácter predicativo. La progresión temática es constante: el tema principal se desarrolla con remas que no forman nuevos temas principales. Los estilos de los párrafos para conectar ideas hacen uso de la ejemplificación (el caso de Barcelona), la enumeración de las alternativas que tienen estos logros científicos, “ La primera (…) La segunda…” y relaciones de causalidad “Por ello”, “Porque” u oposición “pero”.

Esquema organizativo. Podemos seguir dos métodos para desarrollarlo, aunque en selectividad normalmente se pide el segundo: el método analítico y el método sintético.


Método analítico.


El texto consta de tres partes. En la introducción (que abarca hasta “sigue creciendo”) se presenta la situación de la ciencia española en la actualidad a través de un contraste de ideas con el pasado. A su vez, la situación del pasado se plasma por medio de un argumento de autoridad (la cita, en este caso, de Santiago Ramón y Cajal), mientras que la situación actual se explica por medio de datos: “España está todavía lejos de ser una potencia científica, pero el número de equipos de investigadores con un proyecto de trabajo puntero sigue creciendo”.


El desarrollo ( “Tomemos a modo (…) mejor capacitados”) toma como partida un ejemplo concreto, “el caso de Barcelona”, para explicar la idea principal: el avance de la ciencia es positivo pero necesita un último empuje, el de la Administración pública. En esta parte se emplean como argumentos el contraste de ideas entre lo que ha ocurrido en tres momentos distintos (“Hace veinte años… Hace diez años… Hoy ese crecimiento”), contraste que además está apoyado en datos, que se hacen más concretos al final del primer párrafo: “Del puesto 65 ha pasado, en el último decenio, al 54”. También aparece el contraste de ideas entre la conclusión errónea (“se ha llegado a una buena situación”) y la correcta (“queda mucho por hacer”); a esta última se llega mediante dos ejemplos de cómo mejorar el rendimiento de la ciencia: “La primera es vender la licencia… (…) La segunda es convertirse en empresarios”.


Finalmente hallamos la conclusión (desde “Por ello, quienes” (…) hasta el final del texto) se expone la tesis: la necesidad de que la Administración pública colabore. Esta parte se apoya en la metáfora inicial del texto, la similitud entre la ciencia y un carro cuya cuarta rueda sería “generar productos y rentas”.


 Método sintético. (Suele pedirse ésta).


El texto se organiza en tres apartados, la introducción al tema (que abarca desde el inicio hasta “sigue creciendo”), el cuerpo argumentativo (que se encuentra a partir de “Tomemos a modo… hasta mejor capacitados”) y la conclusión (que aparece al final a modo de colofón textual “Por ello, quienes” (…) hasta el final del texto) donde se expone la tesis, que no es otra que la apelación a la Administración pública para que colabore, que se apoya en la similitud metafórica inicial: entre ciencia y carro y la necesidad de que aparezca una cuarta rueda capaz de elaborar productos que facilitasen nuevas rentas”.


Esquema organizativo:
1. Introducción: Situación de la ciencia en España.
1.1. A principios de siglo, a la cultura española le faltaba desarrollar la ciencia.
1.2. Actualmente, la ciencia ha avanzado mucho.

2. Cuerpo argumentativo: Nuevos desafíos de la ciencia en España.
2.1. Los resultados científicos deben traducirse en productos comerciales.
2.2. La comercialización de los productos tiene dos alternativas: vender la licencia o comercializar uno mismo el producto.
2.3. Es necesario que la Administración proporcione ayudas a los científicos en cualquiera de las dos opciones.

3. Conclusión:
3. El paso definitivo para el éxito de la ciencia es que esta genere riqueza.


Las ideas del texto aparecen defendidas con varios argumentos, como el contraste de ideas entre la situación de la ciencia española en la actualidad y en el pasado. Dentro de ese contraste, la situación del pasado se plasma por medio de un argumento de autoridad (la cita de Santiago Ramón y Cajal), mientras que la situación actual es esbozada mediante datos: “España está todavía lejos de ser una potencia científica, pero el número de equipos de investigadores con un proyecto de trabajo puntero sigue creciendo”. Esto se corrobora con un argumento de ejemplificación (“el caso de Barcelona”) que sirve para explicar la idea principal del desarrollo: el avance de la ciencia es positivo pero necesita un último empuje, el de la Administración pública. Nuevamente hallamos en el texto nuevos contrastes como el que hace referencia a lo que ha ocurrido en tres momentos distintos (Hace veinte años (…) Hace diez años (…) Hoy ese crecimiento”) y el contraste entre la conclusión errónea ( se ha llegado a una buena situación) y la correcta (queda mucho por hacer). Se emplean a su vez dos ejemplos de cómo mejorar el rendimiento de la ciencia: “ La primera es vender la licencia (…). La segunda es convertirse en empresarios”. Finalmente, para exponer la tesis se recurre a la analogía: al principio del texto se compara la cultura con un carro al que le falta la rueda de la ciencia; al final del texto, en la conclusión, esa metáfora se reelabora para identificar la ciencia con un carro cuya cuarta rueda sería “generar productos y rentas”.


Puesto que la tesis se repite al principio y al final del texto estamos ante una estructura encuadrada, aunque el sentido de la cuarta rueda –el beneficio económico- se explicite al final del texto por lo que también sería aceptable proponer una estructura sintetizante o inductiva.


Elementos de modalidación textual:


Tengamos en cuenta que la adecuación es la propiedad de los textos que determina de qué manera estos se adaptan a los aspectos extralingüísticos y contextuales, es decir, si el lenguaje del texto se ajusta a la situación comunicativa, la intención y el canal. La modalización es, por su parte, las herramientas utilizadas por el autor para mostrar un mayor o menor grado de implicación textual, lo que suele traducirse en elementos de subjetividad textual. En este caso el texto, en apariencia está poco modalizado, no obstante podemos señalar algunos aspectos:

En apariencia el autor se exime de valoraciones directas, para lo cual usa la impersonalidad, aunque también aparece fugazmente el plural inclusivo: le falta, no suele llegar, empieza a ser, podrían llevarnos.


El modo verbal es el indicativo, propio de los textos periodísticos, sin embargo también hallamos la virtualidad del subjuntivo, sobre todo al aproximarnos a la resolución textual, en la que aparece la tesis: se inclinen, sea temporalmente…. También aparecen algunos verbos y perífrasis modales: virtualidad (podrían llevarnos a pensar,  donde pensar  es un verbo intelectivo), con carácter modal (es preciso desarrollar).

Aunque se trata de una editorial y por tanto el uso común es el registro estándar propio de los medios de comunicación que pretende la accesibilidad a los lectores del periódico y pese a encontrar palabras cultas (cualitativo, patentan, potencial, vocación de excelencia) constatamos el esfuerzo de aproximación al lector, en el uso de frases hechas propias del lenguaje proverbial-coloquial : arribar a buen puerto, a velocidad de crucero.

También hallamos léxico valorativo, que refuerza las opiniones: signo contrario, trabajo puntero, significativo progreso, trabas o incompatibilidades, tono vital, vocación de excelencia. Estos elementos aparecen potenciados por los cuantificadores: muy bajo, crecimiento…sólo cuantitativo”, trabajosamente labrado; conectores que remarcan el grado de certeza: sin duda. Además el afán divulgativo constata la presencia de metáforas de fácil comprensión para el lector, como “el carro de la ciencia” “arribar a buen puerto” “nuevos peldaños que subir”, trabajo puntero; personificación y sinestesia “tono vital”, hipérbole “trabajosamente labrado”.

Todos estos elementos muestran que, pese a su tono imparcial, pueden rastrearse rasgos modalizadores que refuerzan el enjuiciamiento del autor sobre la situación de la ciencia en España.

{
}
{
}

Deja tu comentario "La cuarta rueda de la ciencia". Tema, resumen, esquema organizativo y elementos de modalización textual.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.