Avisar de contenido inadecuado

Ciudad de México, D.F. 2

{
}

 

 

México, D. F.

(Redirigido desde Ciudad de México)
Distrito Federal
Ciudad de México


Escudo del Distrito Federal (México)

Organización territorial de México

Superficie (km²):
 - Total:
Posición 32
1,479 km²
Población:
 - Total (2000)
 - Densidad:
Posición 2
8.720.916 hab
5.862 hab/km²
Elevación
 - Altura máxima:
 - Altitud:


Ajusco, 3.930 m
2.240 msnm

Coordenadas 19°29′52″N 99°7′37″O / 19.49778, -99.12694
Creación: 1325 (fundación de México-Tenochtitlan)
1824 (creación del D. F.)
Jefe de Gobierno: Marcelo Ebrard Casaubón
Senadores: Pablo Gómez (PRD)
René Arce Islas (PRD)
Federico Döring (PAN)
Diputados federales: 27 (por mayoría)
PRD: 25
PAN: 2
Huso horario: Centro, UTC -6
Delegaciones: 16
Gentilicio: capitalino, -ina; defeño, -eña
Abreviaturas:
 - Común:
 - ISO 3166-2:

D. F.
MX-DFE
Página web: www.df.gob.mx
Paseo de la Reforma visto desde el Castillo de Chapultepec Paseo de la Reforma visto desde el Castillo de Chapultepec Palacio de Bellas Artes Palacio de Bellas Artes

La Ciudad de México es el Distrito Federal capital de los Estados Unidos Mexicanos y sede de los poderes federales de la Unión,  de la que constituye una de sus 32 entidades federativas.

La Ciudad de México es el centro político y económico del país y es a su vez, la segunda metrópoli más grande del mundo, sólo después de Tokio, Japón. El Distrito Federal aporta una quinta parte del PIB Nacional de México. Ocupa una décima parte del Valle de México en el centro-sur del país, en un territorio que formó parte de la cuenca lacustre del lago de Texcoco. México, D. F. es la ciudad más rica y poblada del país, con más de 8 millones de habitantes en el 2007,  y ocupa el segundo lugar como entidad federativa, detrás del estado de México.

-La Ciudad de México es el núcleo de una megametrópoli que aglutina a mas de 20 millones de habitantes actualmente en 2008-

En su crecimiento demográfico, la Ciudad de México fue incorporando a numerosos poblados que se encontraban en las cercanías. A mediados del siglo XX, su área metropolitana desborda los límites del Distrito Federal, y se extiende sobre 40 municipios del estado de México y un municipio del estado de Hidalgo, según la más reciente definición oficial de 2003 los gobiernos locales, estatales y federal sobre la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM).[4] La ZMCM estaba habitada en el 2005 por 19.331.365 personas, casi el 20 por ciento de la población total del país. De acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), para el 1.º de julio del 2007 se estimaba una población de 8.193,899 habitantes para la ciudad, y de 19.704.125 habitantes para toda la Zona Metropolitana.

El Área Metropolitana de la Ciudad de México ocupa el 8º sitio de las ciudades más ricas del mundo al tener un PIB de 315.000 millones de dólares que se duplicará para el 2020, colocándola en el séptimo sitio sólo detrás de Tokio, Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Londres y París.[5]

Historia

Artículo principal: Historia del Distrito Federal (México)

Época precolombina

Fundación de México-Tenochtitlan, según el Códice Mendocino Fundación de México-Tenochtitlan, según el Códice Mendocino

Los indicios más antiguos de ocupación humana en el territorio del Distrito Federal proceden de Peñón y San Bartolo Atepehuacán (Gustavo A. Madero), y corresponden al período Cenolítico Inferior (9500-7000 a. C.).[6] Durante los primeros tres milenios antes de nuestra era, bajo el influjo o a la sombra de la cultura olmeca, se desarrollaron aquí varias poblaciones importantes como Cuicuilco. Hacia el final del Preclásico, la hegemonía cuicuilca cedía ante el apogeo de Teotihuacan, localizada al noreste del lago de Texcoco. Durante el Clásico esa ciudad fue un núcleo que concentró a la mayor parte de los pobladores de la cuenca lacustre, quedando Azcapotzalco como uno de sus satélites en la ribera poniente, ocupado por pueblos de ascendencia otomiana. En el oriente del lago, el cerro de la Estrella fue la sede de un pequeño pueblo teotihuacano.

Hacia el siglo VIII comenzó la decadencia de Teotihuacán. Algunos de sus habitantes se trasladaron a la ribera del lago de Texcoco, donde fundaron pueblos como Culhuacán, Coyoacán y Copilco. La zona fue destino de las migraciones de los teochichimecas durante los siglos VIII y XIII, pueblos que originarían a las culturas tolteca y mexica. Estos últimos llegaron hacia el siglo XIV para establecerse primero en la orilla del lago, y luego en el islote de México, donde fundaron su capital. Junto con sus aliados, los mexicas dominaron un territorio de cerca de 300 mil kilómetros cuadrados. El florecimiento de Tenochtitlan fue interrumpido debido a la conquista española.

Conquista

Sitio de Tenochtitlan, según el Códice Florentino Sitio de Tenochtitlan, según el Códice Florentino

Los españoles llegaron al territorio que actualmente es el Distrito Federal por Itztapalapan, en julio de 1519. Siguieron su camino por la calzada de Itztapalapan hasta la capital tenochca[7] donde Hernán Cortés fue recibido por Moctezuma Xocoyotzin el 8 de noviembre de 1519. En 1520, Pedro de Alvarado (en ausencia de Cortés) arremetió contra los mexicas en la Matanza de Tóxcatl. Este hecho fue el punto por el que los mexicas iniciaron hostilidades contra los invasores europeos.

Ruinas del templo mayor, en la ciudad de México Ruinas del templo mayor, en la ciudad de México

En sustitución de Moctezuma- muerto por los españoles- Cuitláhuac fue elegido tlatoani de Tenochtitlan. Encabezando la resistencia contra la ocupación española, derrotó a los invasores y sus aliados indígenas el 30 de junio de 1520. Por aquella época también tuvo lugar una desastrosa epidemia de viruela, que cobró miles de vidas, entre ellas, la del propio Cuitláhuac. Como sustituto de Cuitláhuac fue elegido Cuauhtémoc. Le tocó enfrentar el asedio de los españoles aliados con los indígenas del valle de Puebla-Tlaxcala. Cuauhtémoc se rindió, luego de múltiples derrotas de los mexicas y tlatelolcas, el 13 de agosto de 1521.

Época colonial

Palacio Nacional de la ciudad de México Palacio Nacional de la ciudad de México

Puesto que la ciudad de Tenochtitlán había quedado en un estado lastimoso, Cortés decidió establecer el gobierno español en la población de Coyoacán, al sur del lago de Texcoco. Desde allí gobernó con el título de Capitán General y Justicia Mayor. Desde Coyoacán partieron las expediciones de conquista con el propósito de someter a los pueblos indígenas de los diversos rumbos de lo que sería el virreinato de Nueva España. En 1528 fue establecida la Primera Audiencia de México, encabezada por Nuño de Guzmán. En 1535 se creó el virreinato de Nueva España, siendo su primer virrey, Antonio de Mendoza.

La ciudad de México fue dividida en barrios (que se asentaron sobre las estructuras territoriales de los calpullitin mexicas). Las tierras situadas alrededor del lago fueron divididas en encomiendas, que luego se transformaron en ayuntamientos. Los pueblos de indios estaban situados originalmente en las orillas de las ciudades españolas, aunque con el paso del tiempo los límites fueron cada vez menos claros y los indios llegaron a vivir en los pueblos españoles, casi siempre por razones de trabajo. Al mismo tiempo que se fundaron diversas instituciones políticas en los nuevos dominios españoles, también tuvo lugar un proceso de aculturación de los naturales. Hubo una intensa campaña de latinización de los indios, encabezada primero por los franciscanos, que establecieron instituciones como el Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco. En ellos, los nobles indígenas aprendieron el latín, la doctrina de la Iglesia Católica y numerosos artes y oficios.

Durante la época colonial, la ciudad de México se llenó de suntuosas construcciones, ya fuera para el culto religioso, como edificios destinados a la administración, o bien, residencias de la élite criolla y peninsular. En contraste, la mayor parte de la población, indígena, vivía en la miseria en los barrios de la periferia y los pueblos ribereños o montañeses. Mientras el centro de la ciudad era objeto de constantes hermoseamientos (como las remodelaciones del Zócalo, o la pavimentación de las calles, a costa de los viejos canales); en las orillas la gente vivía en casas de bahareque asentadas sobre cenagales.

La ciudad virreinal fue víctima de varias inundaciones (1555, 1580, 1607, 1629, 1707, 1714, 1806), resultado de la destrucción de los diques que la protegían durante el sitio de Tenochtitlán, de las cuales la mayor fue la de 1629. Este hecho llevó a tomar la decisión de desecar el sistema lacustre de la cuenca, por medio de la construcción de un canal y un tajo, para dar salida a la cuenca por el río Tula.

Independencia

Francisco Primo de Verdad y Ramos Francisco Primo de Verdad y Ramos

Tras la ocupación francesa en España, el Ayuntamiento de México se declaró simpatizante de la creación de una Junta soberana que gobernara la Nueva España mientras durara la ocupación. Los miembros más radicales, como Francisco Primo de Verdad y Melchor de Talamantes, pensaban que la independencia debía ser definitiva. La Junta de México contaba con el apoyo del virrey José de Iturrigaray. Sin embargo, un movimiento reaccionario puso presos a los miembros del ayuntamiento el 15 de septiembre de 1808 y consiguió la destitución del virrey.

Tras el inicio de la revolución independentista en Dolores, Guanajuato, el objetivo de las tropas insurgentes era la captura de la capital. Sus caminos los llevaron a las inmediaciones de la ciudad de México. Hidalgo y su ejército llegaron a Cuajimalpa poco tiempo después de proclamar la independencia en Dolores. Derrotaron a los realistas en la batalla del Monte de las Cruces, y a pesar de ello, los insurgentes decidieron volver al Bajío sin tomar la capital.

A partir de entonces, el valle de México no volvió a ser objetivo militar de los independentistas, y se había convertido en la plaza fuerte del ejército realista. Hacia 1820, cuando la revolución popular estaba casi extinguida, la ciudad de México fue la sede de nuevos movimientos contra el gobierno virreinal. Está vez, los conspiradores eran los mismos que habían logrado la destitución de Iturrigaray, que tras la aprobación de la Constitución de Cádiz vieron amenazados sus privilegios. Entre ellos estaba Agustín de Iturbide, quien selló un pacto (Plan de Iguala) con Vicente Guerrero (jefe de la revolución en el sur de México) y luego obligó a Juan O'Donojú a firmar los Tratados de Córdoba que declaran la independencia de México. El Ejército Trigarante entró triunfante a la ciudad de México el 27 de septiembre de 1821, después Agustín de Iturbide es proclamado emperador del Imperio Mexicano, por el congreso, coronándose en la Catedral de México.

Siglo XIX

Batalla de Chapultepec (13 de septiembre de 1847) Batalla de Chapultepec (13 de septiembre de 1847)

Tras la independencia la Ciudad de México era capital del Estado de México. El 18 de noviembre de 1824 el Congreso decidió crear un Distrito Federal, entidad distinta a los demás estados que albergaría los poderes federales. El territorio del Distrito Federal se conformó con la Ciudad de México y otros seis municipios: Tacuba, Tacubaya, Azcapotzalco, Mixcoac y Villa de Guadalupe-Hidalgo. El 20 de febrero de 1837 el Distrito Federal fue suprimido, para ser restablecido en 1846.

Durante el siglo XIX, el Distrito Federal fue el escenario central de todas las disputas políticas del país. Fue capital imperial en dos ocasiones (1821-1823 y 1864-1867), y de dos Estados federalistas y dos Estados centralistas que se sucedieron tras innumerables golpes de Estado en el espacio de medio siglo antes del triunfo de los liberales tras la Guerra de Reforma. También fue el objetivo de una de las dos invasiones francesas a México (1861-1867), y ocupada por un año por las tropas estadounidenses en el marco de la Guerra de Intervención Estadounidense (1847-1848).

Hacia finales del siglo XIX, el gobierno de México decide realizar numerosas obras urbanísticas que si bien tenían como centro de atención la Ciudad de México, terminarían por afectar a todo el territorio del Distrito Federal. Entre ellas se encuentra la construcción del Gran Canal del Desagüe, iniciado hacia 1878 y terminado en 1910. Está obra puso casi al borde de la extinción a los lagos que cubrían buena parte del territorio capitalino. Se introdujeron barcos de vapor para el transporte a través de los canales del valle, y tranvías para el transporte terrestre.

Poco es lo que se dice de la cultura en este siglo, que tuvo entre sus personajes más notables a José María Velasco, naturalista y paisajista del valle de México. En está época se popularizaron en la capital géneros musicales como el son y el jarabe. Y en el campo de la literatura, se escribieron obras como El periquillo sarniento, de José Joaquín Fernández de Lizardi.

Siglo XX

Numerosas fuentes establecen como el inicio del siglo XX mexicano el comienzo de la Revolución. Está guerra civil puso punto final al período conocido como Porfiriato. En esa época, el Distrito Federal fue ocupado sucesivamente por los maderistas, los zapatistas y villistas y finalmente los carrancistas. Está última facción sería sustituida por el llamado Grupo Sonora, que a su vez daría lugar al Partido Revolucionario Institucional (y sus antecedentes) que dominó el gobierno de México desde 1929 hasta el año 2000.

En 1929 fue suprimido el régimen municipal en el Distrito Federal, con lo que las trece municipalidades existentes en su territorio desaparecieron. Más tarde sería promulgada una ley que dividió la entidad en dieciséis delegaciones políticas cuyos pobladores estaban imposibilitados de elegir representantes y gobiernos locales hasta el 2000.

Con el período de apogeo económico conocido como Milagro mexicano (décadas de 1950 y 1960), la ciudad de México vivió una época de urbanización sin precedentes en el país. Su población se duplicaba en menos de veinte años, y fue absorbiendo poco a poco a los poblados cercanos, hasta desbordarse del territorio del D. F. Fueron inauguradas numerosas obras públicas en ese período. Entre ellas se puede citar a la Ciudad Universitaria y el Estadio Azteca.

Ruinas del Hotel Regis, tras el terremoto de 1985 Ruinas del Hotel Regis, tras el terremoto de 1985

También a partir de 1950, la ciudad de México fue el escenario de numerosas expresiones de inconformidad con el gobierno priísta. En la década de 1950 tuvo lugar la protesta de los ferrocarrileros, que terminó con el encarcelamiento de varios de sus líderes (como Demetrio Vallejo). En 1968, los estudiantes de numerosas escuelas públicas y privadas también iniciaron una serie de protestas que concluyeron con la Matanza de Tlatelolco, el 2 de octubre. Tres años más tarde, el 10 de junio de 1971 una manifestación de estudiantes de la Escuela Normal Superior fueron atacados por el Ejército Mexicano en lo que se conoce como Jueves de Corpus. El 19 de septiembre de 1985, la ciudad de México fue semidestruida por un terremoto de 8,1 grados Richter. A partir de entonces, la sociedad civil capitalina comenzó a tomar cada vez más en sus manos el control de aquellos espacios que el Estado había dejado abandonados. Como resultado de lo anterior, en las controvertidas elecciones federales de 1988, el PRI fue derrotado ampliamente en el Distrito Federal por el FDN.

Para 1997 el Distrito Federal eligió a su jefe de gobierno por primera vez desde 1929. En esa ocasión el PRI perdió el control de la ciudad a manos del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Este partido ha ganado las elecciones para jefe de gobierno del Distrito Federal en tres ocasiones consecutivas (1997, 2000, 2006).

Siglo XXI

Protestas postelectorales de 2006 en el Zócalo de la capital mexicana Protestas postelectorales de 2006 en el Zócalo de la capital mexicana

La última elección federal en México (2006) tuvo como resultado oficial una cerrada diferencia entre el izquierdista Andrés Manuel López Obrador -ex-jefe de gobierno del Distrito Federal- y el oficialista Felipe Calderón Hinojosa, siendo favorable el conteo final a este último. Después del 2 de julio, el Distrito Federal fue escenario de manifestaciones que solicitaban un recuento total de la elección. El recuento total fue negado por las autoridades electorales, que sólo autorizaron la apertura de un porcentaje menor de los paquetes electorales. Como mecanismo de presión, los simpatizantes de López Obrador instalaron un plantón de 40 días en el Zócalo capitalino y el Paseo de la Reforma que fue levantado el 16 de septiembre. La ocupación de los perredistas del Zócalo y una de las más importantes arterias capitalinas mantuvo divididas las opiniones en la capital. El 20 de noviembre, López Obrador fue proclamado por sus simpatizantes presidente legítimo de México, en un acto de desconocimiento a los resultados oficiales de la elección.

Hidrografía

Plano del lago de Texcoco, en el que es posible apreciar el efecto de desecación sobre el lago Plano del lago de Texcoco, en el que es posible apreciar el efecto de desecación sobre el lago

Antiguamente una buena parte del territorio del Distrito Federal fue ocupado por el sistema de lagos de la cuenca de México. La cuenca de México era una cuenca cerrada, que luego fue abierta por obra del ser humano. Como se dijo más arriba, la decisión de desecar el sistema lacustre fue tomada durante la época virreinal. Aunque estas obras se realizaron como consecuencia de la inundación de ese mismo año, fueron incapaces de evitar que la ciudad de México se anegara en repetidas ocasiones entre los siglos XVII y XVIII.

El 17 de marzo de 1900, el presidente Porfirio Díaz inauguró el sistema de Desagüe del Valle, que continúa en funciones e impide el crecimiento de los cuerpos de agua en el suelo capitalino. Los últimos remanentes de los cuerpos de agua son los sistemas de canales que riegan la chinampería de Xochimilco y Tláhuac, así como los humedales.

A partir de la construcción de las grandes obras que tenían como propósito la desecación de los lagos, la cuenca de México quedó integrada artificialmente a la cuenca del río Moctezuma, que forma parte de la región hidrológica del río Pánuco. La explotación de los recursos hídricos con propósitos de consumo humano e industrial provocaron la desaparición de los manantiales de las zonas aledañas. Durante el siglo XIX, desaparecieron los manantiales de Chapultepec. En el siglo XX, muchos de los manantiales de Xochimilco y Atlapulco fueron canalizados para abastecer de agua al centro de la ciudad hasta su agotamiento. Desde de la década de 1980, los canales de Xochimilco, Tláhuac y Míxquic son alimentados con aguas tratadas de la planta del cerro de la Estrella.

El agua de los ríos que aún bajan al Distrito Federal es conducida al lago de Texcoco o al Gran Canal del Desagüe para ser drenada hacia el golfo de México, a través del sistema Tula-Moctezuma-Pánuco. Los únicos cursos de agua que sobreviven en la entidad federativa nacen en la sierra de las Cruces o en el Ajusco, y son de poco caudal. Muchos de ellos corren entre barrancas que han sido ocupadas por asentamientos humanos, lo que pone en peligro tanto a los habitantes como a los ecosistemas asociados al río. El más largo de estos ríos es el Magdalena, que corre por el área protegida de Los Dínamos, antes de ser entubada y desembocar en el río Churubusco.

Relieve

Principales elevaciones del Distrito Federal
Volcán Ajusco
Nombre msnm
Volcán Ajusco 3.930
Volcán Tláloc 3.690
Volcán Pelado 3.620
Volcán Cuauhtzin 3.510
Volcán Chichinauhtzin 3.490

Clima y medio ambiente

Por su altura sobre el nivel del mar, el Distrito Federal ocupa climas que van desde el templado hasta el frió húmedo y tundra alpina en las partes más altas de las sierras del sur. La temporada húmeda en el Distrito Federal abarca de mayo a noviembre, si bien la pluviosidad es mayor entre los meses de junio y agosto.La ultima nevada sobre la ciudad de México ocurrió el 12 de enero de 1967 en la que nevó en toda la ciudad de México completa. El patrón de las lluvias indica que son más abundantes mientras mayor sea la altitud de un sitio. Por ello, las partes bajas cercanas al vaso del lago de Texcoco suelen ser más secas que las cumbres del Ajusco. De igual manera, la altitud condiciona la temperatura y los ecosistemas en el Distrito Federal. La zona que comprende el norte de Iztapalapa, los territorios de Iztacalco y Venustiano Carranza y el oriente de Gustavo A. Madero es la región más seca y templada. En contraste, las cumbres de Chichinauhtzin y el Ajusco están cubiertas de bosques de pino y encino, donde aún es posible encontrar algunas especies animales salvajes como el teporingo (endémico de las regiones volcánicas del centro de México), serpientes de cascabel y aves de diferentes especies.

  • Temperatura máxima: 38°C (1983)
  • Temperatura mínima: -7°C (1973)

Fuente: http://smn.cna.gob.mx/ Estación Meteorológica 00009009 Col. Agrícola Oriental.

Canales de Xochimilco, actualmente protegidos por el gobierno del Distrito Federal y la delegación de Xochimilco. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1987 Canales de Xochimilco, actualmente protegidos por el gobierno del Distrito Federal y la delegación de Xochimilco. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1987

El avance de la mancha urbana ha puesto en peligro a todos los ecosistemas que existieron en el valle de México. Los primeros en padecer la depredación del género humano fueron los lagos. Asociados a ellos existieron arboledas de ahuejotes, una especie endémica de los lagos de México. También eran además el hogar de numerosas especies acuáticas, como el axolote o las garzas, que fueron perseguidas hasta su desaparición del valle de México.

De las montañas desaparecieron todas las especies mayores de mamíferos, especialmente los venados y algunos géneros de cánidos que fueron cazados para comercializar la carne o para defender el ganado. En las laderas y cuevas de los cerros se refugian especies más pequeñas, como los murciélagos, varios géneros de roedores y serpientes ponzoñosas y otras inofensivas.

Hacia la década de 1980, la situación ambiental de la Ciudad de México estaba al borde del desastre ecológico. El crecimiento de la actividad industrial hizo de la atmósfera de la otrora región más transparente del aire (según Alfonso Reyes[11] ) una de las más contaminadas del planeta. El problema del abasto de agua se hizo más evidente, puesto que la ciudad no cuenta con fuentes propias y suficientes del líquido, y la demanda de la población y la industria superaban la oferta.

Entre las primeras medidas que se tomaron para aliviar un poco la situación estuvo la introducción de un sistema de medición de la calidad del aire (conocido como IMECA). Los resultados de la medición señalaban que la polución del aire podría acarrear problemas graves de salud a los habitantes de la capital. Por ello se tomaron medidas complementarias destinadas unas a la reducción de contaminantes atmosféricos, y otras a la recuperación ecológica del Distrito Federal. Por ejemplo, se implementó el programa Hoy no circula, para que las personas dejaran de usar sus automóviles una vez a la semana (dos, en los días que hubiese contingencia ambiental).

Como complemento de lo anterior, se recuperaron algunas regiones no urbanizadas del Distrito Federal. En 1986, más de la mitad del territorio capitalino fue declarado Área de Reserva Ecológica por el presidente Miguel de la Madrid Hurtado. En años posteriores se emitió igual declaración para otras zonas del D. F. A pesar de todo ello, la presión de la urbe mantiene en peligro las zonas protegidas del Distrito Federal.

Mapas geográficos del Distrito Federal
Relieve Hidrología Climas

Política

Forma de gobierno

Edificio de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal Edificio de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal

Como sede de los poderes de la Unión, la Ciudad de México como Distrito Federal, tiene un estatuto distinto al de los estados de México. Se le considera un territorio que no pertenece a ningún estado en particular sino a todos por igual, es decir, a toda la federación (de ahí su denominación). Por lo anterior, entre 1927 y 1997 el presidente de la República ejercía la administración de la entidad a través del Departamento del Distrito Federal, que era encabezado por un regente.

En 1993, el estatus del Distrito Federal fue modificado con la aprobación del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal,[12] que reconoció a los capitalinos el derecho a la elección de sus representantes a una Asamblea de Representantes. Este órgano funcionó entre 1991 y 1997, cuando fue reemplazada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). En 1997, fecha en la que entró en funciones la primera legislatura de la ALDF, los capitalinos también pudieron elegir por sufragio universal al Jefe de Gobierno del Distrito Federal. No obstante, bajo el esquema de territorio de la federación, todavía tiene facultades limitadas y sus decisiones están sujetas al veto presidencial o del Congreso de la Unión.

Policía Charra del Distrito Federal Policía Charra del Distrito Federal Patrulla de la policía del Distrito Federal sobre el Paseo de la Reforma Patrulla de la policía del Distrito Federal sobre el Paseo de la Reforma

En lo que respecta al Congreso de la Unión, el Distrito Federal es representado en igualdad de condiciones que cualquier otro estado -cosa que no ocurre en el caso de otras capitales federales como el Distrito de Columbia en los Estados Unidos-. En el Senado el Distrito Federal es representado por 3 senadores, dos electos por mayoría relativa y uno asignado a la primera minoría; y en la Cámara de Diputados por el número de distritos acorde a su tamaño poblacional. En 2006, el Distrito Federal eligió 30 diputados.

Edificio sede de la Delegación Coyoacán, en el Jardín Hidalgo Edificio sede de la Delegación Coyoacán, en el Jardín Hidalgo

Límites y división política

El Distrito Federal fue creado en 1824 con el territorio correspondiente a un círculo cuyo centro era el Zócalo y tenía un radio de veinte leguas. En 1898 fueron fijados los límites entre los estados vecinos y el Distrito Federal. A partir de entonces, el perímetro capitalino no ha sufrido grandes modificaciones, salvo pequeños cambios en el lindero oriental, realizados no sin el disgusto de algunas comunidades de la zona, que pasaron a formar parte del Estado de México.

El territorio capitalino se divide en 16 delegaciones. Cada una es encabezada por un jefe delegacional desde el año 2000, elegido por sufragio universal. A diferencia de los municipios, las delegaciones no tienen cabildos. En su lugar, la Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal contempla la conformación de Comités Ciudadanos por unidades territoriales.[13]

Cada delegación está integrada por pueblos, barrios y colonias. Pueblos y barrios son denominaciones que corresponden a unidades vecinales de gran antigüedad, algunos de ellos datan de la época prehispánica. Las colonias nacieron a partir de la expansión de la zona urbana de la ciudad de México en los terrenos aledaños.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos dispone que la ciudad de México es el Distrito Federal, el asiento de los poderes de la Federación. Sin embargo, también dispone que la residencia de los mismos puede trasladarse a cualquier otra parte del país, si así lo dispone el Congreso de la Unión. En tal caso, la Ciudad de México se convertiría en el Estado del Valle de México, en igualdad de condiciones con respecto a los otros estados de la Unión y con los nuevos límites territoriales que el Congreso le asigne.

Sin embargo, desde la década de los ochentas han florecido pequeños movimientos que pugnan por la erección del Distrito Federal en el estado treinta y dos de la Unión mexicana. Estos movimientos han sido retomados por los partidos políticos, especialmente los de izquierda. Por ejemplo, el Partido Popular Socialista en 1986 presentó una de las primeras propuestas para convertir al Distrito Federal en el estado del Anáhuac, en el año de 1986, apenas al año siguiente de la desastrosa actuación del gobierno federal en el contexto del terremoto de 1985.[14] Aunque la propuesta no fue aprobada, fue el hito que marcó el inicio de la reforma política que permite a los habitantes del Distrito Federal elegir los jefes de gobierno de la entidad y sus demarcaciones territoriales. Hay que señalar que la pugna por la erección del estado del Anáhuac no ha cesado, por lo menos en el discurso,[15] y que en algunas ocasiones es incorporada en las propuestas de los legisladores de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y los representantes de la Ciudad de México en el Congreso de la Unión.

Delegaciones del Distrito Federal
Delegación Población (2005) Superficie (km²)
Distrito Federal   1.479,00
Alvaro Obregón 706.567 96,17
Azcapotzalco 425.298 33,66
Benito Juárez 355.017 26,63
Coyoacán 628.063 54,40
Cuajimalpa 173.625 74,58
Cuauhtémoc 521.348 32,40
Gustavo A. Madero 1.193.161 94,07
Iztacalco 395.025 23,30
Iztapalapa 1.820.888 117,00
Magdalena Contreras 228.927 74,58
Miguel Hidalgo 353.534 46,99
Milpa Alta 115.895 228,41
Tláhuac 344.106 85,34
Tlalpan 607.545 340,07
Venustiano Carranza 447.459 33,40
Xochimilco 404.458 118,00

Economía y bienestar

Santa Fe, uno de los distritos financieros de la ciudad de México Santa Fe, uno de los distritos financieros de la ciudad de México Bolsa Mexicana de Valores Bolsa Mexicana de Valores

El Distrito Federal ha sido, durante buena parte de la historia del México independiente, su principal centro económico. En el siglo XIX, las municipalidades periféricas de la entidad poseían una economía basada en la agricultura y el comercio de los bienes producidos por está actividad y otras manufacturas complementarias. Tanto los productos agropecuarios como los obrajes eran bienes de consumo cuyo principal punto de comercio era la Ciudad de México. Ésta, por su carácter de capital nacional, se especializaba en la prestación de servicios asociados a la administración pública. Algunos de sus habitantes también eran trabajadores agrícolas, pero casi todos ellos estaban concentrados en los sectores de servicios y la incipiente industria.

Durante el siglo XIX, las principales actividades industriales en el Distrito Federal fueron las ramas textil y papelera. A finales de ese siglo, durante el gobierno porfirista se introdujeron telares mecánicos en fábricas como La Magdalena o La Fama,[16] en tanto que la producción papelera florecía en Peña Pobre y Loreto. La industria capitalina se transformó hasta bien entrado el siglo XX, cuando se promovió un modelo de sustitución de importaciones.[17] Entre las décadas de 1950 y 1980, el Distrito Federal llegó a producir hasta el 36% del PIB nominal nacional.[18] Sin embargo, desde entonces el Distrito Federal ha perdido importancia en el PIB nacional: al principio del siglo XXI, sólo representaba el 25% del total.

Igualmente, el Distrito Federal daba empleo al 45% de los trabajadores de la industria manufacturera en México en el año 1980, pero una década más tarde, la proporción había caído hasta 33%. De las quinientas empresas más importantes del país, en 1982 albergaba a 257 de ellas. Siete años más tarde sólo permanecían en la capital mexicana ciento cuarenta y cinco.[19] El retroceso de la actividad industrial en el Distrito Federal implicó, por una parte, el crecimiento en términos relativos de los ingresos aportados por el sector terciario (de servicios), y por otra parte, también se reflejó en el crecimiento de la economía informal en la ciudad. A pesar de todos esos retrocesos, después de la crisis de la economía mexicana de la década de 1980 y 1990, el Distrito Federal fue una de las pocas entidades federativas cuya participación en el PIB nacional mejoró. Pasó de 21% en 1988 a 23% en 1996. Además, el ingreso per cápita se incrementó, debido en parte a la contracción demográfica resultado del terremoto de 1985.[20] La Ciudad de México es uno de los centros financieros más grandes del Mundo. En 2004 produjo el 20,52% del producto interior bruto (PIB) nacional,[21] que equivale a casi 133.000 millones de dolares. El PIB per cápita de la ciudad también es el más alto de México, estimado en US$18.381.[22] Dicha cifra equivale a 2,5 veces el PIB per capital nacional, y es similar a la de países como Portugal, Estonia, Puerto Rico y Barbados.

De acuerdo con un estudio realizado por PricewaterhouseCoopers, la Ciudad de México y su area metropolitana ocupan el octavo sitio de las ciudades más ricas del mundo al tener un GDP de 331.000 millones de dólares que se duplicará, según el mismo estudio, para el 2020, colocándola en el séptimo sitio solo detrás de Tokio, Nueva York, Chicago, Los Angeles, Lóndres y París.[23]

Agricultura, ganadería y silvicultura

Del producto interno bruto del Distrito Federal, en 2004 las actividades primarias (agricultura, ganadería, silvicultura y minería) apenas representaron el 0,2% del total, con 727 millones 428 mil pesos mexicanos de producción.[24] Estas actividades dieron empleo a 17.709 personas en el año 2005.[25]

A pesar de que la agricultura a nivel del Distrito Federal es una de las ramas con menor participación en el producto interno bruto capitalino, sigue practicándose en las delegaciones del sur de la entidad. Es especialmente importante en el caso de delegaciones como Xochimilco y Tláhuac -especializadas en el cultivo de plantas de ornato-, y Tlalpan, y Milpa Alta -donde existen importantes extensiones de tierra dedicadas al cultivo de verduras para consumo humano y forrajes para la ganadería-. Los principales productos agrícolas del Distrito Federal son los nopales (314.053,1 Tm en 2005, con valor de MXN 452.606.100), las flores de ornato (11.920.000,0 Tm con valor de MXN 90.795.000) y el brócoli (3.452.000,0 Tm con valor de MXN 79.396.030).[26]

En lo que respecta a la ganadería, debido a ciertas restricciones impuestas por las leyes ambientales en el Distrito Federal, los hatos ganaderos son más bien de traspatio. La única cuenca lechera en el territorio capitalino se localiza en la zona chinampera de Xochimilco, que justamente es la delegación con la mayor actividad ganadera. En 2005, en el Distrito Federal había 6.658 cabezas de ganado bovino, 30.172 porcinos, 10.465 ovinos y 222.658 aves de corral.[27] El valor total del ganado en la capital fue en ese mismo año de MXN 138.245.700, de los que más de las tres cuartas partes fueron aportadas por Xochimilco, Tlalpan y Tláhuac.

En el Distrito Federal se explotan principalmente dos especies maderables: el pino y el oyamel, cuyo volumen total fue de 309 m³ en 2005.

Industria y construcción

Boom de construcción en la zona de Santa Fé Boom de construcción en la zona de Santa Fé

El Distrito Federal y su zona metropolitana han experimentado un proceso de descentralización de la actividad industrial de transformación a partir de los últimos años de la década de 1980. Este proceso fue estimulado por el gobierno federal en virtud de los peligrosos niveles de contaminación que se alcanzaron en esos años, así como a los problemas urbanos derivados de la alta concentración demográfica que tuvo en la expansión industrial capitalina uno de sus principales incentivos. La mayor parte de la industria se ha trasladado hacia ciudades cercanas como Toluca, Santiago de Querétaro y Puebla de Zaragoza. La descentralización industrial del Distrito Federal ha favorecido el crecimiento de está actividad en otros estados, especialmente los del norte, en donde a partir de la década de 1990 se establecieron nuevas empresas maquiladoras.

Según datos de la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito Federal (Sedeco-DF), la entidad cuenta con cincuenta y cuatro zonas industriales, y de su superficie total, 2.578 Ha son destinadas para uso industrial. El PIB industrial capitalino representa el 16,32% del total de la producción industrial de México, y alcanzó un valor de MXN $50.768.867.000 en el año 2004. Esto representa una contracción en términos absolutos y proporcionales con respecto a los resultados de 1999, cuando la capital participaba con el 18% del producto industrial nacional, con valor de más de 55.000 millones de pesos mexicanos.

En el año 2003, existían 27.727 unidades económicas que fueron calificadas como industriales que dieron empleo a más de 547.000 capitalinos. La demarcación con mayor número de estas unidades fue Iztapalapa, con 5.578 unidades económicas industriales.  En 2005, la industria química y de transformación del petróleo, la industria alimenticia y la producción de maquinaria y otros artículos metálicos fueron concentraron buena parte de la mano de obra del ramo industrial capitalino.

 Comercio

 Mercados

Central de Abasto Central de Abasto

La Central de Abasto, situada en el oriente de la ciudad, es el centro de distribución de productos alimenticios más importante de México. Desde allí son surtidos muchos otros mercados de la ciudad y de algunas entidades federativas; fue construida en el siglo XX, a inicios de la década de los años '80.

Además, existen numerosos mercados en la ciudad de México, casi uno en cada colonia, por lo que los hay de diferentes dimensiones. Algunas colonias tienen más de un mercado, especializados en alimentos, artesanías, enseres domésticos y otros productos.

Algunos de los más famosos son:

  • Mercado de la Merced. Con una gran cantidad de productos agropecuarios, enseres domésticos y comerciales. Es considerado el segundo en importancia de la ciudad capital.
  • Mercado de San Juan. Se puede encontrar en él una gran variedad de productos nacionales y extranjeros; es muy conocido por la venta de carnes exóticas, como la de cocodrilo y la de serpiente.
  • El Mercado Sonora. Cuenta con una gran variedad de yerbas y productos empleados en la medicina alternativa y religiones afroamericanas ("médicos brujos", como se dice popularmente), además de juguetes baratos. Sobresale por la venta de animales exóticos vivos, y una variedad de artesanías mexicanas, loza de cerámica y artículos de barro.
  • Mercados de Artesanías de la Ciudadela y de Buenavista, especializados, como sus nombres lo indican, en la venta de artesanías mexicanas.
  • Mercado Hidalgo. Con una gran cantidad de productos para restauración y reparaciones domésticas.
  • Mercado de la Lagunilla. Especializado en ropa y accesorios, lugar de visita casi obligada de muchas de las futuras quinceañeras y novias de la ciudad y algunas del interior del país.
  • Mercado Jamaica. Especializado en la venta de flores (éstas las 24 horas del día), frutas y verduras.
  • Mercado Nuevo San Lázaro. También conocido como "el mercado de los peces" o de Mixhiuca, por su cercanía con esa estación del metro. Está orientado a la venta de peces y fauna marina de ornato.
  • Mercado de La Viga. Originalmente el centro de distribución de pescados y mariscos en la ciudad, hoy está reducido a unos cuantos locales y restaurantes. Fue sustituido por el mercado La Nueva Viga, ubicado al interior de la Central de Abasto.
  • Existen numerosos mercados de alimentos, algunos de ellos famosos, como el de Coyoacán, conocido por la comida mexicana que en él se expende, o el de Mixcoac, notable por la venta de pescados y mariscos.
  • Mercado Unidad Rastro. Especializado en carnes rojas, se encuentra en la delegación Venustiano Carranza y es famoso por vender cerdo, res y carnero. También se obtienen vísceras y carnes para pozole, birria y consomé.
  • Mercado Abelardo L. Rodríguez. Se localiza en el Centro Histórico. Es famoso porque en su interior hay pinturas de principios del siglo XX, y la edificación es colonial. Se especializa en la venta de comida, en su mayoría frutas y aguas frutales.
  • Mercado Melchor L. Múzquiz. En San Ángel. Acaba de ser remodelado.
  • Mercado de Flores Cuemanco. El mercado de flores más grande de Latinoamérica; tiene una extensión de 13 hectáreas, formando parte de un área del rescate Ecológico y siendo el principal centro de acopio de plantas actualmente.

Economía informal

Los mercados ambulantes, conocidos como tianguis, son importantes a la economía y apoyo de las áreas, las colonias, a las que sirven periódicamente. Comúnmente se distinguen por sus toldos de color rosa.

Los comerciantes ambulantes están presentes en muchísimas áreas de la ciudad, y han estado presentes desde hace años. En muchos casos son emprendedores independientes. Este segmento del comercio en la capital es de suma importancia, puesto que es una gran cantidad de personas contribuyendo al movimiento de productos y de la economía interna diaria. La densidad de los mercaderes en las áreas metropolitanas varía dependiendo de muchos factores, que incluyen el producto que ofrecen, si tienen una ruta establecida o si tienen algún lugar preferido "fijo" donde comerciar, o si ofrecen sus productos o servicios solamente los fines de semana. Los productos que ofrecen pueden ser de temporada.

Algunos comerciantes ambulantes son iconos semi nostálgicos de la sociedad mexicana, como lo son el organillero y el merenguero. También están los negociantes que se transportan, y a su vez, transportan su producto en un carrito o en una bicicleta, quizá modificada; por ejemplo, el carrito de los camotes o el afilador de cuchillos y tijeras.

Pero también existen los ambulantes que se han apropiado de calles y vialidades principales y que han constituido al deterioro de la imagen urbana, ya que acarrean basura en toneladas diarias, venden productos apócrifos (piratas) y se adueñan de las banquetas impidiendo el paso de los peatones y vehículos, este tipo de ambulantaje (establecido) se encuentra principalmente en la zona norte del centro histórico colindante con el barrio de Tepito, el eje vial 1 Norte, el eje vial central, y calles del centro histórico hacia el oriente principalmente a la zona del mercado de la Merced y el eje vial 1 oriente, este comercio en los últimos años ha crecido sin control entre muchas otras zonas, y que por lo anterior significa una plataforma inadecuada para el desarrollo de la economía formal, legal y de desarrollo.

Indicadores socioeconómicos

El Distrito Federal es la entidad federativa que posee el índice de desarrollo humano (IDH) más elevado en México. Su coeficiente es de 0,8830, por encima del 0,8221 promediado por la república en su conjunto. El IDH se obtiene mediante el análisis de la disponibilidad de servicios de salud, niveles educativos e ingreso de una población. En el caso del Distrito Federal, el mejor indicador correspondió al ingreso, en el que obtuvo un 0,9018. En educación, el puntaje fue de 0,8997, mientras que en salud, el más reducido, fue de 0,8476. En el Distrito Federal se localizan cinco de las diez subdivisiones territoriales con mayor IDH en la República Mexicana. Estos fueron, en 2004, las delegaciones Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Tlalpan, Coyoacán y Cuajimalpa de Morelos.

Demografía

Evolución histórica de la población del D. F.
Censo Población Tasa 1
1980 8.831.079 2,4%
1990 8.235.744 -0,7%
2000 8.605.239 0,4%
Fuentes: INEGI
1La tasa de crecimiento es la obsevada entre un censo y el anterior.
Artículo principal: Demografía del Distrito Federal (México)

Dinámica de la población

El territorio del actual Distrito Federal ha sido históricamente una de las zonas más pobladas de México. Hacia principios de la época independiente, la mancha urbana de la ciudad de México se hallaba restringida más o menos a lo que hoy es la delegación Cuauhtémoc. A principios del siglo XX, cuando Porfirio Díaz gobernaba México, las élites del Distrito Federal comenzaron una migración hacia el sur y el poniente. Pronto, pueblos como Mixcoac o San Ángel fueron convertidos en sitios de recreo o descanso por los miembros de las clases altas de la ciudad. La tendencia de las clases acomodadas a trasladar su residencia al poniente de la ciudad se reforzó a lo largo de todo el siglo XX.

En los terrenos que fueron ganados al lago a causa de la desecación de la cuenca, fueron habilitados nuevos fraccionamientos habitacionales llamados colonias con el propósito de dar cabida en ellas a los miembros de las clases medias y bajas. La primera de ellas es la que en la actualidad se conoce como Colonia Doctores, fundada hace un siglo con el nombre de Colonia de los Arquitectos. A ella siguieron otras como Obrera y Morelos -destinadas a la clase popular-, y Roma y Juárez -ocupadas por la burguesía porfiriana-.

En la década de 1950, el área urbana del Distrito Federal comenzó a desbordarse del territorio de las delegaciones centrales[36] hacia los terrenos desocupados de las delegaciones periféricas. En el transcurso de las décadas siguientes, la población de la ciudad de México se multiplicó por dos en intervalos de veinte años, más o menos. El crecimiento se explica por la alta concentración de la actividad económica industrial en el valle de México. La concentración económica en el Distrito Federal estimuló la inmigración proveniente de los estados de la república, especialmente de estados pobres como Puebla, Hidalgo, Oaxaca y Michoacán.

Hacia la década de 1980, el Distrito Federal era la entidad más poblada de la República Mexicana. En 1985, buena parte de la población de las delegaciones más afectadas se fue a residir a las delegaciones del sur de la ciudad de México. En 1990, la mancha urbana de la ciudad ocupaba una superficie mayor que

{
}
{
}

Comentarios Ciudad de México, D.F. 2

Muchas gracias Leo por envíarme este completo post sobre Mejico.
Un beso desde Valencia
pues le falto un poco de informacion
paola paola 28/12/2008 a las 21:37
Muchísimas gracias, que blog tan interesante, buscaba algo sobre el Hotel de Cortés ( aún no hallo nada) en la Avenida Hidalgo, que ahora está totalmente diferente de lo que era y que tristeza porque su vocación inicial fué increíble:y así  vine a encontrarme con ustedes, que gusto. Muy agradecida por ayudarnos a saber mas de nuestra historia.
gloria aznar m. gloria aznar m. 31/01/2011 a las 19:51

Deja tu comentario Ciudad de México, D.F. 2

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.