Avisar de contenido inadecuado

Cantar de Mío Cid

{
}
  1. EL CID DEJA SUS CASAS Y TIERRAS

De los sus ojos tan fuertemente llorando,

volvía la cabeza, se las quedaba mirando:

vio puertas abiertas, postigos sin candados,

y las perchas vacías, sin pieles y sin mantos,

y sin halcones, o sin azores mudados.

Suspiró, mío Cid, que se sentía muy preocupado;

habló mío cid, bien y muy mesurado:

<<-Gracias doy, señor padre, que estás en lo alto,

esto me han urdido mis enemigos malos>>.

 

  1. PRESAGIO VICTORIOSO

Allí empiezan a aguijar, allí sueltan las riendas.

A la salida de Vivar tuvieron la corneja diestra,

al entrar en Burgos tuviéronla a la izquierda.

Se encogió el Cid de hombros, levantó la cabeza:

<<Albricia, Álvar Fáñez, pues se nos echa de la tierra,

mas con gran honra retornaremos a ella>>.

  1. ENTRADA EN BURGOS

Mío Cid Ruy Díaz por Burgos entrose,

en su compaña sesenta pendones,

salíelon a ver mujeres y varones,

burgueses y burguesas están en los balcones;

llorando de los ojos, tanto es su dolor.

Por sus bocas todos decían esta opinión:

<<¡Dios, tan buen vasallo, si tuviese buen señor!>>

 

Postigo: puerta pequeña.

Albricia: interjección que expresa alegría.

Pendones: banderas que adornaban las lanzas.

Burgueses: Habitantes de las ciudades o villas.

 

Versión de Francisco Marcos Marín

 

El fragmento pertenece al principio del Cantar de Mío Cid,  cuando el héroe sale de su pueblo tras dejar atrás a su gente y a sus posesiones. En el camino del destierro pasa por Burgos, sin que nadie pueda socorrerlo, ni darle posada o vituallas, ya que así lo ha ordenado el rey.

Se presenta al protagonista en el momento culmen de su deshonor (el Rey lo ha desterrado y, no contento con eso, ha prohibido a sus vasallos ayudarlo), de manera que posteriormente la adquisición de gloria produzca mayor contrafuerte, destacando la valía del caballero. El Cid agrandará su hombría gracias a las victorias y las conquistas que le devolverán el favor del Rey. Aparecen ya sus virtudes y cualidades: ama a su tierra, pues se despide de ella morando, es buen cristiano, no se amedrenta ante la situación, muestra un talante positivo, pues confía en sus posibilidades. Cree posible recuperar la honra e infunde valor en Álvar Fáñez. Todos los hombres lo admiran, tanto los que lo siguen como aquellos que lo ven pasar y exclaman: <<¡Dios, tan buen vasallo, si tuviese buen señor!>>.

El lenguaje es el característico de los poemas épicos, destinados a ser recitados por los juglares.

En cuanto a la estructura métrica, nos encontramos ante una composición irregular. Los versos tienen diferente medida y están divididos en dos hemistiquios por una cesura. La rima es asonante y varía: cada uno de los tres fragmentos utiliza una rima distinta (a-o, e-a, e-o).

Se nos muestran además las marcas o fórmulas habituales en este tipo de relatos y que sirven para conferirle viveza, para actualizarlo y que el lector puede forjarse una imagen mental de lo que está sucediendo. De este modo los personajes son vistos en toda su grandeza, así lo sienten, al menos, quienes escuchan al juglar: exclamaciones, diálogo en estilo directo, alusiones a gestos (Volvió la cabeza, se las quedaba mirando. /Suspiró mío Cid, que se sentía muy preocupado. /Se encogió el Cid de hombros, levantó la cabeza).

La presencia de bimembraciones facilita la agilidad narrativa: Allí empiezan a aguijar, allí sueltan las riendas.  Se incluyen además detalles que sirven como augurios de lo que va a suceder: la salida de la corneja por el lado derecho es un presagio de buena suerte y por la izquierda anuncia mala fortuna. El Cid acoge el buen augurio a la salida de Vivar y espanta la mala suerte encogiéndose de hombros, no mostrando desfallecimiento o debilidad al entrar en Burgos.

{
}
{
}

Comentarios Cantar de Mío Cid

Ya en el escuela, de chiquitinas, por las tardes leíamos durante dos horas los clásicos del Siglo de Oro, y de la Edad Media a Jorge Manrique y los Cantares, casi todos anónimos.
El personaje del Cid siempre me ha producido una especial atracción, quizá se deba a la asociación con la película y ese Charton Heston tan maravilloso, haciendo el protagonista, pero en todo caso siempre me gusto especialmente
Me encanta haberlo recuperado en tu espacio mi querida profe
¡Siempre la elección perfecta!
Besos rizados y amorosos (sonrio)
hola agahta todo lo que colocas lleva calidad

Deja tu comentario Cantar de Mío Cid

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.