Avisar de contenido inadecuado

Bravísima la poesía de Ramón Dachs

{
}

poema mínimo

cristal

irreductible

Ramón Dachs

Te presentamos ahora una selección de Poemas mínimos de Ramón Dachs, el poeta que revolucionó la red con la creación de Interminims de navegación poética, un conjunto de poemas muy breves en línea, que siguen el principio básico del hipertexto, basado en la capacidad de asociación de ideas a través de los hiperenlaces que permiten una tercera dimensión a la escritura. El lector puede completar las composiciones con múltiples variables a las que puede acceder a través de la navegación. De este modo esa “música callada”, que es la poesía, se adentra en cada lector, permitiéndole imprimir una voz personal e íntima. Dachs consigue ese poema infinito del que hablaba Borges, puesto que los poemas se vinculan con otros, desplegando interconexiones e invitando al lector a completar sus sentidos. El éxito de su apuesta fue tal, que Dahs no se quedó ahí y ha conseguido que se impliquen asociaciones, medios, publicaciones, universidades hasta conformar en “esa aldea global” que es Internet, un hipertexto integral donde se simultanean diversas lenguas: el francés, el inglés,  el castellano, el gallego y el castellano.

 Se trata pues de toda una revolución sin precedentes en la historia de la poesía, aunque no haya sido la única,  otras innovaciones como la escritura geométrica  y fractal, inventada también por él; la poesía holográfica del brasileño Eduardo Kac o las creaciones intermedia del artista gallego Antón Reixa, han mostrado el apogeo de la poesía,  ese género literario que en otros tiempos parecía la pariente pobre de la literatura.   Ante todas estas innovaciones el lector de poesía y el poeta se siente pletórico, porque ya nadie dice aquello de “malos tiempos para la lírica”.  Todas estas innovaciones muestran que la poesía no se amilana ante las nuevas tecnologías, ella siempre indaga nuevos medios de expresión; al fin y al cabo y pese a que hayan habido momentos de mayor o menor auge, el poeta, el buen poeta, siempre ha mantenido la aljibe de respuestas  lleno, y ha hallado las preguntas.

Los textos que figuran a continuación pertenecen a la edición en castellano de esos Poemas mínimos. En ellos, el poeta percibe la luminosidad de las palabras, porque el poema emerge con energía en busca de su esencia. Según su propia autor, el poeta, el mismo, siente el fogonazo de algunas de las imágenes que aparecen en el poema con más intensidad que otras, y ese fogonazo multiplica un haz de resonancias inmediata, haciendo que olvide el resto de la composición. Gracias a estos versos (en ocasiones sólo tres versos y a veces incluso únicamente tres palabras) el autor filtra su emoción más íntima y plena. Los eternos temas (el amor, la naturaleza, la búsqueda de plenitud) se condensan, invitándonos a completar su significado, con todo un haz de resonancias que permanece oculto.

 

Aunque se ha hablado de la resonancia oriental  de estos poemas ( Matsuo Bashô y la tradición japonesa), estos poemas son un ejemplo viviente de cómo pueden forjarse las palabras de todos esos maestros, pero no sólo los orientales, también Pound, Guiuseppe Ungaretti, Eugenio de Andrade, Juan Ramón Jiménez, Mallarmé; todos los que han buscado la esencia de la palabra poética resuenan aquí, todos y cada uno de ellos han forjado hitos, han abierto camino; sus voces no se han apagado, siguen ahí, siguen presentes en los nuevos maestros, en los nuevos poetas, y qué duda cabe que en Dachs, se asoman de puntillas y nos abrazan.

 

Ramón Dachs que ejerce actualmente como actualmente bibliotecario documentalista especializado en Humanidades en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona ha publicado entre otros: Obagues ( 1985), Fosca endis- (1993), Vacant ( 1995), Llibre d´amiga ( 1998), Cima branca ( 1995), Quadern rimbaldià o La intertextualitat generativa ( 1996) y Blanc ( 1998). Además ha traducido Cent un juejus de Xina Tang ( 1997) en colaboración con la sinóloga y traductora Anne-Hélêne Suárez. Poemes mínims apareció en 1995, y fue posteriormente traducido al castellano.

 

 

 

a flor de agua y de luz

el arquero del alba

tensa un hilo de luna

 

 

Breve epitafio para luego

 

ánima blanda y vagorosa

huésped y amiga de este cuerpo

¿dónde hallarás morada, ahora?

 

 

 

apremiante espejismo

el recuerdo

disipándose en nada

 

bajo los astros

lucen humildes

luciernaguitas

 

 

en extravío

 

campo a través

a la ventana

tras otro linde

 

 

claustros yermos

asomados

a la altura

 

y eco impávido

de grillos

en los muros

 

 

 

cuerpo con cuerpo

frágil

pacto desnudo

 

 

 

deambular de extraños

a la deriva y solos

hasta agotar sus días

 

 

 

periplo rojo

 

el sol se apea

del horizonte

sin barandilla

 

 

 

estrella fugaz

 

galope tendido

de crines astrales

prendido en llamas

 

 

 

labios

beben

labios

 

 

 

la muerte, noche inmensa

apaga alguna vez

minúsculas luciérnagas

 

 

la tierra atrae el cielo

trenzándose las aguas

con los pezones blancos

 

deseo

 

mil alas locas dislocadas

 

 

arco iris

 

oficio cristalino

solemne

liturgia de la luz

 

 

 

poema mínimo

cristal

irreductible

 

 

 

ruinosos molinos

erizan aún

colinas al viento

 

 

 

inerte orilla

 

sobre la arena

el mar respira

porosamente

 

 

 

sonámbulos que pululan

y embates de toros negros

apuran la oscuridad

 

 

 

transitan paisajes

efímeras sombras

que pierde el crepúsculo

 

 

 

 

tumulto en mutación

constante devenir

en tránsito sin fin

 

de tiempos por el tiempo

 

 

 

vacío

purpúreo

la noche

 

cascada

de luz

el alba

 

 

adagio

 

vive hoy

el día

fugitivo

 Este es el enlace de la muestra de poemas chinos en trilingúe, que aparece en la revista "Armas y Letras", editada en Monterrey, por la Univ. Autónoma de Nuevo León. Este  nº 64  salió en el 2008.

Agradezco enormemente a Ramón Dachs la referencia: http://www.armasyletras.uanl.mx/64/

Espero que os guste tanto como a mí.

 

{
}
{
}

Comentarios Bravísima la poesía de Ramón Dachs

esta preciosa me encantan los relatos corticos y dicen algo con esos dibujos que me figuro los habras colocado tu conjugando como un paisaje  los vere mas veces me han encantado
La poesía en su esencia, Lucía. Sí, como siempre las imágenes las busco yo, me gusta que abran multiples interpretaciones, no necesariamente que sean como el guante de la mano.
Un beso muy fuerte.
"El sol se apea del horizonte sin barandilla"
Como siempre ... me descubres la magia ... la creatividad ... al alma ... la ternura ... la desesperación ... la locura ... el amor
Besos mi ricitos pelirojos.
son preciosos estos versos, en su desnudez. Geniales.
Un beso muy fuerte.

Deja tu comentario Bravísima la poesía de Ramón Dachs

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.