Avisar de contenido inadecuado

El bosque dividido en islas pocas

{
}

Ramón Castellanos

Queridos amigos: ¿Queréis saber el libro de poesía que estoy leyendo ahora? Ni más ni menos, que una antología poética de la obra de Jenaro Talens. En concreto “El bosque dividido en islas pocas”. Antología poética (1960- 2008). Seleccionada y prologada por Antonio Méndez Rubio, esta obra es un deleite para los sentidos, una caja de resonancia tremendamente viva y efusiva.  Aquí os dejo estos dos ejemplos en prosa poética. En ellos descubro ese “cofín inevitable” al que abocamos la escritura poética; un mar que salpica una y otra vez y otra nuestra muda existencia.

Besos

 

Confín inevitable

Sucede que percibo de pronto la plenitud que el silencio interpone entre la noche y yo, silencio que a veces transcurre por mis manos, se desliza sobre mi piel, imprime su corrosiva zarpa en algún lugar del antebrazo mientras me imagino al borde del delirio, acariciado y semiposeído por la presencia muda de un espacio sin fin. La sospecha de mi permeabilidad me asalta por instantes y se vuelve difícil discernir entre mis ojos y el olvido de que se componen.

Es entonces cuando el vaho que dibujan las letras de mi nombre (no es la curiosidad quien urge a superficie, su solícita máscara) me oculta a las miradas de quién o quienes hacen de mi muerte una ficción innecesaria.

Los signos del cansancio conocen el lenguaje de esta fecundación fantasmagórica. Su irrealidad me instaura como límite.

 

El poder de la voluntad.

El mar intenta no llamar la atención. Le molesta ser contemplado tan obsesivamente por esa figura extraña, cuando quisiera pasar inadvertido. Y la figura, de pie sobre la playa, no deja de mirarle. Nota cómo sus ojos se le clavan a cada instante, unos ojos estúpidamente pequeños, como de aprendiz que se iniciara a costa suya en el oficio de mirar. Seguramente ahora están buscando la manera de fijar su silueta sobre un pedazo de papel. Los imagina orgullosos, felices (aunque tal vez vaya demasiado lejos) por haber encontrado el tono de azul que el momento requiere. Y ahora el pincel describirá tal sinuosidad, y este detalle y ése y aquella imperceptible cáscara de espuma, toda su desnudez. Por eso el mar se remueve, nervioso, se oculta tras unas olas cada vez más abundantes. Y la figura no se inmuta. Ni siquiera hace ademán de partir. Prefiere simular que no se ha dado cuenta de su gesto de desagrado. Y el mar intenta de nuevo… pero no, ya no es el mar, es un loco, una fuerza desatada, furiosa, que se encrespa y amenaza antes de lanzarse sobre la arena. Destruir, no, hundirse entre los resquicios, hacia un lugar tranquilo, tranquilo.

La figura ya no le importa en absoluto. Más bien la ignora, ni se digna reparar en su presencia, en esos dos ojos, que, posiblemente, le estarán mirando ahora del mismo estúpido modo en que lo hicieron antes, en la mano que, trazo a trazo, va dibujando su caricatura sobre el papel. En tanto, retrocede, lentamente, sin apenas ruido, aprovechando un descuido momentáneo  en la figura de la playa. Le gustaría sorprenderla con una súbita desaparición. Lejos, lejos, muy lejos, donde nadie sepa que es el mar.

La obsesión le dura desde entonces.

{
}
{
}

Comentarios El bosque dividido en islas pocas

El silencio y la mar ... provocan los mismos sentimientos, ausencias, frustraciones ... la soledad a la que tienes que enfrentarte cuando estás inmersa en sus dominios y tienes que encontrar una razón para tu vida ...
Escojiste retazos que provocan fuego en el alma
Tiene que ser un libro delicioso de leer ... entero
Dejo mi amor en ese bosque que ambas compartimos ...
esta bonito la segunda parte del mar me ha encantado no se el por que me gusta el agua no me refiero a la del grifo manantiales cataratas olas de espuma etc puede ser me hayas dado para ponga yo un pequeño pensar publicado
Así es María, es un libro lleno de sugerencias y de poemas que no te dejan indiferente. Desde luego, estoy convencida de que te gustará.
Un beso
A mí también me fascina el mar, aunque siempre me ha dado algo de miedo.
Espero haber disparado esas palabras tuyas tan sabias, tan llenas de sentimiento y belleza.
Besos.
Interesante libro.
Besos.
Paloma

es.funscrape.com
Muy interesante texto, lo poco que lei me gusto mucho.
besos 
Maggie 

Deja tu comentario El bosque dividido en islas pocas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.