Avisar de contenido inadecuado

Bienaventurados sean

{
}

 

Bienaventurados sean

todos aquellos que se lían

desnudos el fardo de la esperanza.  

Bienaventurados sean

los niños esnifados en las ancas de los sapos,

los hombres rompe-huesos que tiritan de pena,

las princesas durmientes…

Echemos la buenaventura:

la palma de la mano silencia la pobreza

y la ira se avergüenza de sí misma.

 

Mientras crece el edén en la palma

de mi mano

el pan se multiplica.

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Bienaventurados sean

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.