Avisar de contenido inadecuado

Apuntes de literatura, 2º Bachillerato. La casa de los espíritus

{
}

ISABEL ALLENDE: LA CASA DE LOS ESPÍRITUS.

Prof. Mari Carmen Moreno Mozo

 TAGS:undefined

 

 

 

fotografodebodaenValencia.ElRevesdelEspejo.http://www.jfrechina.com/

 

I.- INTRODUCCIÓN.-

II.- LA CASA DE LOS ESPÍRITUS.-

1.- LOS NARRADORES.-

2.- ANÁLISIS DE LA ESTRUCTURA.-

a.- Estructura externa.

b.- Estructura interna.

3.- TEMAS FUNDAMENTALES.-

a.- El contexto político-social.

- El mundo de los trabajadores y campesinos.

- La oligarquía dominante.

b.- La magia, lo inexplicable.

c.- El amor:

- Amores idealizados y no correspondidos.

- Amores apasionados e ilícitos.

- Amor familiar.

- Amores nunca realizados.

d.- El papel de la mujer:

- Nívea del Valle.

- Clara.

- Blanca.

- Alba.

4.- ANÁLISIS DEL ESPACIO:

a.- El campo, Las tres Marías.

b.- La ciudad, la gran casa de la esquina.

5.- ANÁLISIS DEL TIEMPO:

a.- Tiempo externo.

b.- Tiempo interno.

 

 

I.- INTRODUCCIÓN.

 

Podemos decir que la Literatura Hispanoamericana empieza en el siglo XV (los

Diarios de Colón son, para muchos, el primer testimonio de ella); sin embargo hay que tener en cuenta que, previamente, en Centroamérica y Sudamérica existían civilizaciones fuertemente desarrolladas (fundamentalmente la de los pueblos mayas, incas y aztecas), las cuales influyeron de un modo muy significativo en la literatura española hecha en América.Por eso, la literatura hispanoamericana es sincrética, dado que es una síntesis entre la cultura española y las formas culturales precolombinas. El proceso que culmina con dicho sincretismo cultural comienza con el choque violento y dominador de los tiempos del descubrimiento y la colonización; pero posteriormente, y aún sin perder la nota violenta, ambas culturas se van uniendo irremediablemente gracias al mestizaje. Claro ejemplo de ello son los Comentarios reales (siglo XVI) del Inca Garcilaso (hijo de una princesa inca y de un caballero español, hermano de Garcilaso de la Vega) Por otra parte, cabe también considerar que, con el paso del tiempo, las colonias fueron independizándose de la metrópoli, y por tanto desarrollando unas formas culturales propias, aunque nunca desvinculadas totalmente de las que se cultivaban en España.

 

Una vez cumplido este proceso de independencia política y cultural, y a lo largo de todo el siglo XX, la literatura hispanoamericana empieza a influir en la literatura española, y por extensión en todas las literaturas occidentales: desde el Modernismo de Rubén Darío y José Martí hasta la propia Generación del Boom, que triunfó en los años 60 y 70 por todo el mundo, y donde podemos encontrar autores y obras tan influyentes como las de Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar y Juan Rulfo. Isabel Allende se sitúa literariamente en el Post-boom de la literatura hispanoamericana, movimiento que busca menos la experimentación formal que sus maestros y que se centra en un estilo más sencillo, popular y espontáneo, aunque persiste la mezcla de fantasía y realidad. Junto a Allende encontramos en este movimiento a María Brunet, Mª Luisa Bombal o Laura Esquivel, que mezclan el feminismo, el testimonio social y la cultura popular.

 

En cualquier caso, a Isabel Allende no le gusta que la encasillen en ningún movimiento literario, si bien reconoce algunas influencias literarias:

 

- Las lecturas de su infancia, que le transmiten el gusto por la aventura, el suspense y la intriga: novelas de Emilio Salgari, Julio Verne, Dickens o Mark Twain.

- Los poetas hispanoamericanos  como Mª Luisa Bombal, Violeta Parra o Pablo Neruda, por su visceralidad y su escaso pudor para hablar de emociones y sentimientos.

- Esteban Echeverría, Miguel Ángel Asturias, Augusto Roa Bastos y Alejo Carpentier, por su denuncia de las dictaduras y su compromiso social.

 

Isabel Allende bebe de muchas fuentes, pero ante todo es una autodidacta que acertó con la fórmula del éxito: empezó a escribir en 1981 en Caracas, donde estaba exiliada; pero hasta años más tarde no se publicó La casa de los espíritus en España, si bien a partir de esos momentos empezó el “fenómeno Allende”: De amor y de sombra (1984), Eva Luna (1987), El plan infinito (1991), La hija de la Fortuna (1999), Retrato en sepia (2000), la trilogía fantástica integrada por La ciudad de las bestias (2002), El reino del dragón de oro (2003) y El bosque de los pigmeos (2004), y la novela de aventuras El Zorro, comienza la leyenda (2005). También ha publicado libros de cuentos: Cuentos de Eva Luna (1988) y Afrodita (1997), así como libros de carácter autobiográfico: Paula (1994), dedicado a su hija fallecida y Mi país inventado (2006).Su última novela hasta ahora es La isla bajo el mar (2009)

 

II.- LA CASA DE LOS ESPÍRITUS.

 

1.- LOS NARRADORES.

 

En la obra aparecen distintos narradores-personajes, por lo que podemos señalar que nos encontramos ante un perspectivismo narrativo.

El principal narrador es ALBA, que se sirve de diferentes fuentes de información: los

cuadernos de anotar la vida” de su abuela Clara, cartas e historias que le han contado otros personajes, y también sus propias vivencias:

 

“Me entero de las cosas a través de los cuadernos de Clara, las cartas de mi madre, los libros de administración de Las tres Marías y tantos documentos que ahora están sobre la mesa al alcance de mi mano.”

 

Alba decide escribir mientras espera el regreso de Miguel. La idea se la ha dado su

abuelo antes de morir: le pide que escriba la historia de la familia para que conserve sus raíces, tal y como el espíritu de Clara le sugirió cuando estaba encerrada en el infierno de “La Perrera”.

 

Al principio de la novela sabemos que alguien narra la historia a través del material de Clara, pero no sabemos quién; sólo que es un narrador interno, testigo de los hechos:

“Pero eso no fue hasta más tarde y Clara nunca lo supo, de modo que no pudo anotarlo en sus cuadernos para que yo lo leyera algún día. Me enteré por otros conductos.”

 

No sabemos la identidad del narrador hasta el epílogo de la novela: “anoche murió mi abuelo.”

 

Otro narrador de la obra es ESTEBAN TRUEBA. Narra antes de morir, a sus 90 años, y escribe como un narrador autobiográfico, desde su punto de vista de patriarca y como voz masculina, dando el contrapunto a tanta voz femenina. Como narrador, Esteban Trueba es equisciente, interno y muy subjetivo:

 

“Yo era como un padre para ellos, con la reforma agraria nos jodimos todos.”

 

Por último tenemos un narrador externo en 3ª persona, con omnisciencia relativa, que cuenta la vida de Alba tras la muerte de Clara, cuando ya no hay cuadernos de anotar la vida. Narra sobre todo los amores de Alba y Miguel, la ayuda prestada a necesitados y perseguidos políticos, su encierro y su tortura:

 

“Alba tuvo poco tiempo para lamentar la muerte de su tío Jaime.”

 

2.- ANÁLISIS DE LA ESTRUCTURA.-

 

a.- Estructura externa:

 

La obra se divide en 14 capítulos y un epílogo, donde descubrimos que es Alba la narradora principal de la historia en colaboración con su abuelo, que acaba de morir en sus brazos. Así pues, la estructura se presenta como circular, puesto que Alba, desde su presente narrativo, empieza y finaliza la narración con la misma frase: “Barrabás llegó a la familia por vía marítima”, frase que da inicio a 50 años de historia familiar.

 

Cada capítulo presenta cierta independencia pues aborda fundamentalmente un núcleo temático que organiza la narración y que muchas veces va presidido por un título temático: el capítulo II, “Las tres Marías”, se centra en cómo Esteban Trueba, partiendo de la miseria, levanta y organiza un fundo abandonado; el capítulo X, “La época del estropicio”, se centra en el abandono en el que se sume la gran casa de la esquina tras la muerte de Clara, y cómo los miembros de la familia se disgregan y apenas se comunican entre ellos.

 

La unidad de la obra se logra, lógicamente, a través del relato de la historia de cuatro generaciones de una familia; pero si hay un personaje presente en toda ella es ESTEBAN TRUEBA. Su longevidad y su tremenda vitalidad le permiten ser testigo a la vez que protagonista de la historia familiar.

 

b.- Estructura interna:

 

Podemos secuenciar la obra en función del material utilizado por Alba para la narración y por el protagonismo de diferentes personajes:

 

1ª parte: Capítulos I-IX. Abarca hasta la muerte de Clara; en esta parte el

material básico de información son los libros de anotar la vida.

 

- Eje central: Vida de Clara en compañía de Esteban.

- Historias de los hijos: Blanca, Jaime y Nicolás (incluye la infancia de Alba)

- Alternan la vida en la ciudad con la vida en el campo, aunque predomina ésta

última.

 

2ª parte: Capítulos X-XV. Centrado en el mundo de Alba y en los acontecimientos políticos (Victoria de Allende, Golpe de Estado y represión posterior). Es una parte mucho más centrada en la ciudad, sobre todo en la gran casa y en la Universidad.

 

3ª parte: Epílogo. La historia se cierra uniendo a la primera generación, representada por Esteban, con la última, Alba, que juntos deciden contar la historia de la familia para mantenerla siempre viva.

 

3.- TEMAS FUNDAMENTALES.

 

a.- El contexto político-social:

 

La obra refleja muchos de los acontecimientos de la historia de Chile en el siglo XX, especialmente y con más detalle las dos décadas previas al Golpe de Estado de Pinochet en 1973, el propio golpe y la represión que los caracterizó. Hasta la victoria de Salvador Allende y la Unión Popular en 1970, la sociedad chilena se estructuraba, como vemos en la obra, en dos grandes bloques:

 

- El mundo de los trabajadores y los campesinos, que en la obra aparece reflejado en Las tres Marías. Analfabetos, sin recursos propios, necesitan ser liderados por un patrón fuerte y enérgico, en ocasiones incluso brutal (Esteban Trueba). Su miedo al “amo” les impide rebelarse, salvo excepciones como las de Pedro Tercero García, algún sindicalista o cura progresista como el Padre José Dulce María, que luchan por la justicia social. En la obra se señala que los patronos amañan las elecciones para perpetuarse en el poder.

 

En el ámbito urbano, vemos una amplia masa social sometida a la oligarquía que de una u otra manera ostenta el poder (terratenientes, conservadores, militares…). De fondo aparecen las protestas universitarias o los nuevos revolucionarios más cercanos al comunismo que al sindicalismo, como por ejemplo Miguel, o los socialistas como Jaime, que trabaja en su hospital para ayudar a los más necesitados.

 

- La oligarquía dominante: en el ámbito rural la encarnan los grandes terratenientes que ejercen el poder absoluto en sus fundos, tomándose la justicia por su mano con la complicidad de policías y jueces (véase como ejemplo los asesinatos y violaciones

impunes atribuidas a Esteban Trueba). En la ciudad, este grupo está representado por el Barrio alto, donde ubicamos la gran casa de la esquina, y donde abundan los lujos burgueses, se apoya a los partidos conservadores y se teme y se recela de los partidos de izquierda y sus influencias comunistas.

 

Como la obra señala, Allende perdió dos elecciones antes de obtener la victoria en 1970, victoria que convulsionó al país dando como resultado un clima de gran inestabilidad política: la derecha chilena pensó que las hordas comunistas asaltarían sus propiedades y destruirían la sociedad, cosa que no ocurrió según la obra, pues las  celebraciones fueron  tranquilas por parte de los seguidores socialistas. Sí que se promovió una reforma agraria que expropió la tierra a los grandes patronos para repartirla entre los trabajadores (episodio del secuestro de Esteban Trueba en Las tres Marías, liberado por Pedro Tercero).

 

La derecha se confabuló para recuperar el poder y chantajeó al gobierno en su parte más vulnerable: la economía. La obra refleja los problemas de inflación que el país sufrió y cómo éste se paralizó por la carestía de alimentos y otros bienes de consumo, apareció el mercado negro y se acrecentaron las diferencias entre pobres y ricos: recordemos a Blanca almacenando alimentos en el sótano y simultáneamente a Alba repartiéndolos entre los más necesitados.

 

Algunos como el revolucionario Miguel ya pronosticaron que la derecha no permitiría un gobierno de izquierdas. La obra cita cómo políticos conservadores (entre ellos Esteban Trueba) se reunían en secreto con militares y agentes de la CIA para derrocar al gobierno de Salvador Allende. Pasados 40 años, ya es un hecho reconocido que EEUU y la CIA colaboraron efectivamente de esta manera en el derrocamiento del gobierno de Allende.

 

En general podemos afirmar que la obra es muy fiel a los acontecimientos históricos; se narra con detalle el asalto al Palacio de la Moneda (el palacio presidencial) y las últimas horas de Salvador Allende y sus más fieles colaboradores (Jaime entre ellos). El Presidente no contempló la posibilidad de exiliarse como le ofrecieron los golpistas y asumió su muerte en el mismo Palacio .A partir de esos momentos la miseria se extiende por las clases trabajadoras y los más privilegiados ven cómo los establecimientos se pueblan otra vez de mercancías y víveres, tan rápido como habían desaparecido.

 

Comienza entonces la represión, la época del terror, para sorpresa incluso de algunos políticos de derecha que habían apoyado el Golpe. Los militares no cedieron el poder a los civiles como se pensaba y comienza una represión que en la vida real se saldó con cifras espeluznantes: 35.000 torturados, 300.000 detenidos, otros tantos exiliados y miles de desaparecidos. En la obra vemos cómo Alba consigue salvar a un puñado de personas que se esconden por sus ideas, depositándolos en embajadas extranjeras.  Blanca y Pedro Tercero – por ejemplo- se exiliaron a Canadá.

 

El último capítulo de la novela relata cómo Alba es torturada  (aun siendo la nieta del Senador) para que revele el paradero de su novio revolucionario. Alba, Ana Díez o la misma Amanda (muerta por no delatar a su hermano) nos muestran el terror y la brutalidad de los torturadores (en la vida real la policía política, la DINA).

 

b. - La magia, lo inexplicable:

 

El Realismo mágico nace en Hispanoamérica mediados del siglo XX. Iniciado por la novela Doña Bárbara, de Rómulo Gallegos, es un intento de renovación literaria ligado a las vanguardias europeas, aunque reflejando la realidad americana. Se basa fundamentalmente en mostrar lo irreal o extraño como algo normal y cotidiano, que no asombra a los personajes del relato. Este presupuesto es seguido por todos los autores del Boom de la narrativa Hispanoamérica de los 60 y 70, y aparece también, como heredera que es, en las novelas de Isabel Allende.

 

El tema de la magia como parte de la vida cotidiana está presente en toda la obra, pero si hay un personaje que la representa por excelencia es Clara, “Clara clarividente”, como la llama y la llora su propio marido. Desde el principio, Rosa ya es descrita como “un ser de otro mundo, ajena a las preocupaciones más prosaicas de éste”, y está descrita como una belleza de otro mundo, con su pelo verde y sus ojos amarillos. Incluso después de su muerte sigue con la magia que la mantiene incorrupta. Y en la estela de su hermana aparece también Clara, con sus períodos de mutismo, sus reuniones en la gran casa de la esquina con las hermanas Mora o su

telequinesia. Clara sueña y predice el futuro, habla con los espíritus de los muertos, e incluso después de muerta ella misma advierte a Luisa Mora del peligro que corre su nieta Alba.

Pero es que además sus poderes mágicos son vistos por el resto de la familia con toda normalidad. De ahí que al final todos pueden ver en mayor o menor medida a los espíritus:

 

Férula es vista por toda la familia, Clara es sentida constantemente por Esteban, y se comunica con Alba en “La perrera”. Todo ello acaba generando una clara sensación de mezcla y convivencia entre vivos y muertos. Esta magia no es, por otra parte, patrimonio exclusivo de la familia Trueba del Valle, sino que la vemos conviviendo con toda normalidad en otros ámbitos de la historia; sirva como ejemplo la reacción de Pedro García el Viejo mostrándoles el camino de salida a las hormigas que habían plagado sin remedio aparente Las tres Marías.

 

Otros rasgos del realismo mágico que Isabel Allende mantiene del Boom son:

- Mezcla de personajes ficticios con personajes históricos (el Poeta, el

Candidato)

- Multiplicidad de narradores.

- Gran abundancia de personajes y sagas familiares.

- Superposiciones temporales, analepsis y prolepsis.

-

c.- El amor:

 

Es éste sin duda uno de los ejes temáticos de la novela. La mayoría de los personajes viven y sufren alguna relación amorosa que se convierte en el centro de su existencia. Y así, encontramos diversos tipos de amor:

 

- Amores idealizados y no correspondidos. Encontramos aquí sobre todo el

amor de Esteban, primero por Rosa, de la que se enamora de una manera adolescente y prácticamente trovadoresca, “a primera vista”, por la que sufrirá por enriquecerse para conseguirla y con la que seguirá soñando tras su muerte el resto de su vida. Algo parecido le ocurre después con Clara: a pesar de su difícil relación llena de desencuentros por su mal carácter, la amará siempre, la colmará de regalos, sentirá celos de Férula o de todos aquellos que capten su interés (incluidos sus propios hijos), y la llorará y sentirá incluso después de muerta. Ambos amores acaban homenajeados en la construcción del mausoleo para sus tumbas.

 

- Amores apasionados e ilícitos: dos generaciones de la familia viven este tipo de amor. Blanca y Pedro Tercero, predestinados desde niños en Las tres Marías, poniendo el contrapunto a las violaciones de Esteban con sus dulces encuentros en el río, separados por su posición social, no estarán juntos hasta el final de la obra, tras vencer todas las dificultades que la vida les plantea. Pero es que, como ellos mismos reconocen, no son capaces de querer a nadie más. Por otra parte encontramos a la hija de ambos, Alba, y a Miguel, que repiten en cierto modo la historia anterior: diferente posición social, encuentros amorosos a escondidas, y un amor incombustible por encima de las circunstancias que les toca vivir.

 

- Amor familiar: es éste el tipo de amor que vive Esteban con su nieta Alba.

Un amor recíproco e irracional que estará por encima de sus diferencias políticas, siempre fieles y defendiéndose de los ataques de otros. Esteban da y recibe de su nieta lo que nunca necesitó de sus propios hijos, a los que ignora y de los que recibe la misma indiferencia. Amores de este tipo vivirán también la misma Alba con su tío Jaime y Amanda con su hermano Miguel, que llegará a dar su vida por no traicionarlo.

 

- Amores nunca realizados: representado sobre todo en Jaime y Amanda.

Jaime nunca le revelará su amor y sufrirá su presencia y la relación con su hermano Nicolás. Cuando ella vuelva a aparecer en su vida la cuidará y protegerá, aun sin sentir ya el amor del pasado. Este tipo de amor se observa también entre Clara y Férula, que llegan a rozar una relación lésbica nunca verbalizada, y entre Pedro Segundo García y Clara, que conversan y comparten tareas domésticas como si fueran un matrimonio bien avenido.

 

d.- El papel de la mujer:

 

Pese al gran peso de Esteban en la novela, Isabel Allende concede una gran atención a las actitudes, comportamientos y mujeres de la familia, y describe a través de las generaciones la evolución del rol femenino en la sociedad.

 

Nívea del Valle apoya a su marido Severo en sus ambiciones políticas por el PartidoLiberal, y su gran aspiración y lucha personal será conseguir el voto para las mujeres. Sigue siendo una mujer tradicional con sus 11 hijos, pero sueña con el progreso y la emancipación femenina.

 

Clara está casada con un hombre de ideas muy conservadoras que detesta las ideas progresistas, y está más preocupada por el mundo de los espíritus que por el de los vivos. Pero al igual que su madre, muestra preocupación por alfabetizar a las mujeres campesinas, monta un taller de costura en Las tres Marías y les da charlas sobre sus derechos. Las campesinas acuden por respeto, pero no entienden a aquella mujer que pone en tela de juicio la autoridad del marido sobre su mujer, ya que si el marido no les pega es porque no quiere.

 

Blanca es la primera mujer casi independiente de la familia, aunque durante toda su vida seguirá dependiendo económicamente de su padre y vivirá bajo su techo. Pero se declara en rebeldía amando a su mayor enemigo, aprenderá el oficio de modelar el barro, dará clases a los niños con problemas en la gran casa de la esquina y acabará viviendo de sus Nacimientos en Canadá.

 

Con la cuarta generación llegamos al final del proceso. Clara es una mujer independiente que estudia en la Universidad, participa activamente en las protestas estudiantiles y en la época de la represión repartirá comida, ayudará a los perseguidos y entregará las armas compradas por su abuelo a los revolucionarios. Pero también será ella la que sufra la represión y la tortura, y sobrevivirá gracias al aliento de otras mujeres como Ana Díez para contar la historia de la familia y de sus mujeres.

 

4.-ANÁLISIS DEL ESPACIO.

 

El macroespacio donde transcurre la historia es Chile; nunca se menciona explícitamente pero los 50 años de historia del país está presente en toda la obra. Dentro de él encontramos dos microespacios que estructuran la novela: el campo, la vida en Las tres Marías, y la ciudad, la gran casa de la esquina. Son espacios opuestos, donde los mismos personajes se comportan de manera diferente:

 

a.- El campo, Las tres Marías: en su origen es un fundo en ruinas cuando Esteban la hereda de un padre alcohólico y llega allí tras morir Rosa. Él lo elige porque es el único lugar en el que queda algún recuerdo grato de su niñez, y se propone levantarlo y hacer de él un lugar próspero. A su llegada los campesinos viven en la pobreza y muy desorganizados, representando así la barbarie, el retraso y el lugar donde no llega el progreso (teléfono, automóviles, radio…) Esteban lo va a cambiar todo: compra ganado, organiza a los hombres en cuadrillas, reconstruye la casa, funda una escuela y da a cada trabajador un pedazo de tierra cultivable. El resultado es que Las tres Marías se convierte en uno de los fundos más prósperos de la zona. El terremoto lo destruirá todo, pero Esteban, junto con Pedro Segundo y Clara lo reconstruirá todo. Pero Esteban dirige su posesión dentro de un esquema muy tradicional, casi feudal: él es un padre para ellos, y por eso decide por ellos; les da una vida mejor pero al mismo tiempo abusa de su poder: viola a las mujeres, mata a los rebeldes, les dice lo que tienen que votar. Las diferencias de clase son, una vez más, insalvables.

 

En el campo, los protagonistas cambian su comportamiento respecto a la ciudad, y en líneas generales se puede decir que son más felices: Clara se convierte en una mujer práctica y activa, olvida los espíritus y trabaja en la escuela, enseña higiene a las mujeres y colabora en la reconstrucción tras el terremoto; Blanca vive por y para regresar al campo y vivir su gran amor con Pedro III; Jaime y Nicolás son libres, alejados de la disciplina del internado; Alba vive y disfruta del campo varias veces al año en compañía de su abuelo. Sólo Férula no soporta la falta de civilización del campo, aunque lo aguantará por amor a Clara. Este espacio es el que predomina en la primera parte de la novela.

 

b.- La ciudad, la gran casa de la esquina: Esteban elige el Barrio Alto para construir una gran casa como regalo de bodas a Clara. Huye de lo nacional e indígena y llena la casa de objetos comprados en Europa y Estados Unidos, quiere que su casa destaque entre las demás. Sin embargo, la dueña de la casa será Clara, y allí acogerá a espiritistas, bohemios, videntes…, e incluso la ampliará con más cuartos para sus huéspedes, hasta convertirla en un laberinto.

 

Cada miembro de la familia tiene en la casa su espacio propio: Esteban, la biblioteca; Clara, el cuarto de espiritismo con su mesa de tres patas; Blanca, el taller de artesanía y el aula para sus clases; Alba, el sótano, lugar de juegos de la niñez y de sus amores con Miguel; Jaime, su cuarto lleno de libros donde estudiar medicina. Pero al morir Clara, la casa entrará en un gran abandono, y los habitantes que en ella vivían se dispersarán para siempre.

 

La casa de la esquina representa también la época del Golpe de Estado y la represión: refugio de perseguidos políticos, comedor para pobres, escondite para Pedro Tercero, lugar donde Alba es detenida…

 

4.-ANÁLISIS DEL TIEMPO.-

 

a.- Tiempo externo: como ya hemos visto, el tiempo histórico abarca el siglo

XX en Chile, hasta el Golpe de Estado de Pinochet en 1973. Pero no hay excesiva precisión cronológica a lo largo de la historia, exceptuando los últimos tiempos:

- 1918: el piloto Godoy cruza en avión la Cordillera de los Andes.

- 1920: Ley de Instrucción Primaria.

- 1933: se funda el Partido Socialista de Chile.

- 1935: las mujeres votan por primera vez.

- 1939 y 1960: dos terremotos asolan Chile.

- 1945: Pablo Neruda es elegido senador y recibe el Premio Nobel de Literatura.

- 1970: Salvador Allende gana las elecciones y es nombrado Presidente.

- 1973: colapso económico de chile, asalto al Palacio de la Moneda, muerte de Allende

y triunfo del Golpe de Estado.

- 1974: se crea la DINA, policía secreta militar encargada de reprimir a los opositores

de izquierda.

 

b.- Tiempo interno: lo más destacable en la obra son las superposiciones temporales y la falta de linealidad. Toda la obra es en sí misma una gran analepsis, un flashback

que realiza Alba desde su presente narrativo y a partir del material acumulado para

reconstruir la historia de la familia. Junto a esta retrospectiva, aparecen también los recuerdos de Esteban Trueba. Ahora bien, esta analepsis es contada de una manera lineal, ordenada a través de las cuatro generaciones de la familia, si bien en numerosas ocasiones aparecen prolepsis propias de la narrativa del Boom, donde se nos adelantan hechos que ocurrirán en el futuro y que justifican los acontecimientos del presente: la deuda de Tránsito Soto será saldada, Blanca y Pedro Tercero serán sorprendidos en la misma posición que cuando eran niños, Amanda dice que “daría la vida por Miguelito”, y el narrador indica que efectivamente, así ocurrirá.

 

{
}
{
}

Comentarios Apuntes de literatura, 2º Bachillerato. La casa de los espíritus

Querida amiga ... como siempre haciendonos recordar nuestra época estudiantil y esos repasos que tendriamos que hacer de vez en cuando ... para no olvidar recordar
Me encantan tus lecciones y siempre me descubres cosas nuevas ... que ayudan a mejorar, al menos en mí, las páginas que escribo
Te quiero ... y no te olvido
PD. Besos a Juan, espero esté mejor, y a María.
Bueno el analisis , con estructura clara y profundizaciones de los distintos aspectos de la obra
poppili poppili 30/10/2013 a las 08:45

Deja tu comentario Apuntes de literatura, 2º Bachillerato. La casa de los espíritus

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.