Avisar de contenido inadecuado

Apuntes de lengua. Oración compuesta. Análisis y ejemplos

{
}

Veamos algunos ejemplos de oraciones compuestas

Coordinadas

 

Ángel abrió el paquete y encontró el regalo (Ángel)

Nos encontramos ante una oración compuesta formada por dos proposiciones unidas por el nexo y, por lo tanto esta oración es coordinada copulativa. Fíjate que tanto, el paquete como el regalo son dos Sintagmas nominales en función de CD. Recuerda que el complemento directo puede llevar la preposición a:

Ángel abrió la puerta y encontró a Ana. A Ana, sería Complemento directo.

Haces el trabajo ya o no saldrás luego. En este caso la oración compuesta está unida por dos proposiciones unidas por el nexo disyuntivo o. Observa como el sujeto está omitido.

He hecho el problema pero aún no lo entiendo

Sería una oración compuesta adversativa, unida por el nexo pero. Observa que lo, hace la función de CD, el adverbio de negación no, sería CC de Negación y aún, un CC de tiempo.

Desea un café con leche o prefiere el zumo.

Sería nuevamente una oración compuesta disyuntiva unida mediante el nexo o. Date cuenta que el sujeto omitido sería usted. Un café con leche, haría la función de CD, de la misma manera que el zumo.

Te he llamado varias veces sin embargo no estabas en casa.

Nos encontramos ante oración compuesta adversativa, formada por dos proposiciones unidas por el nexo, sin embargo. Observa que en este caso estabas, no sería un verbo copulativo puesto que el complemento que le sigue es un CC de Lugar. Recuerda el ejemplo:

Juan es de Valencia (se entiende que es valenciano y por lo tanto es el atributo).

Juan está en Valencia. Indica que está en Valencia, pero no se trata de una cualidad de Juan, porque Juan puede ser de cualquier otra ciudad.

Otros ejemplos de coordinadas:

Distributivas (con adverbios correlativos): ya...ya, ora...ora, bien..., bien...

Ya se comporta divinamente en clase, ya hace el gamberro

 

Consecutivas: conque, luego.

Locuciones consecutivas: así pues, pues bien, de forma que, de manera que, así que, de modo que ( aparecen explicadas con las consecutivas).

 

Explicativas: o sea, es decir, esto es.

Ese chico es el nuevo, o sea, el que viene de Dinamarca.

 

 

Oraciones compuestas subordinadas:

Subordinadas sustantivas.

Son las más complicadas, puesto que pueden hacer todas las funciones de un sustantivo. Quizá las que se reconocen más fácilmente sean las que hacen la función de Complemento directo.

Observa:

Ana me ha confesado que te quiere (Me lo ha confesado). Es una oración compuesta por subordinación. En el análisis, me ha confesado que te quiere, sería el Sintagma verbal, predicado verbal. Dentro de ese sintagma verbal nos encontramos la subordinada sustantiva en función de CD, introducida por el nexo que.  (Te, sería CI, al igual que me).

También nos podemos encontrar una subordinada sustantiva en función de CD introducida por un infinitivo:

Pedro quiere salir al cine esta noche. La situación es idéntica, salvo que en este caso no tenemos un nexo que introduzca la subordinada sustantiva de CD. Dentro del sintagma verbal predicado, quiere salir al cine esta noche, nos encontramos con la subordinada: salir al cine esta noche. Eso es lo que quiere, por lo tanto hace la función de CD.

También podemos observar las proposiciones subordinadas sustantivas en función de CD introducidas por la conjunción si, que introduce una oración interrogativa indirecta:

Su padre pregunto si sabía ya la fecha de la boda.  Observa que nuevamente lo que preguntó sería la proposición subordinada sustantiva, en este caso introducida por la conjunción si.

También nos hallamos con las subordinadas sustantivas en función de CD, cuando nos encontramos ante una pregunta directamente.

Todos preguntaron: ¿es fácil el examen?

Observa que la proposición subordinada sustantiva en función de CD es lo que preguntaron y que es una pregunta directa.

Quizá las proposiciones subordinadas sustantivas más complicadas sean las de sujeto. Veamos si con estos ejemplos te aclaro como reconocerlas.

Si nos encontramos con estructuras del tipo, es fácil, es difícil, es conveniente, sería divertido...observamos que tenemos un verbo copulativo y su atributo correspondiente, pues bien lo que nos falta es el sujeto, por tanto la proposición que encontraremos será una subordinada en función de sujeto, introducida por el nexo que.

Es fácil que apruebes el examen (o sea, tu aprobado). Que apruebes el examen sería la proposición subordinada sustantiva de sujeto. Observa que le falta el sujeto a la subordinada que aparece omitido (tú).

Es recomendable que hagas este trabajo convenientemente. Esta frase es idéntica en la estructura a la anterior, o sea, una oración compuesta formada por un verbo copulativo, su atributo y la subordinada sustantiva en función de sujeto.

También son subordinadas sustantivas las estructuras del tipo, me gusta que, me disgusta que... me apetece, nos alegra...etc. Todas estas están formadas por un complemento indirecto (cualquiera de los pronombres átonos que hace esta función, me, te, se, nos, os, se), un verbo en forma personal y una subordinada sustantiva en función de sujeto:

Me gustaría que salieras conmigo (Lo que me gustaría, hace la función de sujeto). Observa que si digo Me gusta Juan, Juan es el sujeto; bueno pues es en este caso nos hallamos con la misma estructura. Por supuesto, el que es el nexo que introduce la subordinada.

Y así con todos estos ejemplos:

Me disgusta que te comportes así. Me, CI, disgusta (núcleo del predicado) y que te comportes así, proposición subordinada sustantiva de sujeto. El te hace la función de CI y así, es Complemento circunstancial de modo.

Veamos otros ejemplos de subordinadas sustantivas, en función de Sujeto.  

El que llegue a tiempo, tendrá premio. Vemos nuevamente que tenemos el verbo predicativo y el CD, nos vuelve a faltar el sujeto que sería El que llegue a tiempo. Podría sustituirlo por cualquier nombre propio (Paco, Ana, David, Micaela...)

 

Los que hagan pronto los deberes, saldrán antes. Exactamente lo mismo.  ¿Quiénes saldrán antes?, los que hagan pronto los deberes.

También pueden realizar la función de sujeto aquellas que van introducidas por un infinitivo:

Hacer bien las actividades ayuda en el estudio. En esta oración compuesta, podríamos sustituir Hacer bien las actividades por el diccionario, entonces veremos claramente que es el sujeto de la frase.

Comer mal influye negativamente en la salud.

Estructura idéntica, la proposición subordinada sustantiva, sería Comer mal.

 

Veamos ahora toda la retahíla de ejemplos de otras proposiciones subordinadas sustantivas. No debemos olvidar ninguna de las funciones que puede tener un sustantivo:

Estoy cansada de que me hables así. Veamos esta estructura: Tenemos un verbo copulativo y un atributo, acompañado de una proposición, de que me hables así.

Su función es la de complemento del adjetivo, puesto que modifica a un adjetivo.

En el análisis, cansada de que me hables así sería atributo. Podríamos sustituirlo por eso, estoy cansada de eso.

Estoy contento de haber aprobado (Exactamente lo mismo). Proposición subordinada sustantiva en función de complemento de un adjetivo, en este caso, contento.

La directora entregó los premios a quienes habían ganado el concurso. Observa que tenemos el sujeto, el núcleo del predicado y el complemento directo. Lo que falta es el CI: a quienes habían ganado el concurso, podría sustituirse por a ellos. Por lo tanto, proposición subordinada sustantiva en función de CI.

El profesor aprobó a quien se lo merecía. Ídem de lo mismo. Se trata de una oración compuesta, en la que aparece una proposición subordinada sustantiva en función de CI

(a quién se lo merecía). Observa que se es CI y lo, complemento directo.

Ese chico, el que vive ahí, es mi novio. ¿Te acuerdas de la aposición? Un complemento que suele acompañar a un sintagma nominal y nos dice algo de él, individualizándolo. Bueno pues este es el caso. En esta oración compuesta, tenemos un sintagma nominal en función de sujeto, acompañado por una proposición subordinada sustantiva que hace la función de aposición, el resto es sencillo: un predicado nominal, su núcleo, o sea, el verbo copulativo y el atributo.

Confío en que lo harás bien. ¿Te acuerdas de ese complemento que rige preposición? Este es el caso, siempre que confías, confías en algo. En que lo hagas bien, proposición subordinada sustantiva en función de Complemento de Régimen o suplemento.

La actuación fue aplaudida por quienes asistieron al acto. Lo primero que debes saber es que el verbo está en pasiva. Recuerda que los elementos más importantes de una oración pasiva eran: sujeto paciente, núcleo del predicado verbal y Complemento agente. Identificamos el sujeto y el núcleo del predicado; por quienes asistieron al acto, sería una proposición subordinada sustantiva en función de complemento agente.

Proposiciones subordinadas adjetivas.

 

Evidentemente realizan las funciones de un adjetivo.

Veamos los ejemplos:

Mi madre, que está enfadada, no me ha devuelto el móvil. Es una oración muy sencilla. Nos hallamos ante una proposición principal: Mi madre no me ha devuelto el móvil y la subordinada adjetiva, que está enfadada y que podría sustituirse simplemente por enfadada. En este caso el relativo realiza una función sintáctica dentro de la frase y tiene un antecedente, mi madre. Su función sintáctica es la de sujeto ya que si lo sustituimos, lo vemos con claridad (Mi madre está enfadada). El que, es sujeto de la subordinada.

Por otra parte los adjetivos podían tener un sentido especificativo o explicativo. En este caso la subordinada es explicativa, porque nos explica un motivo determinado.

Recuerda  además que la subordinada forma parte  en este ejemplo del sintagma nominal sujeto, pues su simple función es la adjetiva.

Hemos encontrados algunos cuadros que son de un diseño excelente. En esta oración compuesta, la adjetiva, que son de un diseño excelente entra a formar parte del Complemento directo. O sea, algunos cuadros que son de un diseño excelente es todo complemento directo y dentro de ese complemento directo se encuentra la subordinada. Podríamos haber dicho perfectamente, Hemos encontrado algunos cuadros excelentes. El qué, como siempre, realiza una función sintáctica. Nuevamente hace la función de sujeto.

 Pero ahora mira esta oración más complicada

Conozco al chico de  quien hablaba ayer tu novia.

Observa como tenemos una oración compuesta puesto que aparecen dos verbos.

En primer lugar subrayamos el sujeto omitido, yo; y lo que sigue: el predicado verbal.

Dentro de ese predicado verbal, subrayamos el núcleo del predicado, conozco y lo que sigue hace todo la misma función, es CD. De quien hablaba ayer tu novia, es una proposición subordinada adjetiva en función de modificador ( podrías sustituirlo, por ejemplo, por el chico moreno). De quien en este caso hace la función de suplemento, ya que siempre que hablas, hablas de  alguien o de algo. Fíjate que, tu novia es el sujeto.

Vive en un lugar donde hay muchos rascacielos.

 

En esta oración, también hallamos una subordinada adjetiva. Sólo tienes que comprobarlo. Sustituye el donde hay muchos rascacielos por un adjetivo, por ejemplo, húmeda y te darás cuenta. Donde hay muchos rascacielos es una subordinada adjetiva, que forma parte del complemento Circunstancial. Donde, hace la función sintáctica de

Complemento circunstancial de lugar.

Proposiciones  subordinadas adverbiales propias.

Son aquellas que siempre pueden ser sustituidas por un adverbio, o sea, las de lugar, tiempo y modo.

Proposiciones subordinadas adverbiales de tiempo. Siempre denotan matices temporales y se integran en el núcleo oracional mediante diversos nexos o enlaces.

Las principales relaciones temporales expresadas son las siguientes:

Anterioridad. Me levanto antes de que salga el sol. Evidentemente, antes de que salga el sol, es la subordinada adverbial de tiempo. Responde a la pregunta, cuándo me levanto. Antes de que, sería el nexo.

Simultaneidad: Cuando ya salíamos, llegó la visita. El análisis es el mismo. Cuando ya salíamos forma parte de la oración compuesta, o sea, que aparece dentro del predicado verbal, su función es la de Complemento circunstancial de tiempo y el nexo es cuando.

Posterioridad: Después de que lo hayas hecho, hablaremos. En este caso, la proposición adverbial de tiempo es Después de que  lo hayas hecho, y su nexo, después de que.

Reiteración: Siempre que viene, me trae un regalo. La proposición subordinada adverbial de tiempo  es Siempre que viene, introducida por Siempre que.

En cuanto a los nexos o palabras que introducen estas oraciones tenemos:

  • a) Un nexo o locución: cuando, mientras que, apenas, entre tanto, en cuando, siempre que: Cuando sale el sol, los pájaros cantan.
  • b) Otos elementos que funcionan como nexos:

Sustantivos, adverbios + que: Al tiempo que, cada vez que.

Cada vez que lo hago, me sale mal.

Adverbio + que: mientras que, ahora que...

Ahora que te veo, me acuerdo de tu libro. Observa que, de tu libro es Complemento de régimen, pues siempre que me acuerdo, me acuerdo de algo.

Otras estructuras:

  • a) preposición a + infinitivo: Partiremos, al salir el sol. Al salir el sol, formaría parte del sintagma verbal predicado y sería la proposición subordinada adverbial de tiempo. Podríamos sustituirlo por un adverbio, por ejemplo, ahora.
  • b) Proposiciones de gerundio con valor temporal:

     Estando en la playa, me encontré con un amigo.

  • c) Proposiciones de participio con valor temporal

     Muerto el perro, se acabó la rabia.

Ojo, recuerda los valores de cuando:

  • a) Proposiciones sustantivas: cuándo es interrogativo indirecto.

Dime cuando vendrás a por mí. (Dímelo) Proposición subordinada sustantiva en función de complemento directo.

  • b) Proposiciones adjetivas:

Recuerdo aquel tiempo feliz cuando vivía libremente. Tiene como antecedente, aquel tiempo feliz.

  • c) Proposiciones adverbiales de tiempo, ( cuando es adverbio de tiempo)

Cuando el sol se levanta, los pájaros cantan.

     Proposiciones subordinadas adverbiales de lugar.

    Son muy fáciles de reconocer puesto que realizan la función de un adverbio de lugar. Habitualmente aparecen encabezadas por el adverbio donde, que a su vez, puede estar precedido de preposición formando expresiones como a donde, de donde, hacia donde, hasta donde, por donde... de las que nos servimos para expresar las diferentes circunstancias de lugar: 

Donde manda capitán, no manda marinero

Fui por donde me ordenaron

Llegaremos hasta donde podamos

 

Todas ellas constituyen una oración compuesta, en cuyo sintagma verbal predicado aparecen los diversos complementos circunstanciales de lugar (Donde manda capitán, por donde me ordenaron, hasta donde podamos). Donde o prep. + donde, realiza la función de CC lugar.

Ojo con las funciones de donde.

Donde puede realizar las siguientes funciones:

  • a) Proposiciones sustantivas: donde introduce una interrogativa indirecta)

Dime dónde lo has visto, (dímelo). Nos encontramos ante una subordinada sustantiva en función de complemento directo.

  • b) Proposiciones adjetivas: Este es el pueblo donde nací. Observa, el antecedente. Donde nací, proposición subordinada adjetiva.
  • c) Proposiciones adverbiales de lugar: Donde las dan, las toman.

Proposiciones subordinadas adverbiales de modo.

Desempeñan en la oración la función de un adverbio de modo.

Se construyen:

a) Con nexos encabezadotes: Como

Se portó como corresponde a un caballero.

b) Como si + subjuntivo: Hablaba tan despacio como si temiera despertarlo

c) Según: Todos obraron según ordenaste

d) Sin nexos que encabezan la oración, en gerundio:

Se divertía enormemente jugando al ajedrez.

En todos los casos nos hallamos ante una oración compuesta, dentro de cuyo sintagma verbal encontramos una subordinada adverbial de modo, que realiza la función de un CC de modo.

Proposiciones subordinadas adverbiales impropias

Las proposiciones adverbiales comparativas son aquellas con las que expresamos el resultado de la comparación entre dos conceptos. Estos conceptos pueden ser comparados desde tres puntos de vista: modo, cualidad y cantidad.

El modo: se establece la comparación entre el modo o forma con que se ejecuta o realiza una acción: Ese niño se mueve como un demonio.

La cualidad: se comparan cualidades, es decir, las circunstancias o características que distinguen unas cosas de otras. Es mejor Juan que Pedro.

La cantidad: se establece la comparación entre cantidades capaces de número y medida: Tengo más libros que tú

Incluyen siempre elementos correlativos. Pueden ser de igualdad, de superioridad o de inferioridad.

En todas ellas la relación de comparación se establece a través de los elementos correlativos.

Tengo más libros que tú ( tienes)

Nos encontramos ante una oración compuesta, cuyo sujeto gramatical está omitido ( yo)

Tengo más libros que tú (forma el sintagma verbal predicado). El núcleo del predicado es tengo; más libros que tú, hace la función de complemento directo. Dentro de ese complemento directo, nos encontramos un intensificador, el primer nexo correlativo, más; libros, que es el núcleo; que (segundo elemento correlativo) (sería el sintagma nominal sujeto; se sobreentiende, tienes.

Como resultado de la comparación se establecen tres tipos de relaciones:

  • a) Relaciones de igualdad

Esa ciudad es tan hermosa como yo me imaginaba. En este caso la proposición subordinada comparativa formaría parte del atributo, ya que nos hayamos ante una oración copulativa. Los nexos correlativos serían tan...como.

Entregó tanto cuanto le pidieron. Aquí la relación de igualdad se ofrece dentro del sintagma verbal predicado y hace la función de complemento directo. Tanto, cuanto, serían los elementos correlativos. La subordinada comparativa, sería cuanto le pidieron. Se entiende (tanto dinero...).

  • b) Relaciones de superioridad

Quiere más a sus hijos que a su marido. En este caso, la oración compuesta está exenta de sujeto que aparece omitido (él), quiere más a sus hijos que a su marido, sería el sintagma verbal predicado. más ...que serían los elementos correlativos. Lo que quiere sería complemento directo y dentro de ese complemento directo aparece la subordinada comparativa.

  • c) Relaciones de inferioridad:

      El hace menos trabajo  que su hermano David. Los elementos correlativos en este caso son menos que.

Debes tener en cuenta que las proposiciones comparativas son correlativas, es decir, que la segunda se refiere a algo expresado en la primera. Esta correlación suele expresarse mediante elementos correlativos.

Relaciones de igualdad

Trabaja tanto como puede                   tanto.... como

Lo encuentras tal cual lo dejaste          tal...      cual

Gasta tanto cuanto gana                       tanto...   cuanto

Relaciones de superioridad

María estudia más que Luís                más...  que

Pedro es mejor que Andrés          adj. comparativo... que

Relaciones de inferioridad

Tengo menos dinero que Ana            menos...   que

Ten en cuenta además que el primer elemento correlativo de la comparación puede faltar, pero no el segundo.

Se muere como se ha vivido.

 

Si la estructura es completa, toda la oración forma parte de la estructura subordinada por comparación.

Me ha engañado más veces que pelos hay en mi cabeza

Nos encontraríamos ante un gran complemento circunstancial de cantidad, dentro del cual aparece un primer elemento correlativo, más, veces, como núcleo; que, segundo elemento de la comparación...etc.

 Oraciones subordinadas de implicación lógica.

 Causales

Significan causa, motivo o razón. Están introducidas por conjunciones o locuciones causales.

Ej. El suelo está mojado porque ha llovido. En este caso, porque ha llovido forma  parte del  sintagma verbal, predicado nominal y hace la función de C. Circunstancial.

 El nexo sería porque. La subordinada hace la función de Complemento circunstancial

Como ha llovido, no saldremos esta noche. La proposición subordinada aparece totalmente desligada de la principal. Es una proposición aparte que se analiza por separado y que tiene como nexo, a como.

Dentro de las causales recuerda que se diferencian dos tipos:

  • a) Causales del enunciado. Indican la causa de lo que se dice en la oración principal. Realizan la función de complemento circunstancial del verbo de la oración principal.

            Como en el primer ejemplo (El suelo está mojado porque ha llovido)

  • b) Causales de la enunciación: Indican el motivo de lo que dice o piensa el hablante.

      Como ha llovido, no saldremos esta noche.   

Nexos causales: porque, ya que, puesto que, que, en vista de que, por...

Ejemplos:

Perseverad porque el deber lo exige

Nada recogió en la vejez ya que nada sembró en la juventud

Luisa, puesto que es perseverante, triunfará.

Ya que cada cual tiene su dignidad, no despreciemos a nadie.

Apresúrate que el tiempo pasa

En vista de que te lo exigen, entrégalo inmediatamente.

Estás castigado por haberte portado mal

He venido por si me necesitan.

Proposiciones subordinadas consecutivas

Indican la consecuencia o la deducción de algo. Van introducidas por el nexo que, apoyado en un intensificador que puede ser:

  • a) el adverbio tanto o tan. Es tan listo que todos lo admiran.
  • b) el determinante tanto ( y variantes). Ej. Sabe tantas cosas que todos le preguntan a él.
  • c) El determinante demostrativo tal. Ej. Lo hizo de tal manera que nos asustamos.
  • d) El determinante indefinido cada y un. Ej. Tiene un genio que da miedo.

En todos estos casos la proposición subordinada consecutiva forma parte del predicado. Su función sintáctica es la  de complemento del intensificador.

Jorge ha estudiado tanto que ha aprobado todos los exámenes.

Nos hallamos ante una oración compuesta. El sintagma nominal sujeto es Jorge. Ha estudiado tanto que ha aprobado todos los exámenes, sería el sintagma verbal predicado verbal. Dentro de ese sintagma verbal, ha estudiado, es el núcleo del predicado. Tanto que ha aprobado todos los exámenes, sería un complemento circunstancial, cuyo núcleo es tanto; el resto es la proposición subordinada consecutiva, introducida por el nexo que.

Hoy en día las consecutivas que no tienen un valor intensivo no se introducen dentro de las subordinadas, sino que se consideran coordinadas, que se unen mediante conectores. Estas también indican consecuencia o deducción.

Nexos: Las conjunciones conque y luego y las locuciones: de manera que, pues bien, así que, de mono que, de forma que, de suerte que.

 

Ya has terminado los deberes, con que puedes irte a la calle. Nos hallaríamos en este caso con una oración coordinada consecutiva, en la que diferenciamos dos proposiciones, unidas por el nexo conque.

 

Proposiciones subordinadas condicionales

Pueden expresar:

Condición: Si tú vienes a casa, te doy el regalo.

Hipótesis: Si tú eres listo, yo soy un sabio.

Contraste: Si no ha venido, es que piensa acabar el examen.

Van introducidas por:

Conjunciones: si, como, cuando.

Locuciones conjuntivas. a no ser que, con tal (de) que, con la condición de que, a menos que, a poco que, siempre que, siempre y cuando.

Ej.: Como no vengas, no te doy el regalo.

 

En este tipo de subordinadas suele diferenciarse la prótasis, subordinada, de la apódosis, principal.

Si no te conviene ( prótasis), no te vengas con nosotros ( apódosis)

 

La condición es considerada por el hablante como algo más o menos realizable, e incluso, como irrealizable.

Probabilidad clara. El verbo va en indicativo: Si enciendes el interruptor se encenderá la lámpara.

Probabilidad dudosa. El verbo va en subjuntivo: Si apretaras el interruptor se encendería la lámpara.

Probabilidad irrealizable: Si hubieras apretado el interruptor se habría encendido la lámpara.

Otras formas de expresar la condición:

  • a) Te dejaré el libro con la condición de que me lo devuelvas mañana
  • b) ( En gerundio) Estudiando todos los días, lograré aprobar.
  • c) Con la preposición de + infinitivo: De ser cierto eso, retiraría mis palabras
  • d) Con la construcción en el caso de: En caso de enterarte, avísame.

La función sintáctica que realizan las subordinadas condicionales es la de CC de la principal.

Si llegas pronto a casa, comeremos juntos.

 

La oración principal sería, comeremos juntos. La proposición subordinada condicional, Si llegas pronto a casa. Hace la función de CC  Aparece introducida en este caso por la conjunción si.

Proposiciones subordinadas adverbiales finales.

Este tipo de proposición da cuenta de la intención o finalidad de lo expresado en la proposición principal.

Mañana iré a tu casa para que me prestes el libro

Aprietas el botón para encender la lámpara

Cuida tu cuerpo a fin de que vivas largamente

Trabaja con el objeto de mejorar su posición

Acércate para que te vea mejor.

 

Podemos encontrar subordinadas finales dentro de la oración, que desempeñan la función de CC del verbo.

Aprietas el botón para encender la lámpara.

En este caso nos hallamos ante una oración compuesta, en la que el sujeto aparece omitido (tú). Aprietas el botón para encender la lámpara (sintagma verbal, predicado verbal). Dentro de ese  sintagma verbal encontramos el núcleo,

(aprietas), el complemento directo (el botón) y para encender la lámpara

(complemento circunstancial de finalidad). Para (nexo), encender (núcleo del predicado) y la lámpara (complemento directo).

Observa ahora este otro ejemplo en el que la subordinada de finalidad modifica a la proposición principal.

Cuida tu cuerpo, a fin de que vivas largamente.

Nos encontramos con una proposición principal, Cuida tu cuerpo. La subordinada adverbial de finalidad, a fin de que vivas largamente. Dentro de la subordinada circunstancial, a fin de que, sería el nexo; vivas (núcleo del predicado), largamente (complemento circunstancial)

Proposiciones subordinadas adverbiales concesivas:

Indican siempre un obstáculo, una oposición, contraste u objeción a lo expresa la otra oración a la que complementa, sin que ello impida su cumplimiento.

Nexos: la conjunción aunque, el adverbio conjuntivo así, las locuciones si bien, por más que, y eso que, bien que, aun cuando.

No volveré a casa, aunque me lo pidas de rodillas.

He logrado aprobar, y eso que había estudiado poco.

Aunque estaba prohibido, pisó el césped.

Se construye con el verbo:

  • a) En indicativo: Aunque somos débiles, sentimos aspiraciones infinitas
  • b) En subjuntivo: Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.
  • c) Con gerundio: Aún siendo pobre, no se queja nunca.
  • d) En infinitivo: Con ser tan hermosa, no gano el concurso.

Existen otras fórmulas que tienen valor concesivo.

  • a) Con los grupos adverbiales, cuyo núcleo sean los adverbios además, encima y aparte: Además de que no estudias, apruebas.

      Uno de los dos grupos preposicionales ha de ir con negación:

      Encima de que no comes, engordas.

  • b) Con proposiciones de relativo que complementan los adverbios mucho, más y poco, precedidos de la preposición por:

Por mucho que grites no vas a conseguir nada.

  • c) Con proposiciones de relativo que complementan a los adverbios mucho y poco o algún adjetivo precedidos de la preposición para:

Para lo mucho que estudia, saca notas muy bajas.

Aunque el examen sea difícil, lo aprobaré.

Proposición principal; lo aprobaré. Observa el sujeto omitido (yo) El predicado verbal, está formado por un complemento directo, lo y su correspondiente núcleo verbal, aprobaré.  Proposición subordinada concesiva, aunque, nexo; el examen sea difícil, el examen, sintagma nominal sujeto; sea difícil, sintagma verbal, predicado nominal, sea, núcleo del predicado; difícil, atributo.

{
}
{
}

Comentarios Apuntes de lengua. Oración compuesta. Análisis y ejemplos

:-) Gracias Aghata !
Un abrazaprendo / + ;-*
lerna Lerna 17/02/2009 a las 09:38
hola comooo  tas de que se trata esto es que no se
mary alejandra mary alejandra 21/02/2009 a las 01:11
¿Sos maestra Arlequini?.Te lo pregunto porque dentro de dos semanas,si no hay paro de maestros,empiezan las clases para la secundaria en Argentina y me preguntaba yo no sé hacer algo me gustaría si vos me lo explicás.En los primeros días vas a notar que voy abusar de vos pero es porque la compu me dejó un poco tonto pero cuando pase un mes o dos meses ya voy a estar muy despierto.

Espero tu repuesta.Muy bueno el blog

Un saludo de tu alumno online (capáz) Tophome.
Tophome Tophome 23/02/2009 a las 02:20
Lo mejor es que dediques los primeros días a conocer a tus alumnos. Depende de las edades que tengan. Una forma de romper el hielo con ellos es interesarte por sus gustos, qué tipo de películas les gustan, qué tipo de música. Puedes hacer un pequeño pacto inicial y llevarles alguna canción y hablarles de la mágia de las palabras, y también de la necesidad de escucharnos los unos a los otros. Pero para que te pueda ayudar, tienes que explicarme más o menos las edades ...porque todo es muy relativo y lo que en algunos casos puede funcionar de maravilla en otros caso no. Siempre depende de las circunstancias.
Saludos, desde Valencia.
;-)
xupaah xupaah 25/02/2009 a las 17:00
gracias eres grande de verdad
GRACIAS!!!!!!!
:-o
anita anita 02/04/2009 a las 20:56
:-) gracias por tu ayuda :-D
gaby gaby 19/05/2009 a las 01:13
Gracias a ti, Gaby. A todos los que estáis ahí, estudiando. El esfuerzo y el estímulo es muy importante.
Saludos
:-)  GRACIAS ME SIRVIO DE MUCHO SU AYUDA PERO SERIA MEJOR SI COLOCARAN MAS EJEMPLOS PLIS
MARILYN MARILYN 24/06/2009 a las 14:43
:-)  GRACIAS ME SIRVIO DE MUCHO SU AYUDA PERO SERIA MEJOR SI COLOCARAN MAS EJEMPLOS PLIS
MARILYN MARILYN 24/06/2009 a las 14:44
gracias una gran explicación
Susan Susan 24/01/2010 a las 23:59

Deja tu comentario Apuntes de lengua. Oración compuesta. Análisis y ejemplos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.