Avisar de contenido inadecuado

Apuntes de Historia: Mesopotamia

{
}

Historia de las civilizaciones

 TAGS:undefined

http://www.jfrechina.com/-elrevesdelespejo-fotografo-de-boda-en-valencia.bodasconsentimiento. 

 

Mesopotamia

En Mesopotamia (palabra que significa país entre ríos, el Éufrates y el Tigris), floreció una brillante civilización. Se caracterizó por la tendencia a la fragmentación política, ya que numerosas ciudades se disputaron la supremacía del país; de estos pueblos destacamos los sumerios y los acadios, unos se situaban al sur, mientras que los otros estaban más al norte. Pero sería Babilonia, en tiempos de Hammurabi (1.800 a. de C.), cuando el territorio se unificase, aunque no duró demasiado. No obstante, en el primer milenio a. de C. la unidad se consiguió otras dos veces, primero con el imperio asirio, el más duradero; después con el denominado segundo imperio babilónico, barrido, finalmente, por los persas.  

La base material de la civilización mesopotámica fue la agricultura irrigada, aunque también alcanzó un desarrollo notable la artesanía (a pesar de la falta de materias primas) y el comercio con los pueblos vecinos. En esa sociedad existían los hombres libres, un grupo intermedio de semilibres y esclavos. El rey, con sus cortesanos y los sacerdotes, eran los grupos sociales dominantes. El palacio y los templos eran como grandes empresas, con mucha gente a su servicio.

El poder político supremo correspondía a los reyes. Estos tenían un poder de origen divino, aunque ellos mismos no se consideraban dioses, sino sólo intermediarios entre la divinidad y los humanos. Sus principales funciones eran religiosas, militares (el ejército alcanzó un gran desarrollo en la época asiria, siendo prescriptiva su ferocidad) y administrativas.

En Mesopotamia se adoraba a las fuerzas de la naturaleza y a los astros. Cada dios era señor de una ciudad, por lo que su fortuna estaba ligada a esta. Además se creía en la existencia de numerosos seres invisibles, que favorecían a los hombres (genios) o les enviaban males (demonios). El ser humano le debía una obediencia ciega a los dioses, a los que tenía que rendir un culto muy minucioso. La sensación de inseguridad en que se encontraba el hombre y su necesidad de conocer las señales divinas explican el desarrollo de la magia, la adivinación y la astrología.

El arte estaba al servicio del rey y de la religión y de ahí que sus principales manifestaciones fuesen los palacios y los templos. Las construcciones, realizadas en ladrillo por falta de piedra, denotan cierta rigidez. Son originales los zigurat o torres escalonadas. Los palacios, construidos sobre terrazas artificiales, semejan sólidas ciudadelas. En la escultura, junto a las estatuas de Gudea, príncipe de la ciudad de Lagash, destacan los bajorrelieves con escenas de caza y de guerra.

Desde el punto de vista intelectual, la civilización mesopotámica, nos ha legado entre otras cosas, un tipo original de escritura (cuneiforme), un Código de tiempos de Hammurabi y diversos conocimientos, especialmente en astronomía (debido a la práctica de la astrología) y de matemáticas.

La magia en Mesopotamia: conjura contra el demonio del mal de cabeza

El cohombro silvestre que crece en la llanura, cuando el sol entra en su estancia, cubre tu cabeza, con un vestido, después cubre el cohombro; inmediatamente rodéale de un círculo de harina: a la mañana siguiente, antes de salir el sol, arráncale de su lugar y coge su raíz. Toma el vellocino de una cabrita virgen y anúdalo sobre la cabeza del enfermo y sobre su cuello, para que el mal de cabeza que está en el cuerpo de este hombre sea disipado y no pueda volver, al igual que la paja que el viento dispersa a lo lejos.” ¡Por el cielo sea exorcizado: por la tierra sea exorcizado!”

{
}
{
}

Deja tu comentario Apuntes de Historia: Mesopotamia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.