Avisar de contenido inadecuado

APUNTES DE HISTORIA: ESCLAVISMO Y GUERRA CIVIL EN LOS ESTADOS UNIDOS

{
}

 TAGS:undefined

Fotografía J.Frechina

Apuntes de historia: Esclavismo y Guerra Civil en los Estados Unidos.


El nombre Estados Unidos de América adaptado por las colonias inglesas después de la Declaración de Independencia contenía en sí mismo un programa y una obligación. La expansión del nuevo Estado de Luisiana dejó libre el camino por el Misisipi. Como el intento de arrebatarles Canadá a los ingleses pudo considerarse fracasado después de la guerra anglo-americana que terminó sin resultados claros (1812-1814), la dirección expansionista hubo de ser la del sur y el oeste. En el sur, en 1835, una fuerte inmigración norteamericana inundó Texas y se declaró independiente de México y en 1844 solicitó ser admitido en la Unión. Como México no quisiera reconocer eso, fue obligado a ello por los Estados Unidos con la fuerza de las armas y perdió, además Nuevo México y California del Norte (1848). Las insufribles condiciones sociales y políticas en muchos Estados de Europa hacían que América apareciese como el país de los sueños y produjeron un considerable aumento de la inmigración, procedente en especial de Alemania e Irlanda. De esta última isla, en la que solo en el año 1848 habían muerto de hambre 300. 000 personas, marcharon en el curso de cinco años más de un millón de inmigrantes a Norteamérica. TAGS:undefined

Estas masas se quedaban solo por corto tiempo en las ciudades de la costa oriental, pues la mayoría, como en la época de la primera colonización de Norteamérica por los anglosajones, se iban en grandes caravanas por las praderas, a través del territorio de indios hostiles, y por desfiladeros cubiertos de nieve, cada vez más hacia el oeste. Cuando en 1848 se encontró oro en California acudió allí un alud de gente, a pesar de que el terreno apenas estaba poblado. Los colonos se establecieron en la nueva patria como pequeños y medianos campesinos. La Constitución federal de los Estados Unidos les hacía posible con gran rapidez el gobierno autónomo, lo que por la constante formación de nuevos Estados federales que eran admitidos en la Unión, dio origen al nacimiento de condiciones que no permitían la creación de un solo Estado parcial que dominase a los demás.


No obstante, este hecho planteaba uno de los mayores problemas con los que se enfrentarían los Estados Unidos de aquella época. En su Unión se mostraban desde muy antiguo Estados en los que no era el campesino, sino el gran terrateniente quien fijaba el carácter social del país. En estos Estados del Sur, en los que perduraban aún muchos recuerdos del antiguo dominio francés y español, todavía persistía una especie de aristocracia de rasgos feudales. Imperaba también en ellos la esclavitud de los negros, que no había sido suprimida al hacerse la Declaración de la Independencia. Hacia el año 1800 pareció que se extinguiría por sí misma; con más motivo porque en Europa, bajo el influjo de la Ilustración, había nacido un fuerte movimiento a favor de la absolución de la esclavitud (en 1787, en Londres, la Sociedad por la abolición de la trata de esclavos; en 1788, en Paris, la Sociedad de los Amigos de los Negros). Pero con la explotación industrial del algodón en las fábricas europeas había surgido también una mayor necesidad de materia prima y, por esto, el trabajo de los esclavos volvía a ser rentable. Si en 1790 había en los Estados Unidos, frente a 3. 231. 439 habitantes libres, 697. 897 eslavos, la proporción en el año 1830 era de 10. 856.989 frente a 2. 009.031. En los Estados de Carolina del Sur y de Luisiana, los esclavos llegaban a constituir, con un 54 ó 51 % , la mayoría de la población allí establecida. La abolición de la esclavitud fue frenada no tanto por consideraciones morales como por cálculos económicos. Los enemigos de la esclavitud (llamados abolicionistas) se encontraban principalmente en los Estados del norte, con industrias y campos pequeños.

 TAGS:undefined

El gran latifundista de los Estados del Sur estaba, por ello, firmemente convencido de que en caso de suprimirse la esclavitud no podría ya seguir siendo competitivo. Como la trata de esclavos fue suprimida para toda Inglaterra y sus colonias por ley del Parlamento de 1807, y los barcos ingleses perseguían a los buques negreros, hubo que recurrir –aparte el contrabando de negros- a la cría de esclavos. Se llegó así a un cierto mestizaje del negro americano con los blancos.


Los esclavos del campo llevaban una vida miserable. Un negro tenía que pelar 2000 libras de algodón, lo que significaba de quince a dieciocho horas diarias. Se hacinaban en barracones de madera y en una única estancia vivían a menudo dos familias con sus hijos a los que se les alimentaba con carne de cerdo y maíz. Si desobedecían las órdenes o no eran diligentes en su trabajo se les azotaba. El castigo siempre era corporal ya que no era rentable encarcelarlo. El castigo lo aplicaban los capataces y ni siquiera los niños, muchas o mujeres se libraban. Además de esto, se utilizaba con preferencia –sobre todo para los esclavos que, una vez habían huido eran nuevamente apresado- la marca a fuego o se le sacaban algunos dientes para que pudiesen ser identificados.

 TAGS:undefined

Por lo demás, el norte se había desinteresado por completo de la cuestión de los esclavos. Como mejor se comprende la situación en no perdiendo de vista que hasta la guerra civil el político sureño fue muy superior al político del norte. La cuestión de la esclavitud fue esgrimida solo como pretexto tras el cual disimular las divergencias sociales y económicas. El Daily Tribune neoyorquino escribía el 25 de agosto de 1856, esto es, antes del estallido de la guerra entre los Estados del norte y del sur: <<Los dirigentes del norte se han mostrado desde los comienzos adversarios de… aquellos principios sobre los cuales hemos fundado nuestra existencia nacional después de la separación de Inglaterra… De este modo se ha formado en el norte un partido pro-sudista y gustosamente se estaría dispuesto a darle gracias al sur por la ayuda prestada en la dirección de los asuntos políticos>>. De modo análogo la crisis económica mundial de 1857 desempeñó también un papel importante en el estallido del conflicto.


En aquel año se produjo una baja en la Bolsa de Nueva York. Empezó por las acciones de ferrocarriles que habían obtenido ganancias desmesuradas. Los Estados Unidos, que en 1832 de solo 211 de kilómetros de líneas férreas, disponían ya en 1852 de 11.625 kilómetros. La baja empezó con las acciones de la Compañía Cleveland Pittsburgh que el 15 de diciembre estaban a 56 ¼ y descendieron de pronto a 9 1/4 . Se produjo el pánico cuando la Ohio Life and Trust Company con un capital de 2 millones de dólares se declaró en quiebra. Hubo un brusco descenso en todos los valores industriales. Los trabajos en ferrocarriles quedaron suspendidos totalmente. El número de parados en los Estados nórdicos de la Unión representaba dos terceras partes de los trabajadores. Los parados de Nueva York se manifestaron. La aMetropolitan Opera cerró sus puertas. El ayuntamiento de Nueva York trató de aplacar a los parados amotinados encomendándoles tareas de obras públicas.


En esta situación los Estados esclavistas sureños creyeron poder liberarse de las deudas que tenían con los Estados del Norte, declarándose ellos mismos independientes. La suma total que adeudaron los estados sureños a los bancos de los estados del norte eran de 200 a 300 millones de dólares. Carolina del Sur fue el primer Estado sureño que propuso la consigna de no pagar las deudas a los estados del norte a los que por cierto se consideraba ya como <<enemigos>>. No fue por tanto meramente el afán de conservar la unidad con la Unión ni tampoco el pensamiento humanitario de combatir la esclavitud, sino también, el interés económico de los acreedores lo que empujó a los estados del norte a luchar contra la secesión de los estados sureños.


Fue trágico para los Estados del sur que su lucha por la autonomía y por la conservación de su viejo orden apareciese ligada externamente a la cuestión de la esclavitud y que, por tanto, se vieran despojados de propaganda. Compromisos transitorios (así el <<arreglo del Missouri>>, de 1820), que prohibía la esclavitud en los territorios en los territorios situados al norte del paralelo 36 y ½ y la <<Bill ómnibus>>, de 1850, que iba de modo más amplio contra los Estados del Sur, no podían engañar a los perspicaces sobre el hecho de que la cuestión esclavista iba a causar una grave crisis en la Unión. Estalló abiertamente cuando el estado de Carolina del Sur, después de haber elegido presidente de los Estados Unidos el incondicional adversario de la esclavitud Abraham Lincoln (1809-1865), declaró que se retiraba de la Unión (20 de diciembre de 1860). Se le unieron otros Estados y estos fundaron los llamados <<Estados confederados de América>>.

En la Guerra de Secesión (1861-1865) que estalló entonces, el Sur tenía a su lado a los mejores oficiales de Estado Mayor y al mayor estratega de la guerra, el general Lee (1807-1870), pero el norte no solo disponía de mayor material humano, sino también de las grandes reservas industriales. Como la flota de guerra de los Estados Unidos se había adherido en su mayor parte al norte, este consiguió, mediante un bloqueo de costas, impedir que los Estados del sur recibieran cualquier apoyo de importancia. De momento, la guerra trajo consigo también una paralización de la producción algodonera y originó con ello una crisis económica entre los grandes terratenientes.


Las simpatías de las potencias europeas interesadas, Inglaterra y Francia, estaban unívocamente al lado del sur. Veían ya como duradera la escisión de la Unión y, en estas condiciones, Napoleón III se atrevió a enviar tropas francesas a México para erigir allí un imperio de corta vida, presidido por el archiduque austríaco Maximiliano (1863-1867).


Como resultó que decenas de millares de esclavos del sur permanecieron fieles a sus dueños y apoyaron con su trabajo la construcción de obras fortificadas, talleres de guerra y fábricas de municiones, Abraham Lincoln, el 1 de enero de 1863 proclamó la abolición de la esclavitud en todo el territorio de la Unión. Entonces pudieron organizarse rápidamente batallones de negros que llegaron a tener una fuerza de 200. 000 hombres. A pesar de eso, la mayor batalla de la guerra de Secesión (en Chancellorsville, 1-3 de mayo de 1863) acabó con una derrota aniquiladora de los Estados del norte. Solo el paulatino empobrecimiento económico del sur, cuyas plantaciones eran saqueadas ahora por esclavos negros puestos en libertad, hizo que la guerra se decidiese a favor del norte. El 9 de abril de 1865, el general Lee, con 26. 000 soldados hambrientos y completamente agotados, toda la fuerza que le quedaba, se rindió en Appomatox.


Pocos días más tarde, el presidente Lincoln fue asesinado a tiros en el teatro Ford por el actor, de ideas fanáticamente sudistas, Booth. El atentado perjudicó sobre todo a la causa del sur; porqué sólo Abraham Lincoln, gracias a su incorruptible prestigio moral y a su capacidad de estadista inteligente, habría podido conseguir sin innecesarias durezas para los vencidos la reincorporación de los Estados que se separaron de la Unión. En estas condiciones el sur fue tratado como país enemigo que se acaba de conquistar y sometido a una dictadura que incluso a juicio de los historiadores americanos más acostumbrados a emplear palabras moderadas, no fue <<sino una orgía indescriptible de disipación, de cohecho, de escandalosas negligencias, la verdadera tragicomedia de todo un gobierno>>.

El sur se vengó de este trato negándoles a los negros, cuyos derechos políticos no se les podían discutir ya que en virtud de la Encomienda 14 de la Constitución, toda igualdad laboral y social, conducta que incluso bien adentrado el siglo XX sigue pareciendo típica de la mentalidad del deep South (profundo Sur). Entre los dos grandes partidos que había en los Estados Unidos, el de los demócratas había luchado antes de la guerra civil a favor de las ideas federalistas y, por tanto, a favor también de los Estados del sur. Después del triunfo de los republicanos, partidarios de una idea centralista, en las elecciones de 1856, quedaron excluidos del gobierno. Cuando en 1874 volvieron a alcanzar por primera la mayoría en el Congreso (Cámara de los Diputados) empezaron a cicatrizarse poco a poco las heridas que la guerra civil había infligido a la Unión. Entonces se puso de manifiesto el verdadero resultado de la lucha: en lugar de varias pequeñas repúblicas según el modelo de los Estados sudamericanos, había surgido una gran potencia y nacido también con ella la nación norteamericana.

{
}
{
}

Deja tu comentario APUNTES DE HISTORIA: ESCLAVISMO Y GUERRA CIVIL EN LOS ESTADOS UNIDOS

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.