Avisar de contenido inadecuado

Amadis de Gaula

{
}

Amadís contra el gigante Madarque

 

 TAGS:undefined

 

Valencia.Fotografodeboda.http://www.jfrechina.com/

 

Amadís quería ver a sus padres. Tomó una nave con Bruneo de Bonamar y se dirigió a Gaula. Al cabo de cinco días vieron una isla cubierta de árboles y hermosa al parecer. Mandaron al piloto que acercase la nave a tierra, porque querían bajar. El piloto les dijo que se guardasen de ello, que aquella era la Isla Triste, donde era señor el bravo gigante Madarque, el más cruel que había en el mundo, y que desde hacia quince años no había entrado en ella caballero, dueña o doncella que no fuesen muertos o quedasen presos. Como el oficio de los caballeros andantes era quitar del mundo tales costumbres, vencieron el temor de sus corazones y ordenaron al piloto que acercase la nave a tierra. Tomaron sus armas y caballos, y acompañados únicamente por sus escuderos, se internaron en la isla.

Llegaron pronto a la cumbre de una montaña, desde la cual vieron un hermoso y fuerte castillo. (…) Amadís y Bromeo se dirigieron hacia el castillo, y vieron pronto que se estaba librando una dura batalla. Dos caballeros y dos escuderos a pie estaban cercados por mucha gente y se defendían con sus espadas. Amadís vio a su enano Ardián, el cual, all reconocer sus armas, corrió hacia él y le dijo:

-Oh, señor, socorred a vuestro hermano Galaor, que lo matan con su amigo, el rey Cildadan. Amadís y Bruneo se acercaron y vieron, en un gran caballo al gigante Madarque. Estaba armado con hojas de acero y una loriga de gruesa malla, en lugar de yelmo, una capellina gruesa y reluciente como espejo, en la mano, un enorme venablo que apenas podía levantar un hombre, y un escudo grande y pesado. El bravo gigante decía a voces.

-¡Apartaos, gente vil, que no podéis matar a dos caballeros cansados!¡Apartaos o dejar que mi venablo goce con vuestra sangre! Amadís sintió un gran pavor y se encomendó a dios y a su señora Oriana. Dijo a Bruneo que fuese contra los otros caballeros, que él resistiría al gigante. Apretó la lanza bajo el brazo y le dio una lanzada tan fuerte en el pecho, que lo dobló sobre las ancas del caballo. El gigante tiró de las riendas para sostenerse, y el caballo se levantó sobre las patas traseras y cayó, rompiéndole una pierna. Amadís echó mano a la espada, y a grandes voces dijo:

-¡A ellos, Galaor, que soy Amadis que os socorre!

Bruneo de Bonamar: caballero del rey Lisuarte, padre de Oriana. Dueña: mujer que no era doncella. Capellina: pieza de la armadura que cubría parte de la cabeza. Venablo: lanza corta.

a) Atrévete a describirnos tanto a Amadis como al gigante Madarque. b) Resume el contenido del texto. c) ¿Qué elementos permiten adscribirlo a la novela de caballerías. d) Señala en el fragmento las referencias al comportamiento de los caballeros andantes.

 

{
}
{
}

Comentarios Amadis de Gaula

Deja tu comentario Amadis de Gaula

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.