Avisar de contenido inadecuado

¡Al loro con los vulgarismos!

{
}

¡Al loro con los vulgarismos! Primer asalto.

Son expresiones morfológicas, fonéticas o sintácticas que se introducen subrepticiamente en el lenguaje. Existen vulgarismos comunes a todo el ámbito hispanohablante. Otros, en cambió, se circunscriben a una zona geográfica concreta.

Tienen su origen, por lo general, en estas tendencias:

-Supresión de consonantes, vocales o sílabas finales:

Pa qué, por para qué

Ná ma, por nada más

-Supresión de consonantes intervocálicas:

pare por padre

fielisímo por fidelísimo

-Regularización de terminaciones verbales:

cabo por quepo

mezco, por mezo

Mal uso de vocales tónicas:

Pior, por peor

mijor por mejor

-Alteración de consonantes:

Hablal, por hablar

ginnasio, por gimnasio

-Supresión de diptongos o formación de otros impropios:

Asola, por ausela

Tualla por toalla

-Impropiedad en el uso de preposiciones:

Ir a por en lugar de ir por

cuanto que yo por en cuanto yo

 

Vulgarismos frecuentes

Incorrecto                                   Correcto

a cuenta de                                 por cuenta de

a la que                                        cuando

a poco                                         poco, casi

a pretexto de                             con el pretexto de

a virtud de                                  en virtud de

al ojo                                            a ojo

ajuntarse, arrejuntarse            juntarse

ambos dos                                   ambos

calcamanía, calcomonía          calcomanía

casi que                                       casi

cogí y+ pron. +verbo                 entonces + pronombre +verbo

(cogí y me callé)                        entonces, me callé

con mí                                         conmigo

con mí mismo                            conmigo

con motivo a                              con motivo de, debido a

con todo y con eso                   con todo, a pesar de todo

contra más                                 cuanto más, pues

costreñir                                     constreñir

cuánto que yo                           en cuanto yo

de fijo                                          seguro

de que han quedado                en qué han quedado

de seguro que                           seguro que

delante mío                                delante de mí

en cuanto que                          en cuanto

en favor mío                              a mi favor, en mi favor

fielísimo                                    fidelísimo

haiga                                         haya

ir a lo de                                    ir a casa de

istitución                                   institución

istituto                                       instituto

lo han bendito                         lo han bendecido

lo más                                        muy

los más                                      la mayor parte

más buenísimo                         bonísimo, mejor

más mucho                              mucho más, sobre todo

más nada                                 nada más

más nadie                                nadie más

melecina                                   medicina

menos mejor                            mucho mejor

mesa de camilla                      mesa camilla

mijor                                           mejor

mucho gusto de conocerlo         mucho gusto en conocerlo

ná                                                  nada

nadie de nosotros                         ninguno, ninguna

naide                                            nadie

no más                                             sólo

pal                                                          para él

pamí, patí                                      para mí, para ti.

 

Incorrecciones que debemos rectificar:

Mi hijo es más mayor que el tuyo ( se dice: mi hijo es mayor que el tuyo).

No es correcto decir:

La parte más principal de la casa (se dice: la parte principal).

Tampoco es correcto emplear dos marcas de grado para un mismo adjetivo:

Es muy listísimo (se dice: muy listo o listísimo).

Los posesivos no acompañan nunca a adverbios. Es incorrecto utilizar un adverbio seguido de un posesivo. Ejemplos:

delante mío/ mía    cerca nuestro/ nuestra   detrás tuyo/ tuya

Lo correcto: delante de mí, cerca de vosotros, detrás de ti.

La palabra sendos,  sendas (no existe en singular) nunca es un numeral: no significa ni “ambos” ni “dos”. Tampoco significa “descomunal” aunque así se emplea a veces, en zonas de Hispanoamérica. No es correcto, pues, decir por ejemplo:

El equipo ganó dos cero y el delantero metió sendos goles (se dice… ambos goles).

La concordancia de ustedes con las formas verbales de segunda persona es incorrecta. Ejemplo:

Ustedes lo sabíais (se dice: ustedes lo sabían).

Son incorrectas por leístas las siguientes expresiones:

A Juan le vi al lado de Ana (lo correcto: A Juan lo vi al lado de Ana).

Al perro le mataron (se dice: al perro lo mataron).  

El lápiz le tiré (se dice: el lápiz lo tiré).

Otra forma de leísmo incorrecta es el de le o les por la o las:

A María le llaman por teléfono (se dice: a María la llaman por teléfono).

Suele ir incorrecto el leísmo de le, les, por lo, los referido a usted, ustedes. Ejemplo:

A usted le vi en Madrid.

También es incorrecto el laísmo, o sea, la utilización de los pronombres la y las de complemento directo en lugar de los pronombres le y les de complemento indirecto. Este fenómeno es frecuente en el centro peninsular:

A María la duele la cabeza (se dice… le duele la cabeza).

A mis hijas las enviaron flores (se dice… les enviaron flores).

 Además es incorrecto el loísmo. Consiste en la utilización de lo y los en lugar de le y les.

Este fenómeno es el más vulgar de todos:

A Pedro lo dieron una paliza (Lo correcto: a Pedro le dieron una paliza).

Los pronombres con valor reflexivo deben concordar siempre en persona con el sujeto. Son incorrectas oraciones como las siguientes:

Yo ya no doy más de sí.     Tú no das más de sí.                  Nosotros no damos más de sí.

Lo correcto.

Yo ya no doy más de mí.   Tú no das más de ti.              Nosotros no damos más de nosotros.

Lo mismo ocurre con el verbo volver:

Son incorrectas expresiones como las siguientes:

Cuando yo volví en sí.    Cuando tú volviste en sí.

Lo correcto:

Cuando yo volví en mí.         Cuando tú volviste en ti.

En cambio es correcta la oración Vas a dar de sí el jersey, porque en este caso dar de sí es una locución verbal, expresión fija que significa “estirar”.

Es incorrecto colocar pronombres átonos antes del imperativo:

Me dé un poco de dinero (Lo correcto: déme…).

Me lo repita (Lo correcto: repítamelo).

Debemos tener en cuenta también que la construcción haber que + infinitivo no admite la anteposición de los pronombres personales átonos. Ejemplos:

Se lo hay que decir al profesor (Lo correcto: hay que decírselo al profesor).

El pronombre se precede siempre a los demás pronombres átonos. Por lo tanto, es vulgar el orden  me se:

Me se ha caído… Te se ha caído (Lo correcto: se me  ha caído).

No es correcto emplear el pronombre interrogativo que en lugar de un adverbio.

Ejemplo:

¿Qué vas?, ¿al cine? (Lo correcto: ¿a/dónde vas?, ¿al cine?).

También es incorrecto suprimir la preposición que le corresponde:

¿Qué trabajas?, ¿en la oficina? (Lo correcto: ¿en qué trabajas…?).

No es correcto el gerundio de posterioridad, pues esta forma no personal, cuando es simple, indica simultaneidad. Ejemplo:

El coche volcó muriendo sus tres ocupantes (Lo correcto: el coche volcó y, como consecuencia, murieron sus tres ocupantes).

Sólo si la posterioridad es muy inmediata se considera correcto este gerundio:

Salió dando un portazo.

Tampoco se considera correcto el empleo del gerundio de un verbo de no acción y que funciona como complemento de un sustantivo:

Se necesita secretaria sabiendo inglés (Lo correcto: que sepa inglés).

Tengo un frasco conteniendo colonia (Lo correcto: que contiene colonia).

Se trata de una ley regulando las obligaciones fiscales (Lo correcto: se trata de una ley que regula las obligaciones fiscales).

Los gerundios no pueden complementar a un sustantivo en función de complemento indirecto, de complemento circunstancial o de complemento de régimen. Ejemplos:

Entré con un hombre dando gritos (Lo correcto… que daba…).

Me encontré con un chico gritando (Lo correcto… que gritaba…).

Las primeras personas del plural del imperativo sintáctico pierden la –s final delante de los pronombres –nos y –se. Ejemplos:

marchémonos (no marchémosnos)

digámoselo (no digámosselo)

En español no existe el imperativo con enunciados negativos. En su lugar se utiliza el subjuntivo.

No hablad (Lo correcto: no habléis).

En el lenguaje coloquial es frecuente, pero incorrecto, emplear para la 2ª persona del plural del imperativo morfológico una forma acabada en –r, que coincide con el sufijo del infinitivo. Ejemplo:

Callar, niños (Lo correcto: callad, niños).

Cuando se trata de verbos pronominales o en uso reflexivo, tampoco es correcta (aunque es muy frecuente) la forma con –r delante del pronombre; en estos casos deben eliminarse la –d-. Ejemplos:

Callaos (no callaros ni callados)

Poneos (no poneros ni ponedos)

La única forma que no pierde la –d- es la 2ª persona del plural del verbo irse: idos (no íos).

Se admite la forma del infinitivo con valor de imperativo tanto cuando va precedida de la preposición a como cuando se usa para dar órdenes no a interlocutores concretos sino al público en general. Ejemplos:

Preposición a:

Niños, a dormir. Pedro, a comer.

General: Girar a la derecha (señal de tráfico). No tocar, peligro de muerte.

Son vulgares las formas de imperativo oyes y ves en lugar de oye y ve.

Ejemplo:

Oye, Juan, ve por el teléfono (no se dice: oyes, Juan, ves…).

En la subordinada de una proposición subordinada condicional, no es correcto usar el tiempo condicional. Ejemplos:

Si vendrías, te lo diría (Lo correcto: si vinieras).

Aunque lo habría sabido, no te lo hubiera dicho (Lo correcto: Aunque lo hubiera sabido…).

Tampoco es correcto su uso por pretéritos imperfectos de subjuntivo en oraciones subordinadas con que. Ejemplos:

Me pidieron que tendría paciencia (Lo correcto: me pidieron que tuviera paciencia).

Me dieron dinero para que lo gastaría (Lo correcto: me dieron dinero para que lo gastara).

El uso de la forma en –ra de pretérito imperfecto de subjuntivo como equivalente de un pretérito pluscuamperfecto de indicativo es un arcaísmo o un dialectalismo del español. Ejemplo:

Nunca entendí lo que me dijera aquella chica (Más correcto: Nunca entendí lo que me había dicho aquella chica).

En el lenguaje periodístico este uso es muy frecuente, incluso con el valor de pretérito perfecto simple. Ejemplo:

El que fuera presidente del Gobierno, ha declarado que… (Lo correcto: El que fue…)

Pero resulta más incorrecta la forma en –se con esos mismos valores:

El que fuese presidente del Gobierno (Lo correcto: El que fue…).

Desde que el equipo ganase (Lo correcto: Desde que el equipo ganó…).

La segunda persona del singular del pretérito perfecto simple tiene como desinencia –ste y no stes. Ejemplos:

dijistes (Lo correcto: dijiste)   vinistes (lo correcto: viniste)

Son vulgares las formas cantemos, acabemos por las correspondientes cantamos y acabamos de los pretérito perfecto simple. Ejemplos:

Ayer acabemos pronto de trabajar (Lo correcto: ayer acabamos…).

La –i- existente entre la raíz y la terminación, cuando queda entre vocales se hace consonante y. Ejemplos:

Leer: leió ( lo correcto: leyó).

Son incorrectas formas como satisfací, satisfaciera, preveer, preveyó.

Lo correcto: satisfice, satisficiera, satisficiera, prever, previó.

Son vulgares las formas apreto, frego, aprete y fregue en lugar de aprieto, friego, apriete o friegue…

El gerundio del verbo ir es yendo. Es vulgar la forma iendo.

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios ¡Al loro con los vulgarismos!

esto me ha encantado,  como una vez publicado no se va a ir, ya ire remirandolo mas veces , pero que esta buenisimo  entero pues lo he visto todo
:-D Gracias profe!!
Unabrazaprendo,
lerna Lerna 29/04/2010 a las 22:03
No puedes imaginarte el repaso lo bien que me ha venido ... tengo tantas cosas olvidadas
... y necesito ponerme en "orden" jajaja
Tienes que repetir ... necesario profe
Un  gran beso y un te quiero ... para el Día de la Madre.
Genial, tenemos al hablar, bastantes más incorrecciones de las que creemos.

Gracias
anna anna 30/04/2010 a las 21:02
Gracias Lucy... Siempre es bueno, saber hablar y escribir con propiedad. Debemos corregir aquellas expresiones o palabras incorrectas. Es importante que mimemos el lenguaje.
Besos
Gracias María, bueno siempre es bueno refrescar la memoría...Un beso gigante.
Y no nos damos cuenta, Ana... Algunas expresiones son tan comunes que no nos parecen incorrectas. Otras, son evidentes.
Besos
Y no nos damos cuenta, Ana... Algunas expresiones son tan comunes que no nos parecen incorrectas. Otras, son evidentes.
Besos
muy bien es necesario mas ensayos como estos suerte profe
ALFREDO ALFREDO 04/01/2011 a las 15:14

Deja tu comentario ¡Al loro con los vulgarismos!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.