Avisar de contenido inadecuado

¡Al loro con las conjunciones!

{
}

 

Las conjunciones

Coordinantes

 Establecen una relación de igualdad entre los elementos a los que unen.

Copulativas: suman significados. Ej.: y/e, ni

Disyuntivas: relación de exclusión. Ej.: o/ u, o bien

Distributivas: expresan una alternancia no excluyente. Ej.: más, pero, sin embargo, no obstante, sino, antes bien.

Adversativas: establecen una relación de oposición. Ej.: mas, pero, sin embargo, no obstante, sino, antes bien...

Explicativas: introducen una aclaración. Ej.; es decir, esto es, es más.

 

Subordinantes:

Establecen una relación de dependencia o subordinación entre los elementos que unen.

Completivas: introducen construcciones sintácticas equivalentes a un sustantivo. Ej.: que, si...

Finales: indican el objetivo o intención del hecho o acción que se ha expresado en la proposición principal. Ej.: para que, a que, a fin de que, con el objeto de que...

Causales: expresan la causa del hecho o acontecimiento que se ha expresado en la proposición principal. Ej.: porque, puesto que, ya que...

Consecutivas: indican la consecuencia de lo expresado en la proposición principal. Ej.: luego, conque, por consiguiente...

Condicionales: indican una condición para que se produzca la acción o el hecho expresado en la proposición principal. Ej.: si, siempre que, con tal que...

Concesivas: expresan una objeción que sin embargo no impide que se realice la acción expresada en la proposición principal. Ej.; aunque, por más que, si bien, a pesar de que...

¡Ten cuidado con estos casos!

Aunque:

Si la proposición introducida por aunque se refiere a un hecho que el hablante considera un obstáculo real para el hecho enunciado en la parte principal, el verbo va en indicativo.

Aunque está cansado, hace el trabajo.

Si el obstáculo se presenta como una objeción del que escucha o se considera sólo una hipótesis, el tiempo verbal es el subjuntivo.

Aunque estuviera cansado, haría el trabajo.

Conque

Es una conjunción, con la que se enuncia una consecuencia natural de lo que se acaba de decir:

Por fin lo he hecho, con que puedes estar tranquilo

También se usa para introducir una frase donde se muestra la sorpresa o censura del interlocutor:

Conque ya habías hecho los deberes, ¿eh?

No debe confundirse esta conjunción con la suma de la preposición con y el relativo que, equivalente a con el cual, con la cual, con lo cual, con las cuales:

Esas son las trabas con que uno se encuentra.

Esa es la chica con que uno ha soñado.

Con puede también preceder a una proposición introducida por la conjunción que:

Con que llegaras a tiempo, me conformaría.

Tampoco debemos confundir esta construcción con la suma de la preposición con y el interrogativo qué:

¿Con qué no has sido tú el que lo ha hecho?

Ni

Los dos elementos que une esta conjunción tienen un carácter negativo:

Ni es mi novia ni quiero que lo sea.

Por ese motivo es habitual que se anteponga a los dos términos que enlaza:

No  ha venido ni tu primo ni Luis

Si los términos que une preceden al verbo, es obligatorio la colocación de ni con cada uno de ellos:

Ni Luis ni tu primo han venido.  

Pero si se emplean dos complementos con ni, no es necesario repetir la negación con el verbo:

Ni él ni ella saben quién ha sido.  

Cuando el primer término no tiene significado negativo, se emplea y no:

Están tristes, y no les faltan motivos.

 

Porqué, porque, por qué y por que.

Porque: Es conjunción causal, está formada por la preposición por y por la conjunción que. Es equivalente a otras conjunciones causales como ya que, puesto que, como, como quiera que:

Se utiliza, por tanto, para introducir oraciones en las que se explica la causa de otra principal:

No lo he hecho porque no he tenido tiempo.

Porqué: Es un sustantivo, de ahí que pueda sustituirse por motivo o causa. Va siempre precedido de un determinante (artículo, posesivo, indefinido, etc.). Puede también aparecer en plural:

No me dijo el porqué no había venido.

Por que: Se compone de la preposición por y del pronombre relativo que, equivale a el cual, la cual, los cuales, las cuales; o sea, el que se refiere a un antecedente. Entre la preposición y el relativo puede aparecer el artículo:

Esa es la única razón por (la) que he venido a verte.

También puede expresar finalidad:

Se preocupo por que todo se hiciera de la mejor manera.

Por qué: Está compuesto de la preposición por y el interrogativo qué. Equivale a por qué motivo. Puede introducir proposiciones interrogativas indirectas.

No sé por qué lo has hecho.

¿ Por qué no me has esperado?

Que

En las proposiciones subordinadas sustantivas que realizan la función de complemento directo es preferible mantener la conjunción que:

Le pediría me dijera lo que quiere.

Le pediría que me dijera lo que quiere.

Esta conjunción se hace necesaria en las oraciones interrogativas indirectas que dependen del verbo preguntar:

Le pregunté cómo había llegado.

Le pregunté que cómo había llegado.

Las locuciones así es que y en cuanto que deben sustituirse por así que y en cuanto:

Debías haber venido antes, así es que ahora te quedas sin regalos. Lo correcto sería: Debías haber venido antes, así que te quedas sin regalos.

Sino

Es una conjunción adversativa con la que se contrapone a un concepto negativo otro afirmativo:

No se presentó él en la discoteca, sino su primo.

Cuando introduce una oración con verbo en forma personal va seguida de que:

No lo hizo él, sino que fue su primo.

No debe confundirse sino con la conjunción condicional si seguida de no ( si no), con la que se indica que un concepto depende de otro:

Si no lo hace él, que lo haga su primo.

Y, e y o

La conjunción y se combina en e, cuando va delante de una palabra que empieza por i:

Era un texto difícil e ilegible, por la letra.

No se produce en cambio cuando la i forma parte de un diptongo:

Se enfada con el compañero y hiere a su amigo.

Tampoco cuando y tiene valor adverbial interrogativo:

¿ Y Inma?

La conjunción y, colocada al comienzo de una oración o después de una pausa, puede tener valor enfático (su supresión no cambiaría el sentido de la frase):

¿Y por qué has venido si puede saberse?

En cuanto a la conjunción o esta toma la forma de u, cuando precede a una palabra que empieza por o:

Ha venido Jaime u Óscar a traérmelo.

La combinación y/ o, cada vez se emplea menos por redundante.

La conjunción o, seguida de sea, tiene valor explicativa.

Me gustas mucho, o sea, que quiero  salir contigo.

{
}
{
}

Comentarios ¡Al loro con las conjunciones!

es impresionante lo mucho que uno puede aprender cada día aún con respecto a lo que se supone ya sabría, no crees?
Maestra, agradecida por la clase.
Sólo con el ánimo de aprender, te pregunto algo: El "sino" como conjunción adversativa ¿va siempre junto? Realmente, me hago un lio y, normalmente, lo utilizo separado por no confundirlo con misma palabra de significado "destino".
Perfecta la explicación de los por qués... útiles siempre por que...
Gracias, Aghata.
Gracias Ireth, algunas de estas cuestiones siempre nos plantean dudas, por eso creo que son útiles.
Un beso, querida amiga.
Sí, querida amiga. Siempre va junto. Lo separamos para no confundirlo con el sustantivo. En realidad cuando aparece separado es en realidad la conjunción condicional seguida del adverbio de negación.
Por ejemplo: Si no quieres venir conmigo, no vengas.

Deja tu comentario ¡Al loro con las conjunciones!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.