Avisar de contenido inadecuado

Adaptación curricular, 1 ESO: el sustantivo

{
}

Nombre------------------------------------------------------------ Grupo

El sustantivo es una palabra variable que con la que nombramos seres vivos, objetos, lugares, sentimientos o ideas.  Es necesaria porque gracias a los sustantivos nombramos las cosas que nos rodean: niño (persona) cacerola (objeto) alegría ( sentimiento) etc. Gracias a ellos identificamos las cosas que nos rodean. Además los sustantivos los sustantivos son palabras variables y tienen género y número.

El género: pueden tener género masculino o femenino: amigo/amiga. Pero hay palabras que sólo tienen un género: cajón, pared.  En otros casos tienen la misma forma y para diferenciarlos añadimos el determinante: el testigo/ la testigo, este pianista / esta pianista.  Lo habitual es que tengan dos terminaciones diferentes, una para masculino y otra para el femenino:    Hermano    hermana, dependiente  dependienta.

Tendremos en cuenta además otras terminaciones: príncipe, princesa; actor-actriz. Además hay palabras que tienen una forma distinta: caballo, yegua/ toro, vaca.

El número: El sustantivo puede expresarse en singular (cuando se refiere a un solo ser u objeto) o en plural (cuando se refiere a dos o más seres u objetos). 

El plural se forma generalmente añadiendo s o es: café cafés  libro  libros    tractor  tractores  álbum álbumes. A veces no cambian, porque la palabra es invariable: el lunes     los lunes. Hay sustantivos que sólo tienen singular (la tez, la sed) y otros que van siempre en plural: víveres, honorarios, nupcias, cosquillas, alicates. También pueden llevar aumentativos o diminutivos: Chiquilla, Chicote,

Pero además el castellano es un económico y gracias a los sufijos construimos montones de sustantivos nuevos. Por ejemplo hay sufijos que sirven para nombrar profesiones como- ista: fútbol, futbolista o -ero: toro, torero. 

Según su significado: a) Comunes /Propios. Comunes: nombran a seres u objetos sin diferenciarlos de otros de su misma especie. Se escriben con minúscula: mesa.2.   Propios: nombran a seres u objetos únicos (de forma individual). Se escriben con mayúscula inicial. Los principales son: Antropónimo, que son nombres de personas: Luis. Topónimos: nombres de lugares (Duero, París). b): Concretos/ abstractos. Concretos: nombran seres u objetos materiales que podemos percibir por los sentidos: vista, oído, gusto, tacto y olfato. Ejemplos: gato, música  arroz.  Abstractos: nombran ideas o sentimientos que percibimos por la mente (simpatía, sinceridad). c) Contables/ no contables: Contables ( lápiz)/ no contables (vino, pan) Se contabilizan si aparecen en piezas o embotellados: arena, aceite, pan, vino. d )Individuales/ colectivos: Individuales: nombran un solo ser u objeto: abeja, estrella, individuo. Colectivos: nombran un conjunto: muchedumbre, enjambre, constelación.

 

 

Actividades:

  1. Indica si las siguientes palabras son masculinas (M)  o femeninas (F): Bambú (  ), pared (   ), bisturí (   ),  nave (    ), zar (    ),  actriz (    ),  héroe (    ) , alcaldesa (    ),  enigma (     ),

concejal (     ), emperatriz  (    ),  alma (      ),  mano (     ), esquí (   ).

 

  1. Escribe el plural de los siguientes sustantivos: coche ____________; amistad __________, altar ____________, amiga _____________, jabalí_______________, llave ____________, café________________.

 

  1.  Escribe  3 ejemplos de cada: 3 sustantivos abstractos, 3 topónimos, 3 sustantivos concretos, 3 sustantivos colectivos, 3 sustantivos individuales y 3 sustantivos no contables:

 

 

  1.  Subraya los sustantivos de las siguientes oraciones.

a)      Sentía una enorme ansiedad.   b) El teléfono fue atendido por el recepcionista.

b)      Todo el mundo busca la felicidad. d) El cartero trajo una carta para ti. e) Actuó con gran cordura.

 

  1. Subraya todos los sustantivos que aparecen en el siguiente texto y después clasifícalos en masculinos o femeninos. Escoge cinco sustantivos y haz tres oraciones distintas.

 

 

  1. Subraya todos los sustantivos que aparecen en el siguiente texto y después clasifícalos en masculinos o femeninos. Escoge cinco sustantivos y haz tres oraciones distintas.

 

Aquella noche lo volvió a ver.

El río la despertó de un agitado sueño, y Jess se levantó, fue a la ventana y miró la parcela iluminada por la luna. Una forma se movía en la corriente. Jess se concentró y aguzó su mirada. Los rasgos se desdibujaban en la oscuridad pero había suficiente luz de luna para distinguir lo que necesitaba ver.

Era el chico de la cascada.

El chico del río.

Se echó de golpe a un lado de la ventana pero él no miró en su dirección. La atención del chico estaba concentrada en la corriente. Caminaba despacio, sólo llevaba puestos, ahora Jess lo veía con claridad, unos pantalones cortos y mantenía la cabeza bajada como si estuviera examinando el agua.

Siguió mirándolo, entre asombrada y asustada. ¿Quién era ese chico? ¿Qué estaba haciendo en el río en plena noche?

Entonces él lanzó una ojeada a la ventana. 

Jess se echó hacia atrás, fuera de su vista, y esperó unos momentos; luego, sin poder resistirlo, lanzó una ojeada al exterior, y vio cómo se marchaba, doblando, primero, la esquina de la casa y dejándose, después, llevar por la corriente.

 El chico del rio,  Tim  Bowler.

 

 Subraya todos los sustantivos que encuentres en este poema.

El gato se puede junto al fuego sentar,

a un árbol se puede subir,

o con un viejo corcho y un cordel puede jugar

para así divertirse (no lo hace por mí).

Yo a Binkie mi perro prefiero

pues se sabe comportar,

él es como fue el primer perro,

y yo como los que en cuevas solían morar.

 

Juega a que es Viernes el gato

hasta que desea su pata mojar

y en el alféizar se entretiene un rato

(A Robinsón tratando de encontrar):

Levanta la cola entonces, marrullero,

araña y no me entiende.

Pero Binkie juega a lo que quiero,

pues ser mi amigo pretende.

 

Al gato mi rodilla le gusta frotar

simulando que me ama tiernamente;

pero en cuanto me voy a acostar

se va al patio a jugar tranquilamente.

Allí queda hasta que amanece,

y sé que su amor es fingido,

pero Binkie a mis pies permanece,

porque es mi mejor amigo.

Los cuentos de así fue, Rudyard Kipling

Encuentra 15 sustantivos en este texto y después escribe con ellos 15 oraciones distintas.

Seetetelané

Había un hombre sumamente pobre llamado Seetetelane. Ni siquiera tenía una mujer. Se alimentaba de ratones del campo. La capa y el pantalón estaban hechos de pieles de ratones. Un día que salió a cazar ratones encuentra un huevo de avestruz y dice: <<Me comeré este huevo cuando el viento sople de aquella parte>>. Y lo escondió en el fondo de su choza.

Al día siguiente salió, según costumbre, a cazar ratones. De regreso se encontró con un pal recién cocido y yoala  recién preparado. Y así ocurrió varios días seguidos. Y se decía: <<Seetetelané, ¿es que realmente no tienes mujer? ¿quién, no siendo tu mjer, habría podido cocerte el pan y prepararte el yoala?>>

En fin, cierto día una mujer joven salió del huevo y le dijo:

-Seetetelané, incluso cuando estés borracho de yoala, no me llames nunca hija de un huevo de avestruz.

Desde el mismo momento aquella mujer fue la mujer de Seetetelané. Un día le dijo:

-¿Te gustaría tener gente a tu mnado?

Respondió él:

-Sí, me gustaría.

Entonces la mujer salió y empezó a golpear con un palo en el sitio donde echababan las cenizas. Al día siguiente, cuando se despertó, Seetetelané oyó gran ruido como de muchedumbre de gentes. Se había transformado en jefe y se adornaba con hermosas pieles de chacal. Las gentes acudieron a él muy solícitas, de todas partes le gritaban:

-¡Salud, jefe!¡Salud, jefe!

Todo el mundo le saludaba así con respeto. Hasta los perros se mezclaban en la manifestación. Dondequiera se oían balidos de animales; Seetetelané era jefe de una algdea inmensa. Ahora despreciaba los pellejos de ratón, se vestía únicamente con pieles de chacal y de noche dormía en buenas frazadas.

Un día, borracho de yoala hasta el punto de no poder menearse, gritó a su mujer.

-¡Hija de huevo de avestruz!

Su mujer le preguntó:

-¿Eres tú, Seetetelané, quien me llama hija de huevo de avestruz?

-Sí, yo te lo llamo; eres hijas de un huevo de avestruz.

De noche se acostó, bien abrigado, en las pieles de chacal y se durmió profundamente. A media noche se despertó y, palpando, advirtió que estaba acostado en el duro suelo y que se cubría con los antiguos pellejos de ratón, que apenas le llegaban a las rodillas; estaba terriblemente transido de frío. Advirtió también que su mujer no estaba y que toda la aldea había desaparecido. Entonces lo recordó todo y exclamó:

-¡Ay! ¿Qué va a ser de mí? ¿Por qué he dicho a mi mujer: eres hija de un huevo de avestruz?

Volvió a ser un hombre sumamente pobre, sin mujer ni hijo. Así envejeció, teniendo por único sustento la carne de los ratones del campo y vistiéndose con sus pieles, hasta que murio.

La memoria de los cuentos, Miguel Díez R. y Paz Díez Taboada

Ed. Espasa.

{
}
{
}

Comentarios Adaptación curricular, 1 ESO: el sustantivo

precioso pero la primera parte ante aquellos que en cultura no somos linces vamos un ole

Deja tu comentario Adaptación curricular, 1 ESO: el sustantivo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.