Avisar de contenido inadecuado

Actividades de lengua: ¡El más rápido!

{
}

 TAGS:undefined

Reportajes fotográficos con estilo-J.Frechina.ElRevesdelespejo-http://www.jfrechina.com/

 

Analiza morfológicamente las formas verbales subrayadas.

 

Explica las características estilísticas del lenguaje utilizado.

 

Esta vez quedamos en el Tropezón. Allí estábamos mi madre, la Luisa, mi abuelo, yo y el imbécil… y el casete, como siempre, en medio de la mesa. La mujer esa de la portada les dijo a mi madre y a la Luisa que si podían sentarse en otra mesa:

-Para que el niño no esté cohibido.

Y cuando estuvimos solos, frente a frente, la mujer me dijo que tenía que contar lo que nunca había contado de las interioridades de mi familia y mis conocidos. Me dijo que nuestras historias competían con los realitichous de la tela, con las películas de sexo y violencia, con la carnaza.

-Tienes que contarme los trapos sucios.

-Bueno, pero con una condición…

-¿Cuál? Cumpliré lo que sea – dijo la mujer en aquellos momentos de alta tensión ambiental.

-Que mi nombre vaya más grande que el tuyo en la portada, y que el tuyo vaya muy chico para que la gente crea que el libro lo he escrito yo. Eso o nada.

Ella se lo pensó durante cinco malditos minutos.

-Bueno, de acuerdo.

También le pedí que mi nombre fuera en letras luminosas que se encendieran y se apagaran, pero me dijo que eso era tecnológicamente imposible.

Entonces, tomé un trago de mi segundo whisky (bueno, mi segunda Coca-Cola) y empecé a contarle esos capítulos de mi historia que jamás habían salido más allá de los muros de Carabanchel (Alto) y que ahora tienes delante de los ojos. Mi abuelo me ha dicho, por consolarme:

-No te preocupes, Manolito, no conozco una familia que no tenga trapos sucios que ocultar.

La mujer esa fue con su casete y al cabo de un tiempo me ha mando este libro, que es el cuarto.

No sé si volverá porque cuando a las tres horas de estar gritando, se acercó a la barra para pagar la cuenta el señor Ezequiel le dijo:

-Once mil pesetas.

Y es que, sin que ella se diera cuenta, se fueron apuntando a la invitación mi padre, Bernabé, el abuelo de Yihad, Yihad, el Orejones, Melody Martínez, la Susana, el novio de la madre del Orejones, la madre de Ore, la Pofiria, la sita, Mostaza, la Melanie, Jessica la ex gorda, Paquito Medina  y la Boni (que se comió unas gambas). La mujer se quedó sin respiración y, sin decir ni adiós, salió del Tropezón.

-¿Se habrá enfadado?- le pregunté yo a mi madre.

-Si se enfada que se enfade, de alguna manera nos tenía que agradecer que se gana la vida gracias a nosotros.

Y los protagonistas de este terrible libro brindamos sin acordarnos ni un minuto más de ella.

{
}
{
}

Comentarios Actividades de lengua: ¡El más rápido!

Deja tu comentario Actividades de lengua: ¡El más rápido!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.