Avisar de contenido inadecuado

Actividades de lengua

{
}

  TAGS:undefined

fotografodebodaenValencia-J.Frechina.ElRevesdelEspejo.http://www.jfrechina.com/

 

El príncipe sapo

 

Era una hija de un rey que estaba jugando con una bola de oro, y al tirarla se le cayó a un pozo. Entonces empezó a llorar y se le apareció un sapo que le dijo:

-¿Por qué lloras niña?

Y ella le contestó:

-Porque se me ha caído una bola de oro al pozo. Si me la sacas, te llevaré conmigo y comerás todos los días en mi plato.

Se la sacó el sapo del pozo, y una vez que la tuvo fuera, ella la cogió y se echó a correr. Por más que el sapo la llamaba, ella no le hacia ni caso. Llegó la niña a palacio y la estaban esperando ya para comer.

Se pusieron a comer, cuando pasó una muchacha y dijo que en la puerta había un sapo que decía que tenía que pasar a comer con la niña. Entonces el rey dijo que pasara. Y al contar el sapo lo que había sucedido, le dijo el rey a la niña que lo que había ofrecido tenía que cumplirlo, y le mandó que comiera con ella. Pero a ella le daba mucho asco, y apenas comió aquel día.

Luego, después de comer, se fue a echar y el sapo dijo que él también tenía sueño. Entonces el rey dijo que se lo llevará con ella. Pero como le daba asco, lo dejó en la alfombra y ella se subió a la cama. Y el sapo no dejaba de decirle:

-Tengo sueño; tengo sueño. Súbeme contigo.

Entonces ella, ya harta de oírle, se bajó de la cama, lo cogió y le dio contra una pared. En ese momento se volvió un caballero muy elegante y esbelto, que le dijo:

-Yo era un príncipe encantado que me había encantado una hechicera, y dijo que me desencantaría una princesa dándome un golpe.

Entonces ella se fue corriendo a decírselo a su padre. Y como el príncipe era muy guapo, pues en seguida dispusieron que se casara con la princesa. Y ya se casaron y vivieron felices y comieron muchas perdices y yo me quedé con tres palmos de narices.

 

Almodóvar. A. R. (1984) Cuentos al amor de la lumbre, vol. 1. Ed. Anaya. Madrid.

 

1. Divide el cuento en partes teniendo en cuenta que en un cuento tenemos:

Marco (presentación de personajes, lugar y tiempo donde suceden los hechos del cuento)

Complicación (problema que surge y que desencadena los acontecimientos)

Acciones que realizan los personajes para solucionar los problemas

Resolución del problema

Conclusión

 

2. ¿Quién es el protagonista y el antagonista de este cuento?

3. Identifica los términos a que hacen referencia los pronombres subrayados en el siguiente fragmento del texto:

Se la sacó el sapo del pozo, y una vez que la tuvo fuera, ella la cogió y se echó a correr. Por más que el sapo la llamaba, ella no le hacia caso. Llegó la niña al palacio, y la estaban esperando para comer.

.

4. Cambia el título del cuento. Indica cuál de los tres títulos siguientes se ajusta al tema o significado final del cuento. Justifica tu elección.

 

 

La rana que quería ser una rana auténtica.

 

Había una vez una rana que quería ser una rana auténtica, y todos los días se esforzaba en ello.

Al principio se compró un espejo en el que se miraba largamente  buscando su ansiada autenticidad. Unas veces parecía encontrarla y otras no, según el humor de ese día o de la hora, hasta que se cansó de esto y guardó el espejo en un baúl.

Por fin, pensó que la única forma de conocer su propio valor estaba en la opinión de la gente y comenzó a peinarse, a vestirse y a desvertirse (cuando no le quedaba otro recurso) para saber si los demás la aprobaban y reconocían que era una rana auténtica.

Un día observó que lo que más admiraban de ella era un cuerpo, especialmente sus piernas, de manera que se dedicó a hacer sentadillas y a saltar para tener las ancas cada vez mejores y sentía que todos la aplaudían.

Y así seguía haciendo esfuerzos hasta que, dispuesta a cualquier cosa para lograr que la consideraran una rana autentica, se dejaba arrancar las ancas, y los otros se las comían y ella todavía alcanzaba a oír con amargura cuando decían que qué buena rana que parecía pollo.

 

Montorroso, A: La oveja negra y demás fábulas, Anagrama, Barcelona

 

Los indicadores temporales:

En una narración sencilla no sólo las formas verbales indican el orden de los acontecimientos, hay además otras formas lingüísticas que informan sobre cuánto tiempo transcurre entre un tiempo y otro, o el tiempo que dura la acción que se cuenta:

1 .Completa esta lista de indicadores temporales:

Antes,                          al principio              anteriormente              actualmente

Simultáneamente         pronto                     ahora                            después

Más tarde                     Entonces                 Finalmente                  En poco tiempo

Mientras tanto             posteriormente        En esta época               Tiempo después

En el pasado               Hasta ahora             

 

 2. Clasifica los identificadores de la lista anterior. Primero determina los criterios de la clasificación como marcadores de tiempo que indican anterioridad, marcadores que indican simultaneidad y los que indican posterioridad.

 

3. Identifica los marcadores de tiempo que aparecen en el texto La rana que quería ser una rana auténtica:

4. Escribe un texto con marcadores temporales siguiendo un esquema similar. Por ejemplo: “Hacia poco tiempo que a un señor se le habían caído las gafas al suelo...”

5. ¿Qué le ocurre a la rana que quiere ser auténtica? ¿Por qué es irónico el final? ¿Qué pretende el autor mostrándonos la ingenuidad de la rana y la crueldad de los hombres que comen sus ancas?

{
}
{
}

Deja tu comentario Actividades de lengua

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.